¿No encuentras algo? Búscalo aquí

Cargando...

martes, 10 de mayo de 2016

La frase del martes - 154


Hay que preocuparse cuando sucedan las cosas, porque vivir angustiada "por si acaso" no tiene ningún sentido.


- Antonio G. Iturbe (La bibliotecaria de de Auschwitz)

domingo, 8 de mayo de 2016

Romances de España Ramón Menéndez Pidal

El nombre de una calle de Granada consiguió traerme recuerdos de mi época en el colegio. Sólo era una palabra, pero ¡qué palabra! Para mucha gente no significará nada, seguramente ni repararán en ella, pero a mí me provocó unas ganas enormes de leer el romancero español de nuevo


Y es que cuando no te puedes sacar algo de la cabeza lo mejor es hacer todo lo que esté en  nuestra mano para poder hacerlo. Después de pasar un día con las palabras "Abenamar, Abenamar, moro de la morería" repitiéndose en mi cabeza como un mantra decidí que tenía que leerlo. Y, ¿por qué leer sólo uno si tenía un libro llenito de romances? Pues eso, rescaté el ejemplar que leí en el colegio y me puse manos a la obra.

Como ya me ocurriera cuando era pequeña, los que más he disfrutado han sido tres en los que las protagonistas son mujeres fuertes y valientes, capaces incluso de librar una guerra por proteger a otras personas de la batalla. Son de los tres de los que voy a hablar pero os recomiendo hacer un hueco también a los demás.

Romance de Gerineldo y la infanta

-Gerineldo, Gerineldo,
paje del rey más querido,
quién te tuviera esta noche
en mi jardín florecido.

Así empieza este romance en el que la infanta se enfrenta a su padre, el rey, para que le de a un paje por esposo. Una mujer valiente, para los tiempos que corrían, sin duda.

Romance de La doncella guerrera

-No maldigáis a mi madre,
que a la guerra me iré yo;
me daréis las vuestras armas,
vuestro caballo trotón.

En esta ocasión se trata de una mujer que marcha a la guerra en nombre de su padre. Se hace pasar por hombre pero eso no le impide sentir como mujer...

Romance de La condesita

Grandes guerras se publican
en la tierra y en el mar,
y al conde Flores le nombran
por capitán general.
Lloraba la condesita,
no se puede consolar;
acaban de ser casados
y se tienen que apartar.

Antes de la separación él le dice que si en unos años no vuelve que le de por muerto, pero ella no se rinde y años después sale en su busca.

Me ha gustado mucho volver a leer los romances y a disfrutar de las ilustraciones de Francisco Solé, que son en blanco y negro pero que en algunos casos me dediqué a darles algo de color. No quedó mal del todo...

martes, 3 de mayo de 2016

Un lugar sobre el arco iris Miguel de León

Cada vez soy más aficionada a leer relatos. Antes no me gustaban demasiado pero llevo un par de años leyéndolos de vez en cuando y los disfruto mucho. Además me sirven como desahogo cuando estoy con lecturas densas o cuando no me apetece leer una novela.
 
El libro que traigo hoy es un relato publicado solo, sin más relatos que lo acompañen en una recopilación. Tal vez suene fatal lo que voy a decir pero creo que es algo que juega en su contra ya que –al menos en mi caso– es difícil que pague el precio de un libro “sólo” para leer unas pocas páginas. 23 en este caso. Y la historia merece la pena, ¿eh? porque, vaya por delante, Un lugar sobre el arco iris es una buena historia y me ha gustado.

Un chico y una chica. Dos clases sociales. Una tarde para ser ellos mismos. Complicidad. Pasión. Todo tiene cabida en pocas horas.

La primera parte me ha encantado por la escena que describe y porque nos da una imagen de cómo es el lugar en el que se desarrollará toda la acción. También nos presenta a los dos protagonistas, que aparecen como parte de la escena. Después pasamos al momento chica conoce chico y al desarrollo de la historia, de la cual no voy a contar mucho porque entonces os contaría todo. Al final encontramos la moraleja, que es lo que me gusta a mí de este tipo de relatos.

Los protagonistas deciden encontrarse sin saber nada el uno del otro y comienzan una conversación como si fueran viejos conocidos, se muestran al otro tal como son y pasan juntos varias horas. Después la idea es no volver a verse. ¿Por qué? Y lo más importante, ¿se volverán a ver?

En resumen, Un lugar sobre el arco iris es una bonita historia sobre dos desconocidos que deciden regalarse una tarde juntos. Está bien contada y se lee muy fácil.

Me ha gustado.

He visto que está gratis en Amazon. Os dejo el enlace.

Y como hablamos de un lugar sobre el arco iris os voy a dejar la foto en la que inmediatamente pienso cada vez que alguien habla de arco iris. La hice en la plaza de Callao hace varios años pero me sigue gustando hoy, tanto o más que cuando la hice.



La frase del martes - 153



La vida en sí misma es el más maravilloso cuento de hadas.
Hans Christian Andersen

martes, 26 de abril de 2016

La frase del martes - 152



Las cosas no se dicen, se hacen, porque al hacerlas se dicen solas.

-Woody Allen

domingo, 24 de abril de 2016

La librería a la vuelta de la esquina Varios autores

Si hay un lugar en el que siempre me encuentro a gusto es en una librería. No me importa que sea una pequeña de barrio o una gigante con nombre de franquicia. Sí, sé que las primeras tienen mucho más de romántico y mucho más encanto que las segundas, pero consigo perderme igual en unas y en otras. Al fin y al cabo lo que importa es que ambas están llenas de libros.

Por lo general no me gusta ir acompañada, -no sé si aquí coincidís conmigo-, porque dedico mucho más tiempo a mirar libros que la mayoría de la gente que conozco y termino siempre con la sensación, -por no decir con la certeza-, de que se aburren.

Con esta pequeña introducción sobre las librerías podréis entender que me hiciera con un libro de relatos titulado La librería a la vuelta de la esquina escrito por varios autores, algunos de ellos conocidos con anterioridad por la blogosfera. Fue Mónica-Serendipia quien me dio a conocer el libro y no me lo pensé dos veces. Lo compré en digital, porque aún no estaba en papel, y tengo que decir que lo digital está muy bien en algunos casos pero, desde luego, no para los relatos. Hablando mal y rápido, es un coñazo cuando quieres buscar uno en concreto o recordar que fue aquello que tanto te gustó del cuarto relato. Vamos, que no descarto hacerme con un ejemplar en papel.

El libro está compuesto por once relatos de todos los gustos y colores escritos por diez autores. Así encontramos algunos de género negro como Un cadáver en la librería de Ana Bolox, La maleta de Alejandro Gamero, Nicte de Rebeca C. Garín o El sueño de Camelia de Desirée Ruiz; con tintes de humor como La típica librería de Belén Barroso; también encontramos algo que sólo los libros pueden darnos y son historias de fantasía como La Puerta de JAP Vidal, Satán en una pequeña librería de Aránzazu Mantilla o La desaparición del librero de la luna de Ana González Duque; y ¿cómo iba a faltar el amor, del tipo que sea, alrededor de un montón de libros? El té de los viernes en Moonlight Books de Mónica-Serendipia y El colmado de papel de Javi de Ríos se encargan de poner la nota sentimental de las librerías; por último, pero no por ello menos importante, tenemos Ítaca de Alejandro Gamero en el que nos habla de la amistad entre Sylvia, una librera, y James Joyce pero, sobre todo, del amor por los libros.

Es difícil hacer una reseña cuando hay tanta variedad de géneros y autores, pero fiaros de mí si os digo que merece la pena. Os guste el género que os guste seguro que los disfrutáis. Además, ¿quién sabe? igual descubrís que os gusta algún género al que os daba miedo acercaros.

sábado, 23 de abril de 2016

Lola Alejandra Lunik


No acostumbro a comprar libros ilustrados pero reconozco que me encanta leerlos cuando me cruzo con ellos. Son rápidos de leer, no requieren de una mente súper despierta (por lo general) para disfrutarlos, y sacan sonrisas con facilidad.

El último que ha tenido a bien cruzarse en mi camino  ha sido Lola de la ilustradora chilena Alejandra Lunik de la que ya conocía, por cierto, algunas ilustraciones sin saber que eran de ella. Me recuerda un poco al estilo de Agustina Guerrero, que me gusta bastante.

En Lola nos vamos a encontrar viñetas en tono de humor sobre lo que significa ser mujer y sobre las relaciones de pareja y tengo que decir que lo he disfrutado mucho. Hay tópicos sobre las mujeres, y también sobre las parejas, pero eso no quita para que nos divirtamos. Los tópicos mantienen situaciones simpáticas igualmente.

No creo que pueda decir mucho más sobre este libro de 117 páginas. Soy de las que piensan que una imagen vale más que mil palabras así que os dejo algunas de sus viñetas encontradas en su blog para que juzguéis vosotros mismos.

 
 




martes, 19 de abril de 2016

La frase del martes - 151



Viajar es una brutalidad. Te obliga a confiar en extraños y a perder de vista todo lo que te resulta familiar y confortable de tus amigos y tu casa. Estas todo el tiempo en desequilibrio. Nada es tuyo excepto lo más esencial: el aire, las horas de descanso, los sueños, el mar, el cielo; todas aquellas cosas que tienden hacia lo eterno o hacia lo que imaginamos como tal. 

-Casare Pavese.

lunes, 18 de abril de 2016

En abril, libros mil: La ladrona de libros

En el grupo Tarro Libros nos hemos vuelto a poner de acuerdo para recomendar libros. En esta ocasión debían ser sobre libros o librerías.


En mi caso lo tengo claro, y es que si hay un libro que siempre me viene a la cabeza cuando se habla de libros sobre libros ése es La ladrona de libros de Markus Zusak. En su día hice ya una extensísima reseña sobre el libro así que no repetiré todo de nuevo. Sólo decir que disfruté leyendo el libro muchísimo, me enternecí y me emocioné. Es un libro que volveré a leer seguro (lo compré en inglés también así que creo que será en este idioma la próxima vez) y que no me canso de recomendar a todo el mundo.

Si no conocéis a Liesel creo que deberíais llevárosla a casa y pasar un rato con ella.

He releído algunas partes para esta iniciativa y tengo que decir que me he vuelto a enganchar a la historia. He recuperado tres frases, todas ellas relacionadas con los libros, que espero que os gusten.

Las llamas anaranjadas saludaban a la multitud mientras el papel y las letras impresas se consumían en su interior. Palabras en llamas arrancadas de sus frases.

A su izquierda, las llamas y los libros calcinados, aclamados como si fueran héroes.

Las letras impresas en los lomos de los libros negros, rojos, grises, de cualquier color, eran de todos los tamaños y estilos imaginables. Era una de las cosas más bellas que Liesel Meminger había visto nunca.

Podréis ver todas las recomendaciones de la iniciativa En abril, libros mil el día 23 de abril, día del libro, en el blog de Carmen y amig@s.



viernes, 8 de abril de 2016

Mi maravillosa librería Petra Hartlieb

Abrir una librería es, posiblemente, el sueño de todo amante de los libros; sin embargo son muy pocos los valientes que se atreven a hacerlo realidad. Creo que hay que estar un poco loco (desde el cariño, Laura) para embarcarse en algo así en los tiempos que corren pero también es cierto que me dan mucha envidia estos locos.

En el libro que traigo hoy nos encontramos no un loco, sino dos, y de los de verdad. Y es que no solo deciden hacer una oferta por una librería, sino que la hacen en una ciudad que no es la suya. De hecho no está ni siquiera en el mismo país. El matrimonio vive en Hamburgo pero durante un viaje a Viena, de donde es él, se enamoran de una pequeña librería con vivienda en el piso superior y envían la oferta. A partir de ahí nos van contando cómo es el proceso de preparación, compras, reuniones, apertura y mantenimiento de una tienda de barrio. Trabajan muy duro para levantar el negocio y poco a poco van construyendo su pequeña familia librera. Contratan a otros amantes de los libros para trabajar con ellos y la tienda comienza a dar sus frutos.

La novela me ha resultado entretenida y muy inspiradora (te deja claro que querer es poder) pero no he empatizado mucho con la autora y tal vez eso ha hecho que no pase de ser una lectura amena para mí. Creo que fue por una decisión que la narradora toma al principio del libro lo que provocó esa sensación y ya no pude volver a acercarme a ella.

¿Lo recomiendo? Pues creo que sí, ¿por qué no? Es difícil que alguien que disfruta leyendo no lo haga con la creación de un nuevo espacio donde comprar libros, ¿no os parece? Como os decía no pasará a ser mi libro favorito pero sí cumple con su función de entretener.

Hemos comprado una librería. En Viena. Escribimos un email con unas cifras, ofreciendo una cantidad que no teníamos, y al cabo de unas semanas llegó la respuesta: acaba usted de comprar una librería.