¿No encuentras algo? Búscalo aquí

martes, 27 de octubre de 2020

Creepy Pasta - Tomás Hijo

Ya he comentado un par de veces que durante el confinamiento encontré una librería que hacía envíos a domicilio que me gustó mucho. Pues bien, con el segundo pedido que hice me enviaron dos libros de regalo. Los dos eran de miedo, así que decidí dejarlos para leerlos cuando se acercara Halloween y eso es justo lo que he hecho. Por ahora solo he leído uno de ellos, Creepy Pasta, el otro, Fenómenos extraños, creo que lo dejaré para más adelante, que no soy yo mucho de historias de miedo y no quiero abusar. 

Lo primero que llama la atención de este libro es su portada, que ya de primeras da bastante yuyu. Si después eres de los que, como yo, hojea el libro, lo que llama la atención son las fotografías y dibujos que acompañan las historias del interior. El autor utiliza fragmentos de conversaciones de whatsapps, transcripciones de vídeos o cintas de cassette antiguos, e imágenes de cámaras de seguridad de mala calidad, pero suficientemente claras como para dejar un poso de incertidumbre y desasosiego, para dar más realismo a las historias que cuenta. 

Pero antes de seguir con la opinión, creo que lo mejor es empezar por el principio porque...

¿Qué son las Creepypasta? 

"Las Creepypastas son historias de terror que los usuarios comparten en diferentes redes en la web, con la intención de asustar o inquietar al lector.

Su nombre es una alteración del término Copy-paste (copiar y pegar) que alude a la forma en que estas historias viajan. Por eso es tan difícil comprender cómo o de dónde surge una nueva historia."

(Extraído de la BIOGUÍA)

Cuando era pequeña escuché alguna leyenda urbana que me quitó el sueño un par de días, pero en el fondo, muy en el fondo, sabía que esas cosas no podían ser verdad. Las creepypasta es lo mismo que yo escuchaba de pequeña, pero llevado a la era digital: archivos que reciben algunas personas volviéndolas locas al momento; personajes que aparecen en tu pantalla para obligarte a hacer algo que no quieres hacer; llamadas de teléfono desde un pueblo al que la policía es incapaz de llegar y que a día de hoy sigue desaparecido; muñecos con vida propia; personajes espeluznantes que se cuelan en videojuegos... Todo esto podemos encontrarlo dentro del libro que traigo hoy. Son historias muy cortas, algunas, incluso, parecen un poco tontas cuando las estás leyendo, pero cuando pasa el tiempo de repente te encuentras pensando en ellas y dejan de parecerte historias tontas y sin sentido porque han calado hondo. 

Hay muchas creepy pasta dando vueltas por internet y pueden ser bastante desagradables, sobre todo cuando caen en manos de personas inocentes como son los niños. Ojo, esto no es lo normal, pero puede pasar. Por ejemplo, hace unos meses se habló mucho de Momo, un bicho feísimo (que resultó ser una escultura) que obligaba a los niños a hacer cosas terribles. A día de hoy mis sobrinos siguen teniéndole miedo y no importa la cantidad de veces que les expliquemos que no es real. El miedo que les provoca es irracional para ellos. 

El terror psicológico no es lo que más me gusta, pero reconozco que el libro me ha gustado bastante. Decidí leerlo de día, por eso de que me daba yuyu, y la experiencia al final ha sido buena. Creepy Pasta me ha sacado de mi zona de confort, lo cual me parece algo positivo, y me ha dejado pensando si estas historias son de verdad o si son todo producto de la imaginación de alguna persona con la mente muy retorcida, lo que ya no me parece tan positivo. 

Si me pedís que os recomiende algún libro para Halloween creo que sin duda os recomendaría este. Eso sí, no lo dejéis cerca de los niños si no queréis que tengan pesadillas. Yo lo voy a poner en los estantes superiores de mi librería para que mis sobrinos no lo encuentren... 



domingo, 25 de octubre de 2020

¡¡Ayer cumplimos 12 años!!

Y digo cumplimos en plural porque tanto vosotros que leéis, como yo que escribo, somos los que hacemos crecer este blog día a día. Juntos. Tal vez suene a tópico, pero el blog es tan vuestro como mío y así me gustaría que lo sintierais. 

Una de las muchas cosas buenas que tiene el blog es que me ha hecho crecer como lectora. Antes de tenerlo disfrutaba mucho de la lectura, eso no ha cambiado, pero compartir opiniones con vosotros me ha hecho ver algunas cosas de otra manera. He dado oportunidades a libros que, literalmente, jamás pensé que se la daría y he conocido autores que pensé que nunca me interesarían. Todos maduramos, como personas, como profesionales y también como lectores. Y una parte de esa madurez ha tenido lugar gracias a vosotros que estáis al otro lado de la pantalla. 

No puedo hacer otra cosa que daros las gracias por estar ahí y por hacernos crecer al blog y a mí. 

¡FELIZ CUMPLEBLOG A TODOS! 



sábado, 17 de octubre de 2020

8 citas y tú - Mar Vaquerizo

Lo primero que me gustó de esta novela fue su portada y, después de leerla, además, me he dado cuenta de que es perfecta para la historia y eso siempre me gusta. Hay novelas que tienen portadas que no tienen nada que ver con lo que encontramos dentro y eso me confunde y me enfada. Manías que tiene una. 

Estela tiene un piso en Madrid, herencia de su abuelo. Es fotógrafa y hace muñecas de novia por encargo, pero a pesar de sus dos trabajos le cuesta llegar a fin de mes, así que decide alquilar su estudio para poder sacarse un dinero extra. Ya que su estudio está dentro de su casa, prefiere alquilárselo a una chica, pero cuando Andrea, un chico con nombre unisex, aparece en su puerta no es capaz de decirle que no y, no solo termina alquilándole el estudio, sino que además le deja que se instale allí hasta que encuentre un sitio en el que vivir ya que es de fuera y acaba de llegar a la ciudad. Por supuesto Andrea está como un queso y la atracción entre ellos es notable desde el primer momento, pero Estela no quiere mezclarse en temas de amores con él porque si sale mal se marchará y dejará de cobrar el alquiler del estudio. 

Por otra parte, Mamen y Leti (las mejores amigas de Estela) quieren conocer a su media naranja, por lo que deciden bajarse una aplicación de citas para buscar a sus príncipes azules y arrastran a Estela con ellas. Buscan chicos y salen las tres juntas con sus "match", es decir, hacen citas triples por si alguna no está cómoda que tenga vía de escape. No me parece mala técnica, tengo que decir. Las tres suben a la azotea del edificio de Estela para buscar sus citas, tomarse una copa de vino y reírse de la vida. Allí tienen todo acondicionado para pasar un rato entretenido de la manera más cómoda posible y con las mejores vistas, ya que tienen Madrid a sus pies. 

Estela pasa sus días trabajando y sus ratos libres los pasa con sus amigas y con Andrea, que se ha convertido en alguien importante para ella. Sigue habiendo atracción y tienen algún que otro escarceo, pero ella sigue queriendo separar el alquiler y el amor. 

Andrea tiene su casa en Guadalajara, donde su madre y sus abuelos trabajan en la fábrica de aceite de la familia, pero prefiere vivir en la gran ciudad y ganarse el sueldo con lo que a él le gusta: la fotografía. Además, ahora que ha conocido a Estela no la quiere dejar escapar.

Él acercó el objetivo y fotografió el rostro con ese gesto que la hacía más bella aún. Con rapidez alejó el objetivo y disparó otra instantánea de su elegancia, después otra tapándose la cara con una mano al darse cuenta de que la enfocaba a ella y, por último, dándose la vuelta para continuar trabajando.
Miró cómo habían quedado.
-¿Me vas a romper el corazón, Estela? -preguntó a la pantalla en un susurro. 

Es una novela que se lee rápido y que entretiene mucho. Deja patente lo importante que es la amistad para pasar los malos y los buenos momentos y también que es importante seguir la máxima "Carpe diem". 

La historia de Estela y Andrea me ha gustado mucho, pero tengo dos peros: el primero es que ha habido una parte en la que tomaban una decisión que no he entendido demasiado y que me hizo salir un poco de la historia, aunque reconozco que al final he visto que era necesaria para su historia y ya no la veo como algo "tan grave"; el segundo pero es por la corrección ortotipográfica. No sé si soy yo muy pejiguera, pero he encontrado algunos fallos que son fácilmente corregibles. Y no hablo de faltas de ortografías como tal, sino fallos como poner "casa" en lugar de "cada" o cosas por el estilo. Que sí, que son tonterías, pero que a mí me sacan de la lectura. 

En resumen, he disfrutado de 8 citas y tú. Es lo primero que leo de Mar Vaquerizo y no será lo último porque he pasado un buen rato conociendo a sus personajes. Me ha gustado su manera de escribir con frases cortas y concisas y con mucho diálogo. 


martes, 13 de octubre de 2020

Balada de pájaros cantores y serpientes - Suzanne Collins


Si habéis leído Los Juegos del Hambre sin duda tenéis que leer este libro. Yo, al menos, me moría por volver a Panem. 

En la trilogía fuimos testigos de los septuagésimo quintos Juegos del Hambre, unos juegos en los que los 12 distritos que componen Panem están obligados a asistir sacrificando cada año a un niño y a una niña que, literalmente, van a ir a luchar a muerte para ganar. Katniss Everdeen, la protagonista de los tres primeros libros pertenece al distrito 12 y, no con intención aunque sí con contundencia, amenaza al Capitolio y al presidente Snow al presentarse voluntaria para ir a los Juegos en el lugar de su hermana pequeña. 

Balada de pájaros cantores y serpientes nos transporta a los décimos Juegos del Hambre, es decir 64 años antes del primer libro de la trilogía, donde un joven Coriolanus Snow tiene que hacer de mentor en los Juegos. Más concretamente, de la tributo del distrito 12, una chica con un vestido de volantes con colores descoloridos y muchas ganas de cantar que responde al nombre de Lucy Gray. Su trabajo es tratar de mantenerla con vida una vez que ella esté luchando en la arena, lo que no será tarea fácil porque hay otros 23 participantes "jugando".

Para Coriolanus es una humillación que le hayan asignado la chica del último distrito, pero en lugar de dejar que la gente le vea afectado o humillado, trata de sacar partido de su situación acercándose todo lo posible a Lucy Gray y creando una estrategia con ella. O... tal vez la estrategia sea que le vean preocuparse por ella cuando antes nunca nadie ha mostrado interés por los tributos de los Juegos. El caso es que la familia de Coriolanus perdió todo en la guerra y ahora sobreviven como pueden, por eso, si consigue hacer de Lucy Gray la ganadora de los Juegos, podría recuperar el respeto para su familia.

Con lo que no contaba Coriolanus cuando empezó a visitar a Lucy Gray era con simpatizar con ella y,  cuando se quiere dar cuenta, ya ha trabado algo parecido a una amistad con la tributo del distrito 12. Es más, se siente atraído por ella. Una vez que la conoce es capaz de ver más allá del andrajoso vestido que lleva puesto y se encuentra con una niña asustada, pero fuerte y valiente a la vez. Una persona con la que le gustaría pasar todo el tiempo del mundo. 

Tigris (la prima de Snow), y Sejanus, otro de los mentores, le ayudan como pueden a mantener fuerte a Lucy antes de los Juegos, pero aún así no lo tendrá fácil. Por un lado dentro del Capitolio hay gente muy loca capaz de hacer muchas cosas para mantener la libertad a la que ha llegado el Capitolio después de la guerra, y por otro lado, están los otros tributos que, obviamente, también quieren ganar. 

Gran parte del libro estuve preguntándome qué tuvo que pasar para que Coriolanus Snow se convirtiera en el presidente Snow; un presidente que continuó con la tradición de los Juegos a pesar de lo injustos que le parecían a él cuando fue mentor. Por supuesto, tendréis que leer el libro para saberlo, pero estoy segura de que también os lo preguntaréis. Por su parte Lucy Gray se gana el cariño del lector desde el principio. Es una chica despierta que está asustada aunque no lo quiera reconocer y aunque la conocemos bastante antes de entrar a los Juegos, una vez en la arena es un misterio. 

-Es un misterio, cariño. Como yo -respondió Lucy Gray-. Por eso es mi canción. 

La música es muy importante en este libro también y nos reencontramos con alguna canción que ya leímos en la trilogía (y vimos en la película). 

Teniendo en cuenta cómo eran los primeros Juegos del Hambre, vemos cómo fueron evolucionando (si es que se puede usar esta palabra en un espectáculo tan lamentable) hasta convertirlo en el espectáculo que vimos en el primer libro. Cambian muchas cosas en los Juegos excepto una: la barbarie que obligan a cometer y a sufrir a los tributos. 

Este libro nos enseña lo crueles que son las guerras tanto para los vencedores como para los vencidos, y nos muestra lo miserable que puede llegar a ser el ser humano. Sin duda es una lectura que recomiendo si has leído Los Juegos del Hambre. Si no lo has hecho todavía, entonces te recomiendo que leas la trilogía y luego la Balada de pájaros cantores y serpientes. Hay una buena historia detrás.  

Siento que no he contado casi nada de la historia, pero creo que es mejor así. Yo también preferí no saber demasiado antes de leerlo y no me arrepentí. 

Si queréis ver las reseñas que hice de los otros libros, podéis verlas haciendo clic en la imagen correspondiente:

            


miércoles, 7 de octubre de 2020

El último verano en la isla Johan Theorin

Hace muchos años Random House me envió los dos primeros tomos de esta tetralogía. Me hizo mucha ilusión (fue mi primera colaboración), pero me hizo mucha más cuando me mandaron el tercero sin avisar. Leí los libros, los reseñé y me enganché a ellos, pero al ir a buscar el cuarto y último libro me di cuenta de que había cambiado de sello editorial. El cuarteto de Öland salió al completo en ROJA & NEGRA, pero no terminaron de sacarla en la edición que tenía en casa, y yo, que soy de enfadarme por tonterías, decidí que no terminaría de leer la colección porque habían cambiado el lomo y el tamaño del libro. 

Así queda la colección junta. =(

Este año todo ha sido muy diferente y hemos tenido mucho tiempo para pensar, recapacitar y... ordenar estanterías. Y fue justo cuando ordené la mía, que pensé que igual era momento de dejar pasar ciertos enfados (algún día os contaré el de Juego de Tronos) y avanzar. Vi dos colecciones que tenía a medias y decidí buscar una librería que enviara a domicilio para ayudar al comercio. Nosotros no podíamos salir, pero ellos sí podían trabajar, así que decidí comprar este último libro online, aunque fuera un poco más "bajito" que sus hermanos de tetralogía.

El verano está empezando en Öland y los visitantes comienzan a llegar a la isla para pasar esos dos meses de buen tiempo: unos, como Gerlof, el personaje principal que aparece en todas las novelas, porque tienen casa allí; otros por dinero, como es el caso de Lisa que va a trabajar en un resort de lujo como DJ;  Jonas, que es un adolescente, vuelve para pasar las vacaciones en un resort propiedad de su familia; y el Retornado vuelve buscando venganza. De primeras parece que los personajes no tienen nada en común, pero poco a poco vamos a ir viendo que eso no es así. Las historias se empiezan a entremezclar y a complicar según vamos pasando páginas y al final no querremos soltar el libro.

Los capítulos son bastante cortos y se van alternando entre los que están en el presente y los que están en el pasado. Los del presente llevan el nombre de alguno de los personajes y cuentan lo que les va pasando; los del pasado están perfectamente identificados con las fechas en las que ocurrió y cuentan la vida de Aron, un chico que tuvo que emigrar al nuevo mundo para no morir de hambre en Suecia. Ambas historias me han gustado por igual, aunque si tuviera que quedarme con una probablemente sería la del pasado.

No sabría decir si este libro es el que más me ha gustado de los cuatro porque hace mucho que leí los otros, pero lo que sí tengo claro es que me ha gustado mucho. De los otros libros no recordaba demasiado más allá de Gerlof Davidsson y su afán por investigar por su cuenta. Las historias de cada uno de los libros son independientes entre sí y lo único que tienen en común es este personaje y la isla de Öland. Cada uno de los libros tiene lugar en una estación del año diferente empezando con el otoño y terminando al final del verano... 

Como Verano Azul. 

---------------------------------------------------------------------------------------

---------------------------

Os dejo las reseñas de los otros tres libros. Como veis las portadas sí han seguido todas la misma línea. 


   

domingo, 4 de octubre de 2020

Érase una vez... septiembre

Pues nada, que otro mes se ha escapado del calendario. Pasé la mitad de septiembre de vacaciones, lo que significa que no tuve demasiado tiempo para leer. Sí, lo sé, suena un poco contradictorio, pero es que nos pasamos el día de un lado a otro y así no hay manera de encontrar un rato para leer. Cuando más tiempo libre tenemos es cuando menos ratos libres encontramos. 

En total han sido cuatro los libros leídos y todos me han gustado.

El último verano en la isla de Johan Theorin. Es el cuarto y último libro de una tetralogía que empecé a leer hace muchos años llamada El cuarteto de Öland. El protagonista de los cuatro libros es un anciano, retirado hace muchos años, que se dedica a investigar los crímenes que se comenten en Öland, cada uno de ellos en una estación del año diferente. En esta ocasión toca el verano. Me gustó mucho cómo cierra la historia el autor. 



Tierra de Eloy Moreno. Siempre leo los libros de Eloy y es algo que por ahora no pretendo cambiar. Es cierto que sus libros tocan temas de actualidad y, por así decir, va un poco a lo fácil para tocar la fibra sensible, pero también suele ser original en las tramas así que te hace reflexionar y te entretiene. Con Tierra hace un poco esto también, pero funciona. Me gustó mucho. RESEÑA.




En un rincón del cielo nocturno de Nojico Hayakawa. Es el tercer manga que leo este año con esta temática (amor entre dos chicos), pero me siguen pareciendo muy entrañables. En esta ocasión son dos hombres jóvenes que se reencuentran después de más de diez años y afloran sentimientos que en el pasado prefirieron ignorar. 




Memorias de Idhún. El cómic. De Laura Gallego. En este primer tomo encontramos la introducción a Idhún y su mundo. Conocemos a los personajes tanto de un lado como del otro. Las ilustraciones están geniales y, según he leído (todavía no he leído la trilogía), es bastante fiel a los libros. Seguiré con esta historia seguro porque me he quedado con ganas de más. RESEÑA.



Además, estoy casi terminando Balada de pájaros cantores y serpientes de Suzanne Collins. Estoy disfrutando mucho del regreso a Panem. Y también sufriendo mucho. 

Por último, en septiembre publiqué dos reseñas que tenía pendientes: 

La huella de un beso.

La abadía de Northanger 

¿Qué tal ha ido vuestro mes? ¡Contadme! 

martes, 29 de septiembre de 2020

Memorias de Idhún. La resistencia. Cómic. Laura Gallego

La trilogía "Memorias de Idhún" es una de las pocas a las que le tengo ganas desde hace años. No es que no lea sagas y trilogías, pero lo cierto es que me da cierta pereza empezarlas y me lo pienso mucho antes de lanzarme a por ellas. Hace unas semanas se me presentó la oportunidad de adentrarme en el mundo de Idhún a través del cómic y me pareció una buena manera de conocerlo, así que hoy os traigo unas pequeñas pinceladas de lo que podéis encontrar en este primer tomo.

Jack es un chico que cree que es normal hasta que un asesino aparece en su casa para matarle a él y a sus padres. Por desgracia sus padres mueren antes de que pueda remediarlo, pero él sobrevive gracias a que dos desconocidos aparecen de la nada para ayudarle. Una vez a salvo Jack se entera de que la persona que ha entrado en su casa se llama Kirtash y que intenta matar (con bastante éxito) a todos los seres mágicos relacionados con Idhún. Jack ignoraba que sus padres tuvieran un pasado en otro lugar fuera de la Tierra, pero sí sospechaba que él pudiera tener ciertos poderes relacionados con el fuego. A partir de ese momento entrará a formar parte de la resistencia de Limbhad ("la casa en la frontera" entre la Tierra e Idhún) y empezará su formación en lucha y, más adelante puede que también, en magia. 

En este primer tomo no aparecen demasiados personajes, pero los que aparecen son debidamente presentados. Sabemos quién es quién en la historia, qué hacen y a qué bando pertenecen. También nos iremos familiarizando con las leyendas de Idhún y las historias de Limbhad.

Las ilustraciones me han gustado mucho y que sea todo el cómic a color para mí es un punto a tener en cuenta (será que últimamente he leído algunos mangas y estos son casi siempre en blanco y negro, pero el caso es que me llamó mucho la atención). Hay bastante texto en las viñetas lo que lo convierte en una lectura más pausada, al menos para mí. Es verdad que no han sido demasiadas páginas, pero las he disfrutado mucho, con calma y saboreando las ilustraciones. Me ha encantado ver el metro y la ciudad de Madrid dibujadas en el cómic, por ejemplo, donde me detuve un buen rato buscando las diferencias con los de verdad. 

Memorias de Idhún como novela está compuesta por tres libros: La Resistencia, Tríada y Panteón. En cuanto al cómic son catorce de momento, pero me consta que queda, al menos, un tomo más. Se divide también en tres, pero es imposible contar todo lo que cuentan las novelas en un solo cómic así que encontramos cuatro tomos de La Resistencia, seis de Tríada y por ahora cuatro de Panteón. 

En resumen, ha sido un primer acercamiento a Idhún y a su mundo que he disfrutado mucho y que me ha dejado con ganas de saber más porque se queda en un punto muy interesante. Laura Gallego me conquistó hace muchos años con La emperatriz de los Etéreos y creo que me va a terminar de enganchar con esta trilogía. 

¿Verdad que queda bonita Madrid en el dibujo? =)

*Gracias a la editorial por el ejemplar. Hacía mucho que no colaboraba con editoriales y me ha hecho ilusión empezar con este libro. 

jueves, 24 de septiembre de 2020

Tierra - Eloy Moreno

Hay algunos escritores a los que conozco desde hace tiempo de los que no me planteo si me va a gustar o no su nuevo libro. Directamente lo compro y, si puedo, voy a la presentación. 

Eloy Moreno es uno de esos autores. 

Hace unos meses sacó a la venta Tierra, pero lo fui dejando y hasta hace unos días no me puse con él. Ya sabéis que los libros son los que nos dicen cuándo tienen que ser leídos y yo ya llevaba tiempo viéndolo en la estantería levantando la mano con timidez pidiendo su turno. 

El problema de buscar la verdad es encontrarla y no saber qué hacer con ella. 

Una de las particularidades que tienen las presentaciones de Eloy es que no cuenta nada de sus novelas, ya sea para mantener la intriga o para animar a la gente a que la compre y descubra qué hay detrás de las cubiertas, pero el caso es que funciona y a mí me gusta porque muchas veces tenemos tantos detalles de la trama de un libro que nada de lo que encontremos dentro nos sorprende. Prefiero ir a ciegas. En la presentación de este libro nos habló mucho de Islandia, que es donde se desarrolla parte de la historia (aunque tengo que decir que menos de lo que esperaba) y nos contó el principio: un niño y una niña entran en una cabaña en el bosque con su padre. Cada uno de ellos lleva una llave colgada del cuello. El hombre sale y los niños se quedan dentro. Y se oye un grito. Y ya. Eso es todo lo que contó en Madrid y todo lo que yo sabía del libro. 

En Tierra nos volvemos a encontrar una historia con una fuerte crítica social detrás. Nos muestra lo mejor y lo peor del ser humano y de la sociedad. Se habla del poder que tienen la televisión y, sobre todo, las redes sociales y de cómo nos dejamos arrastrar por ellas. También es un grito de socorro para ayudar al medio ambiente. Y de dinero. También se habla de todo lo que puede comprar el dinero. En definitiva, temas de actualidad, temas incómodos, que nos harán reflexionar (espero) a todos.

Me ha gustado mucho y, aunque no se ha convertido en mi favorita del autor (ese puesto le corresponde a Invisible) sí que se queda en los puestos superiores. Como siempre en sus libros los capítulos son cortos y te dejan con ganas de saber más, así que, a pesar de sus 500 páginas, es una lectura muy rápida. 

Para terminar tengo que decir que estoy enamorada de la portada desde el mismo momento en que la vi. Me parece preciosa. Llamativa por su sencillez.

Os dejo otros libros reseñados del autor, por si queréis cotillear:

       


martes, 22 de septiembre de 2020

La abadía de Northanger - Jane Austen

Esta era una de las dos novelas que me faltaban por leer de Jane Austen y me decidí a leerla gracias a la colección que RBA ha sacado de clásicos. Una vez que lea Mansfield Park solo me quedará releer las obras de la autora y sus cartas, que también tengo en casa esperando. 

Nadie que hubiera visto a Catherine Morland en su infancia habría podido imaginar nunca que estaba llamada a ser una heroína. 

Así empieza La abadía de Northanger y tengo que decir que estas palabras me dejaron tan intrigada que colé esta lectura por delante de otras que tenía pendiente desde hacía más tiempo. 

Catherine Morland hace un viaje a Bath con los Allen, unos amigos de la familia. Al principio se siente sola y fuera de lugar, pero al poco conoce al señor Tilney en un baile y se ilusiona con la idea de volver a verle pronto. Pasarán días hasta que eso ocurra, pero en ese impasse aparece Isabella Thorpe que se convierte, de un momento a otro, en su mejor amiga. Esta última está enamorada de James, el hermano de Catherine, mientras que el hermano de Isabella intenta conquistar a la propia Catherine, aunque esta tiene ya las ideas bastante claras. Cuando aparece el señor Tilney, lo hace con su hermana, la cual hace buenas migas con nuestra protagonista. 

Como imaginaréis el lío está asegurado con esta situación. Seremos testigos de la evolución de los posibles romances y amistades, y aunque se ve que Catherine tiene las ideas muy claras, también es cierto que es un poco simple y se deja llevar más de una vez por el mal camino. Más o menos a mitad del libro es cuando aparece la Abadía de Northanger, a donde va a pasar un tiempo con el señor y la señorita Tilney, y donde la imaginación de Catherine se disparará. El ambiente lúgubre de la abadía le recordará a Catherine su novela favorita y la hará pensar en todo tipo de misterios. 

Tal vez no sea La abadía de Northanger la mejor obra de Austen, pero es una novela entretenida y llena de enredos que nos hará pasar un buen rato. Me gustó la manera de narrar de la autora, dirigiéndose directamente al lector en algunas ocasiones explicando los motivos que le llevaba a contar la historia de una manera determinada. Como siempre, la trama incluye una crítica social muy grande donde las mujeres eran completa y absolutamente dependientes de los hombres, ya fuera un padre, un hermano o un marido. Por supuesto, el dinero que poseen es lo que las hace más o menos atractivas a ojos de los pretendientes, al igual que también hacía más interesantes a los hombres a los ojos de las mujeres. 

Esta novela me acompañó durante mis vacaciones en Asturias, pero no pude avanzar demasiado con ella porque siempre estábamos haciendo cosas así que tuve que esperar a llegar a casa para terminarla. La edición que tengo yo es la de RBA, que tengo que decir que me resulta muy cómoda de leer. Además tiene una portada preciosa, que no es lo más importante, pero sí un plus. 

Os dejo las reseñas que tengo de otras novelas de Austen, por si queréis cotillear. Como os decía al principio de la reseña he leído todas menos Mansfield Park.

             


                       





lunes, 7 de septiembre de 2020

La huella de un beso - Daniel Glattauer

Tenía este libro en casa desde hacía muchísimos años. Lo compré con ganas, pero después, a la hora de leerlo, siempre me daba pereza por unas cosas o por otras; el mes pasado, por fin, lo vi haciéndome ojitos desde la estantería y supe que era su turno, así que lo cogí sin pensarlo demasiado y sin releer la sinopsis, y me lo llevé a pasar la mañana a la piscina. 

El comienzo fue muy bueno, tal vez me pilló en el día tonto, pero hubo cosas que me hicieron mucha gracia. 

Max es un chico de 34 años que tiene fobia a los besos y que, por ese motivo, tiene una vida amorosa más bien nula. Las Navidades están a la vuelta de la esquina y ha decidido ir a Las Maldivas para no tener que enfrentarse a la soledad y al frío. Se compró un perro, Kurt, para poder escribir una columna sobre él en el periódico, no porque realmente quisiera una mascota, y ahora que se va de vacaciones tiene que buscar a alguien que se quede con él esos días. 

Katrin está a punto de cumplir 30 años y lo último que quiere es ir a pasar las Navidades a casa de sus padres para que le recuerden que sigue soltera, así que decide responder a un anuncio que ve en el periódico en el que alguien busca a una persona que cuide de su perro durante las vacaciones. Ya que sus padres odian a los perros, le parece la mejor solución.

A partir de ese momento surgen varios encuentros entre Max, Kurt y Katrin para que puedan conocerse antes del viaje de Max y, por supuesto, se van sucediendo los malentendidos. Por el perro no hay problema porque es muy tranquilo y roza la inactividad, pero tanto su dueño como la que será su cuidadora son todo lo contrario y no encuentran ni un momento de sosiego desde el primer encuentro que tienen. Parece que se gustan, supongo que eso ya lo imaginabais todos, pero tenemos el problema de Max con  los besos, lo cual no parece tener fácil solución. 

Recuerdo que leí una vez una reseña que decía que había una escena muy desagradable de un beso en este libro, y sí, en verdad la hay, pero tampoco es como para dejar de leer el libro por eso, ¿eh?. Creo recordar que yo decidí posponer esta lectura cuando leí ese comentario, pero no era para tanto. 

Ahora, con 34 años, Max ya sabía que el amor sin besos no funcionaba. Por consiguiente, sabía que el amor en él no podría funcionar nunca.

Como decía al principio, la lectura empezó muy bien, me sacó varias sonrisas y me hizo reír un par de veces por alguna situación absurda que se da, pero no quiero que lo toméis como un "Te mueres de risa con este libro", sobre todo porque yo, cuando leo algo así, descarto el libro casi de inmediato. Tal vez no debería, pero el tema del humor me lo tomo muy en serio, y  nada me parece peor que esperar que algo sea muy divertido y que no te haga nada de gracia. Pero bueno, me estoy yendo por las ramas y lo que quería decir creo que está claro... Es una novela de chico conoce chica divertida, entretenida y con una historia un poco diferente a lo que estamos acostumbrados. Se lee bien y es cortita, así que me parece perfecta para esos momentos que queremos desconectar de todo. 

Del autor leí también hace muchos años Contra el viento del norte, una novela que está escrita a modo de conversación de email, y que me gustó mucho también. Hay continuación, pero no sé si la leeré en algún momento. Por ahora no me ha llamado la atención. 

Os dejo la reseña pinchando en la portada.