¿No encuentras algo? Búscalo aquí

lunes, 18 de junio de 2018

Maldita Sarah - Idoia Amo y Eva M. Soler

Hace unos meses leí "El año que no dejó de llover" y me gustó mucho, por eso cuando vi que Maldita Sarah, que está escrito por las mismas autoras, estaba en oferta en Amazon no me lo pensé dos veces y lo compré también.  

En Maldita Sarah tenemos dos personajes principales, que son Liam y Summer, pero eso no quiere decir que no haya otros que también tienen su parte de protagonismo, como Natasha (hermana de Liam) o Elke (compañera de piso de Summer)
 
A Liam acaban de dejarle y, como entenderéis, no le ha sentado demasiado bien. Sobre todo porque su ex novia le ha puesto los cuernos con un tío buenorro que ha conocido en Australia, y que además se ha traído como souvenir. Liam es muy estirado y no demasiado amable, aunque tampoco es que quiera ir haciendo amigos allá donde va. Le da bastante igual todo excepto el trabajo, al que dedica más horas de las que debería. Su hermana Natasha, sin embargo, es todo lo contrario. Acaba de abrir una pastelería y es muy sociable.
 
Por otro lado tenemos a Summer, que es vecina de Liam, y que es un desastre en todo lo que hace. Los trabajos no le duran demasiado y siempre está haciendo encaje de bolillos para llegar a fin de mes. Vive con Elke, una chica muy radical, que personalmente no me ha gustado mucho. Me ha resultado muy pesada y que se metía demasiado en la vida de Summer.
 
Liam y Summer no se conocen, pero un pequeño golpe con el coche les obliga a presentarse. Por otro lado Sarah no deja de pasearse por el bufete de su padre del brazo del guapo australiano, mientras que Liam, que es abogado del mismo bufete, tiene que tragarse toda su rabia. Cuando le hablan de un baile benéfico al que tiene que ir decide hacer un trato con Summer: ella no tendrá que pagar la reparación del coche si le acompaña a la fiesta como pareja.
 
Os podéis imaginar que a partir de ese momento las cosas empezarán a liarse.
 
También Natasha sufrirá un montón de cambios en su vida. Por un lado está la tienda nueva, en la que ella trabaja de repostera, y por otro la presencia de un bombero que casualmente trabaja al lado de su pastelería y que se dejará caer cada vez más por allí. 
 
La lectura me duró poco entre las manos, y aunque es fácil adivinar el final, quieres saber cómo ocurrirá... o si en verdad ocurre. Le pongo dos peros al libro: uno es Elke, que no hacía falta que fuera tan radical y que ya he comentado que no me ha gustado demasiado; y otro es por culpa de las comparaciones (que ya sabéis que son odiosas), y es que, como tenía bastante fresca la lectura de su anterior libro fue inevitable hacer comparaciones entre ambas historias y los personajes. En Maldita Sarah he tenido la sensación de que los personajes no evolucionaban demasiado y al final me resultó un poco repetitiva la relación entre los dos protagonistas, mientras que en El año que no dejó de llover esto no me pasó. Aun así, incluyendo estos dos peros, la lectura me resultó ágil y entretenida, lo cual me lleva a querer seguir leyendo a estas dos autoras. Sus libros son perfectos para desconectar y pasar un rato agradable (y he de decir que muchas veces puede ser mucho más agradable si imitáis a los personajes de sus libros y os ponéis un rico chocolate caliente, un café o un dulce que acompañe la lectura...)
 
-Maldita Sarah y sus estupideces, ¿cuándo dejarás de hacerle caso?
 
Ah, y de Sarah no he hablado, pero con lo poco que he contado arriba os podéis hacer una idea de lo mala pécora que es, ¿no? Pues eso...
 
Por último decir que al final del libro vienen varias recetas de esas que te hacen cometer locuras y que tienen una pinta riquísima. ¡AVISO! No han incluido la versión light, aunque... ¿A quién le importa?

También me gustó:
 
http://narayani-eraseunavez.blogspot.com/2018/03/el-ano-que-no-dejo-de-llover-idoia-amo.html











 

jueves, 14 de junio de 2018

El viaje de Marcos - Óscar Hernández Campano

El año pasado, entre octubre y noviembre, hicieron la I Feria del Libro de Otoño en la Plaza Mayor de Madrid. Solo pude ir un día y no había mucha gente, aunque también tengo que decir que ese día hizo bastante frío. El caso es que paseando por la Plaza llegué a la caseta de la editorial egales y en ella estaba firmando sus libros, Óscar. El título que más llamó mi atención, y el que al final se vino a casa, fue el que traigo hoy al blog: El viaje de Marcos.

Nada más empezar el libro, Marcos aparece subido en un tren que le llevará tanto literal, como metafóricamente, a un pasado que tiene miedo de afrontar. Casi todo lo que leemos será sobre un verano, muchos años atrás, en el que Marcos se descubrió como realmente era. Descubrió el amor. Descubrió la amistad. Descubrió la pasión... Y todo eso le vuelve a la cabeza ahora que ha decidido volver, mientras está sentado en el tren viendo pasar estaciones.

Marcos y su hermano gemelo, Gus, van a pasar un verano al pueblo de su abuela. Estamos en 1970 y ellos son poco más que unos adolescentes. Hacen amigos nada más llegar y, junto a su prima Elena, pasan los días entre la piscina, los bares y la plaza del pueblo. Las cosas parecen ir bien, hasta que aparece en escena Álex, que entonces se ponen mucho mejor. Marcos no entiende bien qué le pasa, pero le encanta estar con Álex, necesita verle, pasar tiempo con él y poco a poco comienza a entender que lo que siente por él no es solo amistad.

Si os habéis fijado bien en el año, 1970, ya habréis atado cabos, y es que en esa época ser gay estaba prohibido y nadie quería saber nada del tema. Por eso, lo que podría haber sido una bonita historia de amor a secas, se convierte en una historia de amor dura, cruel e injusta que, reconozco, leí con el corazón encogido. Las últimas páginas las leí llorando a lágrima viva, (qué le vamos a hacer si me pilló en un momento sensible...) y me dejó una congoja en el cuerpo que me duró un par de días.
 
Es un libro que te va dejando pistas de lo que va a pasar, y aun así quieres saber más, no lo sueltas. Sólo le pongo un "pero" a esta historia, por algo absolutamente personal, y es que encuentro algunas partes un poco cursis, aunque entiendo que al personaje le pegan así que están justificadas.
 
No puedo dejar de comentar que la novela ganó el Premio Odisea en 2002 y, según pone en la contraportada, se convirtió en un referente para la comunidad LGTB. Yo no había oído hablar del libro antes y me pregunto si es porque está "encasillado" o simplemente porque yo no estuve pendiente... En cualquier caso, es un libro del que todo el mundo puede aprender algo. Yo sin duda lo recomiendo, eso sí, dejad cerca el paquete de pañuelos porque puede que se escape alguna lagrimita...
 

martes, 12 de junio de 2018

Feria del Libro de Madrid - Mis compras

La Feria es uno de esos acontecimientos de mi ciudad que nunca me pierdo. Puedo ir más o menos veces a lo largo de las tres semana, pero siempre voy. Este año he ido cuatro días y me he traído un botín muy suculento.
 
Os dejo foto de familia primero y luego os pongo un poco más de detalle (que sé que os gusta cotillear los títulos más de cerca, igual que a mí)
 
 
El primer día quedé con una amiga y fuimos a tiro hecho. Ella quería un libro y yo fui a hacer un encargo. De camino me llevé La librería ambulante a casa.
 
 
El siguiente día que fui, fue una semana después, y también fui con una amiga. Dimos una vuelta, bicheamos un poco a ver quién estaba firmando y compré un libro que me costó muchísimo encontrar. Tal vez habría desistido en mi empeño de ser otro día, pero es que la autora estaba allí y quería tener su firma, así que recorrimos no sé cuántas librerías hasta que dimos con él.
 
El libro: Nuestra casa en el árbol, de Lea Vélez. Tenía muchas ganas de tener este libro y será de los próximos en caer.
 
 
Una semana después volví, esta vez con mis sobrinos de cuatro y seis años, aunque tengo que reconocer que pasamos más rato en el parque jugando que en la Feria. ¡Ojalá cuando crezcan un poco les guste ir tanto como a mí! Compramos un libro para lectores de 10 años en adelante, así que aún nos queda un poquito.
 
El último día de la Feria también me pasé por allí. No suelo ir a la caza del autógrafo, pero esta vez Alejandro Palomas y Eloy Moreno firmaban en la misma caseta así que no me pude resistir. La cola que se formó allí fue la más larga que he hecho para una firma pero ya que estaba allí no quise marcharme. Al final me fui con tres libros firmados: dos de Alejandro (Un amor y El tiempo que nos une) y uno de Eloy (El regalo). Menos mal que estaba nubladillo y la temperatura era perfecta para esperar en la calle...
 
 
 
Por último he comprado dos libros ambientados en Japón que creo que me pueden gustar mucho: Ella en la otra orilla y La fórmula preferida del profesor. Este año me voy de vacaciones al país nipón y, al pedir recomendaciones en un grupo de Facebook, me hablaron de estos dos (entre otros muchos) Ya estoy con el primero de ellos.
 
 
Y esta ha sido mi Feria del Libro de este año. La he disfrutado mucho y, sobre todo, he conseguido varios libros que hacía tiempo que quería tener -y leer-, aunque me he quedado con ganas de ir algún día entre semana, que es mucho más tranquilo y relajado que en fin de semana, que es un verdadero caos.
 
Y, vosotros, ¿qué libros habéis traído de la Feria? ¿Habéis leído alguno de los míos?

viernes, 8 de junio de 2018

Mini reseñas - Relatos - "Un café para Navidad" y "Palabras mágicas para volver a creer en la Navidad"

Sí, ya lo sé, me he vuelto muy navideña de repente en pleno mes de junio, pero es que estoy haciendo la tanda de lectura de los relatos pendientes y han tocado dos de esta temática.
 
Igual que hice el otro día, voy a escribir dos mini reseñas en una sola entrada (más que nada para no dejar dos reseñas de línea y media cada una)
 
 
Un café para Navidad,  de J.M. Kyle. Conocemos a la dueña de una cafetería justo cuando tiene un flechazo con un cliente. Piensa que está casado por lo que no tiene ninguna esperanza de que ocurra nada con él, pero no puede evitar sentir lo que siente. Esta historia la hemos leído miles de veces ya pero, personalmente, si está bien contada no me importa que me la cuenten otras tantas. Yo he disfrutado la lectura. Es corta, pero entretenida.
 
Palabras mágicas para volver a creer en la Navidad, de Mariano Orzola. Reconozco que no sabía muy bien qué iba a encontrar en este libro porque hace muchísimo que lo compré, pero me ha sorprendido encontrar historias de carácter religioso. CONFESIÓN: de los veinticinco relatos que componen el libro he dejado varios sin leer y otros los he leído solo por encima. Hay historias bonitas, cierto, pero otras no solo no me han dicho nada sino que las he pasado por alto sin ningún remordimiento. Demasiada religión para mi gusto. Eso sí, si eres creyente creo que es un libro que puedes disfrutar mucho.

viernes, 1 de junio de 2018

Mini reseñas - Relatos - "Hueles a lluvia" y "La gran nevada"

No sé si ya os he contado que estoy tratando de leer los títulos que tengo esperando en el lector electrónico desde hace años, porque desde que tengo el kindle he comprado mucho y leído poco en digital. La idea surgió durante mis vacaciones en Canadá el año pasado una noche que no podía dormir y que me puse a investigar los libros que tenía pendientes de leer. Vi que eran demasiados. Cuando volví a Madrid hice la primera lista de cinco libros que quería leer y me propuse no leer en papel hasta que los leyera todos.
 
 
Hasta el momento he terminado tres tandas de cinco libros cada una, y ahora le ha tocado el turno a los relatos... He hecho una lista con doce y quiero leerlos todos antes de hacer la cuarta lista de novelas.
 
Y como los relatos se caracterizan por ser cortos, y no se puede contar mucho de ellos para no destriparlos, voy a hacer mini reseñas conjuntas. Hoy traigo dos: "Hueles a lluvia" y "La gran nevada".

- Hueles a lluvia, de Dona Ter: es una historia de amor que tiene lugar en la que dicen que es la ciudad del amor: París. Está bien contada y bien escrita y, además, nos deja con buen sabor de boca.

- La gran nevada, de Holden Centeno: es una historia muy bonita. También cuenta una historia de amor, esta vez en un pueblo de la sierra de Madrid. Lo primero que pensé al terminarlo fue que no pasaría nada si lo convirtieran en novela, y es que hay mucho potencial en las pocas páginas que componen este relato. Me parece muy recomendable.
 
Ambos libros están gratis en Amazon actualmente. Os dejo los enlaces:
 

lunes, 28 de mayo de 2018

Cicatriz Juan Gómez-Jurado

Llevaba tiempo queriendo leer este libro, aunque reconozco que me daba un poco de miedo por si no cumplía con las expectativas después de tanta buena crítica como había tenido. Y aquí he de puntualizar más aun, y es que sabía que todo el mundo hablaba maravillas de la historia, pero había conseguido llegar a ella sin saber demasiado de qué iba...  Así que me pasó como a casi todos los que han cogido el libro y nada más empezarlo me enganché.
 
Simon firma un contrato millonario -de esos que podrían llamarse injustos- con una empresa para vender un algoritmo en el que lleva mucho tiempo trabajando. Parece que las cosas van a empezar a mejorar para él una vez que tenga dinero porque está sin blanca, pero en verdad se siente solo porque no tiene con quién compartir su triunfo. Irina aparece entonces en acción, y no será por casualidad como os podéis imaginar. A partir de ese momento las cosas se complicarán para los dos.
 
Dentro de la novela hay dos historias paralelas: una la que ocurre en el presente, que es lo que os he avanzado un poco más arriba, y otra, solo de Irina, que transcurre en el pasado, más concretamente cuando era una niña y vivía en Rusia.
 
En esta novela se juntan amor, venganza, crímenes y tecnología de una manera que te lo crees todo. Algunas cosas incluso demasiado (hay una escena que me dejó muy marcada) Solo una parte del final no me convenció mucho, pero es algo que perfectamente es perdonable si estás metido en la historia y te dejas llevar por ella.
 
Disfruté mucho con esta lectura y con los personajes, que me gustaron mucho también, unas veces sospechas de ellos y otras veces te inspiran lástima, pero desde luego no dejan indiferentes nunca.  Además, puedes ir jugando a los detectives, pensando quién será el malo y quién el bueno.
 
Y poco más puedo -quiero- contar, porque yo llegué a Cicatriz sin saber mucho sobre la trama, y creo que fue un acierto. Si tenéis que enteraros de algo más... que no sea por mí.
 
Un disparo en el cuello. La sangre abandonaría el cerebro muy deprisa, anulando las facultades de raciocinio, dejando solo el miedo. Cuatro minutos. En cuatro minutos da tiempo a pasar mucho miedo.

viernes, 18 de mayo de 2018

Matar a Leonardo da Vinci Christian Gálvez

Hace unas semanas Christian Gálvez estuvo en mi trabajo... Y yo me enteré al día siguiente. ¿Se puede tener más mala suerte? Trabajo en un periódico, en el área de publicidad, y de vez en cuando me he encontrado con algún famoso por los pasillos, aunque hasta el día de hoy nunca he ido en busca de uno. En este caso sí me habría gustado bajar a saludar a Christian y comentar su Leonardo con él, que además acababa de terminar. La próxima vez espero estar más avispada...

Todo el mundo conoce a Leonardo da Vinci, pero creo que poca gente conoce realmente su historia; al menos yo debo reconocer mi ignorancia en lo que respecta a su persona y a parte de su obra. Empecé el libro con muchas ganas, pero tengo que reconocer que al poco de empezar se me hizo un poco cuesta arriba porque se describen torturas y eso es algo a lo que soy demasiado sensible. La curiosidad pudo conmigo, sin embargo, y seguí leyendo hasta que comencé a leer retazos del Leonardo que yo andaba buscando: el hombre inteligente y curioso que describen en películas y libros, el inventor, el pintor, el científico...

A lo largo de los años vemos cómo, allá donde va, Leonardo da Vinci, despierta envidias, celos e instintos asesinos en la gente que le rodea (no se andaban con chiquitas por aquel entonces), aunque por suerte también es capaz de generar sentimientos positivos en otras personas como la admiración, o la envidia de esa que llaman sana. Gana amigos y enemigos con la misma facilidad y pasa su vida viajando entre ciudades, buscando a unos y huyendo de los otros. Por supuesto también nos cuenta el autor la obra del de Vinci y el momento histórico al que perteneció: Sandro Botticelli, Miguel Ángel o Rafael son algunos de los pintores que aparecen en la novela y veremos pequeñas pinceladas de su obra y su vida.

-¿Alguna vez amasteis, Leonardo? -preguntó el escultor.
-Por supuesto -replicó el pintor.
-¿Hombre o mujer? -acotó Michelangelo.
-¿Qué más da? Solo os diré que su cadera medía treinta y dos besos.
 
El libro está muy bien documentado y cuenta perfectamente quién fue y qué hizo Leonardo da Vinci, pero para mi gusto le falta un poco de fluidez en la narración, ya que hubo momentos en los que tenía la sensación de estar leyendo un libro de historia en lugar de una novela. Sin embargo no tengo un mal recuerdo del libro, todo lo contrario, ya que me permitió conocer un poco más la vida y obra de este hombre tan peculiar.
 
Después de este libro Christian escribió "Rezar por Miguel Ángel", segunda parte de la colección "Crónicas del Renacimiento" que aún no tengo en mi poder, pero que seguramente lea en un futuro. Me da que Miguel Ángel también tuvo una vida interesante...  
 

miércoles, 9 de mayo de 2018

Galácticas 1. Misión amor Sabine Both y Gerlis Zillgens

Compré este libro y los dos que le siguen aprovechando una oferta en Carrefour. Busqué información en internet mientras tenía los libros en la mano y, como me gustó lo que leí, no me lo pensé mucho más.
 
Por lo que he podido averiguar, por el momento hay tres libros y cada uno tiene una misión diferente:
 
Galácticas 1. Misión amor
Galácticas 2. Misión luna
Galácticas 3. Misión manga
 
El que traigo hoy es Misión amor.
 
Anna y Nina son dos adolescentes que a priori no tienen nada en común: Nina es gótica, pasa de todo y de todos, y le da igual lo que piensen de ella; Anna es la chica dulce y aplicada que no hace nada mal y que siempre intenta agradar a los demás. Un día, durante una excursión al planetario algo ocurre que hace que ambas puedan oír los pensamientos de la gente cuando estos están relacionados con el amor. A partir de ese momento tendrán que trabajar conjuntamente para averiguar qué ha pasado y, sobre todo, cómo solucionarlo.
 
La historia está contada por ambas protagonistas en capítulos muy cortos titulados cada uno con el nombre de la que lo cuenta. Es una manera muy efectiva de contar la historia porque cambia cada poco tiempo de punto de vista y podemos conocer la opinión de ambas casi en el mismo momento.
 
¿Tendrá alguna vez Miss Perfecta la sensación de hacer algo mal? Seguro que no. Me apuesto lo que sea a que en su cabeza todo es tan rosa como en su armario.
 
Capítulo a capítulo vamos conociendo a Nina y a Anna y las historias que componen sus vidas, donde vemos que ni una es tan mala como la pintan, ni la otra tan perfecta como todo el mundo cree.
 
Es, obviamente, una novela juvenil enfocada a un público adolescente. Yo lo leí en un par de ratos y lo disfruté, pero entiendo que no es para todo el mundo. Para gente joven lo veo perfecto porque aborda temas que para ellos pueden ser importantes. Se habla de amistad, claro, pero también lo hacen de amor, de aceptación (propia y ajena), de responsabilidad e incluso de pérdidas. Muestra cómo un hecho concreto puede cambiar por completo a una persona y cómo un amigo puede ayudarte a superarlo.
 
En definitiva, una lectura entretenida dirigida sobre todo a gente a joven. Yo espero que en un futuro mis sobrinos quieran leerlo también. Por el momento lo dejaré guardado en la estantería y buscaré un rato para leer la siguiente misión en breve.

domingo, 29 de abril de 2018

El dragón de hielo - George R. R. Martin

La primera vez que leí este libro no debía estar muy centrada porque cuando fui a hacer la reseña no supe muy bien qué poner en ella. Recordaba algunas cosas, pero había otras que no, y por eso ahora, un año después, me he animado a releerlo para poder dedicar a la historia la atención que merece.  

Adara es una niña pequeña que vive con su padre y sus dos hermanos mayores en la granja de la familia. Su tío, un jinete de dragones del rey, les visita cada verano para contarles las novedades de la guerra y para llenar de regalos a los niños, pero, a pesar de ello, Adara prefiere el invierno porque es cuando viene el dragón de hielo a verla. Su relación comienza cuando ella solo tiene cinco años, y año a año se va fortaleciendo. Ambos pasan juntos la mayor parte de la estación helada, volando unas veces y en el hielo o la nieve otras. Y mientras Adara y el dragón se van uniendo, la relación de Adara y su padre se va enfriando.  

Se trata de un cuento no demasiado largo que va acompañado por unas ilustraciones en blanco y negro (¿o más bien diríamos gris?) que cuenta una bonita historia de amor y amistad. Personalmente no creo que sea para niños muy pequeños, a pesar de que lo vendan en la sección infantil, porque tiene algo de violencia, pero a partir de una edad prudente estoy segura de que los niños lo podrán disfrutar igual que los mayores.
 
A Adara le gustaba el invierno por encima de todas las cosas, pues cuando el mundo se enfriaba llegaba el dragón de hielo.

Este libro es la prueba de que George R. R. Martin puede contar una historia interesante en menos de 70 páginas. Las ilustraciones son de Verónica Casas, una ilustradora enamorada de los dragones, como menciona en su cuenta de Instagram.

martes, 24 de abril de 2018

La frase del martes - 121


El verbo leer, como el verbo amar y el verbo soñar, no soporta 'el modo imperativo'.

-Jorge Luis Borges