¿No encuentras algo? Búscalo aquí

Cargando...

viernes, 28 de noviembre de 2014

La Hermandad Marcos Chicot

Ya disfruté hace unos meses con las letras de Marcos Chicot en El asesinato de Pitágoras y ahora he vuelto a hacerlo con La Hermandad, la continuación de la historia (si bien es cierto que se pueden leer ambas novelas de manera separada)

Nos encontramos en esta ocasión con que Ariadna y Akenon comparten protagonismo con Dani y Elena. Siglo XXI contra siglo VI a.C.

Ariadna y Akenon están instalados en Cartago desde hace tres años y han formado una familia. Son comerciantes y los negocios les van bien pero les falta estar cerca de los suyos. Toda la acción de estos personajes ocurre en un único día pero sin duda pasan cosas suficientes como para ocupar la mitad del espacio de la novela. Reciben una carta con malas noticias en la que, a través del pentáculo invertido, se acusa directamente a Khaos (malo malísimo del Asesinato de Pitágoras) de provocar la muerte de alguien muy cercano a ellos. Akenon decide ir al puerto a investigar si es cierto y es a partir de ese momento que los dos personajes se separan y comenzamos a sufrir por los dos de manera independiente.

Dani y Elena tienen en común varias cosas: los dos son jóvenes superdotados que pertenecen a Mensa (organización internacional donde el único requisito para ser socio es haber obtenido un resultado superior al 98% de la población en un test de inteligencia) y los dos están interesados en el funcionamiento del cerebro. Esta historia, al contrario que la de Akenon y Ariadna, se dilata más en el tiempo y somos testigos del pasar de los días. Se conocen en el bar donde se reúnen los socios de Mensa y cuando van a volver a verse el exnovio de Elena aparece muerto en su casa (de ella) Ha sido asesinado y le han grabado un pentáculo invertido en la frente, el símbolo de Khaos. Dani se siente rechazado por Elena y pone toda su atención en Irina, otra socia de Mensa, la cual, por cierto, nos regalará unas escenas de sexo que nos dejarán sin aliento.

Elena está muy rara cuando aparece de nuevo y las cosas con Irina le van genial así que la decisión es fácil para Dani... hasta que una conversación y un pentáculo invertido ponen su vida patas arriba.

En ambas partes de la novela nos encontramos con amor, odio, misterio y acción. Creo que es difícil encontrar una novela con todo esto pero en este caso casi podría decir que Marcos ha escrito dos novelas que incluye todo dentro de una sola. Las dos historias te atrapan, cada una a su manera, y bien podrían haber sido dos novelas diferentes. Están relacionadas al final, por supuesto, pero están narradas de forma que cada vez que cambias de siglo cambias el chip y te metes de lleno en lo que estás leyendo.

El libro me ha gustado mucho. Hay alguna escena un poco `gore´ para mí, pero creo que está justificado así que no lo pondré como pega. Además yo soy muy sensible a ciertas escenas así que seguro que es más cosa mía.

En resumen, es muy recomendable.

-------------------------------

Gracias Marcos por enviarme el libro electrónico.

Por último comentar que una parte de los beneficios de los libros de Marcos Chicot está destinada a una ONG. Otra cosa buena...

domingo, 23 de noviembre de 2014

Sir Gawain y la abominable dama Selina Hastings y Juan Wijngaard


Hoy traigo otro libro que me apunté en el blog de Shorby: Sir Gawain y la abominable dama de Selina Hastings (texto) y Juan Wijngaard (ilustraciones). Personalmente me ha han ganado las ilustraciones.

Se trata de un cuento cortito, de esos que leíamos cuando éramos pequeños pero que ahora no me atrevería a leer a mis sobrinos porque les asustaría. Hace no mucho leí dos clásicos de la literatura intantil: La Sirenita y La Bella durmiente. En ambos casos me pareció que había partes poco adecuadas para los niños y con el libro que traigo hoy me ha pasado más de lo mismo.

El rey Arturo está cazando con su séquito cuando se sale del camino y encuentra un caballero oscuro que le dice que quiere luchar contra él para quedarse con el trono. Le da tres días para que regrese al mismo sitio y le dé respuesta a una pregunta: ¿Cuál es el mayor deseo de las mujeres? Si no lo hace le matará y se quedará con el reino. Desesperado se vuelve al castillo y pasa tres días horribles. El día que se tiene que encontrar con el caballero se encuentra con una anciana muy fea, muy fea que le dice que le dará la respuesta (que es facilísima) a cambio de uno de los caballeros del rey como esposo...

¿Le ofrecerá la mano de alguno de sus caballeros a cambio de la respuesta que salvara su vida?

Como decía al principio lo que más me ha gustado han sido las ilustraciones, todas ellas enmarcadas con adornos florales (no sé el nombre de estos marcos, si alguien lo sabe ¡que me lo diga, por favor!)


Por lo que he visto por internet hay otro libro con Sir Gawain de protagonista, pero no lo he visto en la biblioteca así que no sé de qué va. Seguiré investigando.

Y vosotros, ¿qué respuesta habrías dado al caballero oscuro? ¿Cuál es el mayor deseo de las mujeres?



¡¡SORTEO!! Celebrando los seis años

Bueno, pues como dije el otro día en el post del cumpleblog, quiero hacer un sorteo para celebrarlo (que seis años no se cumplen todos los días)

Voy a sortear un libro que he leído hace poco y que me ha gustado mucho: La vida a veces de Carlos del Amor. Os dejo aquí la reseña por si queréis verla. 


Se trata de un sorteo internacional y no hay ningún requisito para participar, sólo dejar un comentario en el blog diciendo que queréis participar. Si no tenéis blog dejad un email donde poder localizaros si resultáis ganadores. Las fechas van desde hoy 23 de noviembre hasta el 7 de diciembre. 

No habrá puntos extra pero se acepta difusión del sorteo ;-)

¡Gracias a todos por estos seis años! 

domingo, 16 de noviembre de 2014

El fantasma de Canterville Oscar Wilde


El otro día vi varios libros en el blog de Shorby que me apeteció leer y, como sé que si lo dejo pasar al final no lo hago, fui directamente a la biblioteca a por ellos. Uno de esos libros que apunté fue El fantasma de Canterville y es precisamente el que os traigo hoy.

La familia Otis, una familia norteamericana, compra la mansión de los Canterville en Inglaterra a pesar del fantasma que habita la propiedad. Se trata del fantasma de un antiguo miembro de la familia Canterville que murió hace tiempo y que, según parece, decidió quedarse.

La familia Otis, compuesta por cuatro hijos y el matrimonio, no sólo no parecen asustados sino que se toman a broma todo lo relacionado con el fantasma haciéndole sentir que ha perdido todo su poder para provocar terror. Incluso se burlan de él.

Y ya está, no voy a contar nada más, pues se trata de una historia muy cortita aunque no sé porqué yo siempre había pensado que sería más larga. Para los más jóvenes quizás sólo sea entretenida, divertida, bonita... pero los que somos más mayores también podemos encontrar una crítica tanto hacia norteamericanos como hacia ingleses. Al menos es la interpretación que yo le he dado. Unos son muy modernos y con una forma de pensar muy abierta y otros todo lo contrario.   

El libro está compuesto por siete capítulos cortitos que te dejan siempre con ganas de más.
Dos figuras pequeñas y salvajes le saltaron encima gritándole al oído:
-¡Uuuu!
Como es lógico, el fantasma recibió un susto de muerte.
Me ha gustado mucho conocer la historia del fantasma de Canterville. Además se lee en un periquete así que os animo a todos a que os hagáis con un ejemplar para conocer a este pequeño gran clásico.


miércoles, 5 de noviembre de 2014

El escritor de epitafios Hernán Rivera Letelier


Paseando una noche por la calle Lastarria, en Chile, me encontré con un puesto de libros de segunda mano que llamó mi atención. Estaba esperando a unos amigos que llegaban tarde así que le dediqué tiempo a mirar todos los libros que allí había. El título El escritor de Epitafios fue el que más me atrajo y, aunque no entraba en mis planes comprar más libros allí para traer después a España, no pude evitar llevármelo conmigo. El librero me habló del autor y del libro y me aseguró que me iba a gustar. Y no se equivocó. 

Cada día el escritor se sienta en un café a escribir en su libreta o a hablar con sus amigos sobre arte. Una taza de té enfriándose le acompaña fiel. Vive sumido en la rutina hasta que un día ve pasar a una niña gótica por la calle y comienza a pensar en ella. La diferencia de edad que les separa no parece importarle. Se convierte en su amor platónico. Su musa, su adoradora de las sombras. 

Ante la mirada de fiscal de sus amigos, los artistas, el Escritor de Epitafios levanta un  índice admonitorio y los llama al orden: que no se equivoquen los malpensados, que lo que la niña le inspira es solo erotismo, puro erotismo, y ellos deberían saber que al erotismo le basta con la imaginación y algo de fantasía. 

Un día la niña aparece en su mesa, le pregunta si él es el escritor y le entrega un poema escrito por ella. A partir de ese día comenzarán una peculiar relación en la que cada uno intenta llevar al otro a su terreno: 

Él trata de convertirla a la luz.
Ella, de enamorarlo de la sombra.

Es una amistad con pinceladas de erotismo que refugia a dos personas tal vez no tan diferentes entre ellas como puede parecer a primera vista.

En relación a lo erótico no me gustaría entrar en la parte moral de la relación por la edad de los protagonistas y crear polémica pero, como vemos en el primer párrafo que he puesto, los amigos están algo escandalizados por el hecho de que él, un adulto hecho y derecho, piense de esa manera de una niña. Nosotros, lectores, no podemos obviar ese dato y a lo largo de la lectura lo tenemos bien presente pero, al menos en mi caso, no lo veo como un sucio juego de seducción. No. Es algo mucho más sutil.  

La novela cuenta con un final tremendo, al menos para mí, que te hace plantearte muchas cosas de las que pasan a lo largo de las 129 páginas. 

La historia me ha encantado y la manera de escribir del autor me ha seducido por completo. Tiene una prosa muy poética: 

Era una lluviosa tarde sepia

Si alguien cercano a la mesa parara la oreja a su charla, tendría la impresión de que él conversa en colores y ella en blanco y negro.

En resumen, El Escritor de Epitafios se ha convertido en un libro muy especial para mí. Me ha encantado y estoy segura de que volveré a leer Hernán Rivera Letelier, desconocido hasta el momento en mi biblioteca personal. 

Y vosotros, ¿conocéis alguna obra de este autor chileno? 

jueves, 30 de octubre de 2014

La vida a veces Carlos del Amor


La vida, a veces, nos trae un reportaje en la tele, una voz que sale de la pantalla que tiene algo que nos deja pegados a ella cada vez que la oímos. Es la historia, seguro; la voz, también; la narración, sin duda. Pero sobre todo es la mezcla de las tres cosas la que nos hace mantener la atención a lo que oímos y a lo que vemos.


Así conocí yo a Carlos del Amor. Primero fue un día, después otro y luego otro, hasta que una noche me encontré mandando callar a todo el mundo en la cena: "Chisss, que este chico me gusta mucho como hace los reportajes" Ni siquiera sabía su nombre. No le veía a diario, pero me gustaba ver sus reportajes cuando me encontraba con ellos.

Me marché a Chile y en un año y medio no volví a oírle. No le eché de menos pero cuando estuve de vuelta y le escuché de nuevo, -ya sabéis, un día de casualidad-, recordé cuánto me gustaban sus reportajes y los busqué por internet. Lo más rápido fue Twitter. Y fue precisamente ahí, en su cuenta de Twitter, donde me enteré de que había sacado un libro. La vida a veces se llamaba. Y pensé que era un título perfecto para un libro suyo. Se parecía demasiado a algún comienzo -o final- de sus reportajes y eso me hizo querer leerlo de inmediato.



Finalmente no fue inmediato porque quise esperar a que saliera en bolsillo pero en cuanto salió fui directamente a por él. Lo he ido saboreando poco a poco y os puedo avanzar que el libro no sólo me ha gustado, sino que me ha emocionado como hacía tiempo que no me emocionaba un libro.

Lo he disfrutado muchísimo.

La vida a veces nos da la oportunidad de conocer historias que, a priori, no deberían haber llegado hasta nosotros, bien  porque no fueron portada en su día o bien porque ni siquiera aparecieron en la prensa. Historias como la de Caty, que pasó sus primeros treinta y dos años de vida sin oír nada, o como la de Marcos que no pudo pasar con su hija nada más que cuarenta y cinco minutos. Historias como estas, con protagonistas anónimos, son las que forman el libro.

Son historias cortitas, contadas con sencillez, casi como si un amigo te estuviera contando lo que le pasó a su vecino o a un amigo de un amigo, pero de tal manera que no puedes evitar quedar atrapado en el relato. En ellas vamos a encontrar un poco de humor y un mucho de amor. Amor en estado puro y de todas las clases. También encontraremos historias tristes y emotivas. De casualidades y de venganzas. De encuentros y de rencuentros.

Ayer terminé el libro en el autobús. Tres de los relatos que me tocaban me hicieron llorar pero ya os digo que no fueron los únicos. Hay veinticinco historias. Da para pasar por varios estados de ánimo.

Para terminar el libro Carlos nos da la oportunidad de escribir nuestra historia en dos hojas en blanco, para contar lo que queramos contar, para dejar por escrito lo que es nuestra vida a veces...

Y creo que ya no hace falta decir más. El libro me ha encantado.

Carlos del Amor lleva el área de cultura de los servicios informativos de TVE.

viernes, 24 de octubre de 2014

¡¡Seis años de blog!!

Hoy hace seis años que publiqué mi primer post en el blog. No os animo a visitarlo porque no es ninguna maravilla pero como es con el que di el pistoletazo de salida al blog tengo que mencionarlo.

Empecé a escribir para no olvidar las lecturas que hacía y lo que me habían parecido, pero en ningún momento se me pasó por la cabeza que otras personas pudieran pasar a leer mis opiniones sobre libros. Poco a poco comencé a tener visitas y yo comencé a visitar otros blogs, y cuando me quise dar cuenta estaba metida de lleno en esta pequeña/gran familia que es la blogosfera (a pesar de que no he sido, ni soy, de las blogueras más activas)

Este es un blog pequeñito y me encanta que sea así. Es un poco como yo -quien escribe estas líneas ahora- con poquitos amigos pero buenos. Me encanta teneros por aquí cada vez que escribo y es que, dejéis o no comentarios, sé que estáis ahí.

La idea de cambiar el diseño del blog me ha rondado la cabeza muchas veces pero al final nunca me decido y termino dejándolo igual. Veremos si en próximos meses me lío la manta a la cabeza y lo consigo... También me ronda por la cabeza otra idea: la de hacer un sorteo de cumpleaños. Aún no sé qué libro regalar pero me apetece mucho hacerlo así que en poco tiempo os avisaré.

Y poco más que añadir. Gracias a todos los que habéis hecho de este blog un sitio más interesante, gracias por estar y también por ser.


domingo, 12 de octubre de 2014

Nivaria Óscar R. Arteaga

Tenía muchas ganas de leer esta novela desde hace mucho, mucho tiempo. Me llamó la atención cuando comenzó a salir por la blogosfera y aunque probé suerte en varios sorteos, ésta nunca estuvo de mi parte y al final me quedé sin mi ejemplar. El libro fue cayendo, poco a poco, en el olvido hasta que hace no mucho Margari lo llevó a su blog y me recordó que quería leerlo y "no tuve más remedio" que ponerme con él.

Por un lado tenemos a Mara, una joven fotógrafa que, huyendo de la situación familiar que tiene en Palencia, decide aceptar un trabajo en Tenerife para trabajar con una fotógrafa de prestigio. En poco tiempo se hace tanto con la isla como con el trabajo y la gente, y consigue sentirse más feliz que en toda su vida gracias a un chico que aparece en su vida.

Por otro lado tenemos a Mara también, la misma joven fotógrafa un poco más crecida, pero esta vez de viaje a Marruecos para realizar un reportaje gráfico y más tarde en Palencia. El cambio en su personalidad es notable, ya que aquí tenemos a una Mara más triste, más seca y en algunos momentos incluso borde.

Desde el principio sabemos que algo pasó en la isla que le hizo salir corriendo de allí pero no sabemos qué así que vamos leyendo las dos historias de manera simultánea hasta que conseguimos unir ambas y enteramos de la historia completa.

El libro me ha gustado mucho. Me ha dado la oportunidad de viajar a varios lugares de la mano de Mara. Las dos historias están bien contadas y son igual de entretenidas. Y tiene personajes entrañables que hacen que no quieras dejar de leer.

Pero le encuentro un pero que me ha llegado a molestar un poco: los diálogos. Me gusta leer novelas con mucho diálogo, los disfruto mucho, pero en este caso cada vez que aparecía el guión que daba pie a una conversación el personaje soltaba un discurso, en algunas ocasiones de más de una página. Para mí eso no es un diálogo, es un monólogo, y no me gusta leerlos. En mi opinión (ya sabéis que esto siempre es personal) son mejorables. De todos modos como en otras muchas ocasiones el pero no es tan grave como para no poder disfrutar de la novela.

A mí me ha gustado mucho y además creo que la he leído en el momento que tenía que leerla. Quizás hace unos años no la habría disfrutado tanto... Por mi parte, la recomiendo.

-¿Sabes de dónde viene el nombre de Nivaria? Hace referencia a las nieves que cubren la cumbre del Teide en invierno y fue el nombre por el cual los romanos conocían la isla de Tenerife.


sábado, 4 de octubre de 2014

Ellas también viven Pilar Muñoz


Tardé bastante en hacerme con este libro a pesar de que se paseó mucho tanto por la blogosfera como por facebook. La portada no me llamaba demasiado (quizás lo comparaba con novelas chick-lit, que me gustan para leerlas de vez en cuando pero que no son de mis lecturas habituales) y tampoco el hecho de que fuera un libro de relatos (he empezado a leer relatos hace relativamente poco) El caso es que el libro no me terminaba de entrar por el ojo y por eso tardé en comprarlo. 

Una vez que lo tuve en casa tardé bastante en leerlo (me fui a Chile más de un año, ya sabéis) y preferí comenzar con Los colores de una vida gris que me gustó mucho y que me dio el empujón que me faltaba para ponerme con los relatos. Al final entre unas cosas y otras no ha sido hasta ahora que me he puesto con él y que he descubierto las historias que inundan su interior. 

Ellas también viven son dieciséis relatos de diferente extensión y que tienen como protagonistas a mujeres. Algunas veces se trata de mujeres fuertes y valientes y otras de mujeres sumisas y asustadas, pero siempre son historias que dan en qué pensar.

En los relatos encontramos todo tipo de situaciones, la mayoría muy creíbles, en las que se habla de amor y desamor, de odio, de pasión, de dinero, de belleza, de celos, de salud y de enfermedad, de trabajo y de algo que lamentablemente está a la orden del día, los malos tratos. 

Es un libro muy completo en el que es fácil sentirte identificada en algún momento (con tantos temas como trata no es de extrañar) que se lee con mucha facilidad y que engancha.

Por primera vez en mi vida he leído un libro en el orden que me ha dado la gana, sin seguir un orden, y me ha gustado. Cuando me apetecía leer a Pilar iba a la última página y miraba los títulos de los relatos que no tenían marca, elegía uno y me iba a la página en la que daba comienzo. El primero en caer fue: Y la crisis llegó al pelo, que me gustó mucho y que me sacó más de una sonrisa. Después ya todo fue rodado y fueron cayendo uno detrás de otro casi sin que me diera cuenta. 

Peeeero, casi siempre hay un pero, no me ha gustado mucho que se ponga a los hombres casi siempre como "los malos". O tal vez sea la sensación que me ha dado a mí, pero el caso es que durante la lectura del libro he pensado varias veces que las mujeres protagonistas son demasiado víctimas y que la mayoría de veces los causantes de esa actitud eran los hombres. Aun así no le resta calidad al resultado final que como ya os he dicho es muy bueno. 

Por mi parte sólo decir que a partir de ahora soy fan no sólo de los relatos (ya me estaba aficionando a ellos) sino también de Pilar, quien por cierto, acaba de sacar su tercer libro a la venta: ¿A qué llamas tú amor? Estoy esperando que venga a Madrid para presentarlo y que nos cuente un poquito más de él... 

martes, 23 de septiembre de 2014

La dama número trece José Carlos Somoza

No sé vosotros pero yo leo el nombre de Somoza e, irremediablemente, me voy a Shorby, administradora de del blog Loca por incordiar. Y es que estoy 99% segura de que si no hubiera sido por ella y por la pasión que muestra en las reseñas de sus libros yo nunca habría leído un libro de este autor.

Me ha llevado exactamente veintidós días leer el libro pero tenéis que tener en cuenta que he pasado por una semana de fiebre, los primeros días en un nuevo trabajo, la boda de mi hermana y todo lo que eso conlleva y las visitas a mis sobrinos que son obligadísimas. ¿Podría, entonces, haberlo leído más rápido? Sí, con el ritmo de la novela podría haberlo devorado en pocos días y es que en el momento que coges el libro es difícil soltarlo.

Para empezar en la primera página nos encontramos con un doble asesinato:

Apartó con delicadeza la mano y, segundos antes de que despertara, levantó su pequeño mentón descubriendo el cuello desnudo, un punteado de lunares, la vida latiendo bajo la piel; apoyó la punta del objeto cerca de la nuez y ejerció una ligera y exacta presión. Un rastro como de pétalos rojos lo acompañó hasta el segundo dormitorio, donde se hallaba la otra mujer.

A partir de ese momento los acontecimientos se suceden sin dejar tregua al lector.

Salomón Rulfo sueña con este sangriento asesinato, una pesadilla que lo atormenta día tras días hasta el punto de ir al médico para pedirle algo que le ayude a dormir. Al final termina contándole el sueño al médico y aunque éste le escucha no puede hacer demasiado por él.

Un día viendo la tele se da cuenta de que el crimen fue real y decide ir con el doctor a ver la casa donde ocurrió todo. Cuando Salomón le dice al doctor que quiere entrar éste se niega y Salomón decide entrar él solo esa misma noche. Sin embargo no estará solo ya que se encontrará en la entrada con una prostituta que también ha tenido los mismos sueños que él y que también quiere saber qué significan. Una vez dentro las puertas se van abriendo a su paso y las señales se suceden para indicarles el camino que tienen que seguir para encontrar lo que buscan.

Y así van siguiendo pistas, a veces juntos y a veces separados, que les llevan hasta un mundo que bien podríamos decir que es irreal y real al mismo tiempo. Un mundo donde las palabras mandan y la poesía rige las acciones de la gente.

Doce damas son las que dominan el mundo a través de la poesía pero sabemos desde el principio que en realidad hay trece (así se llama el libro) ¿Dónde está esa última dama? ¿Quién es? y sobre todo, ¿por qué nadie sabe nada de ella?

En este libro se juntan la intriga, el terror y la poesía con la fantasía de una manera tan natural que casi te puedes creer que las tres convivan en armonía. Tengo que reconocer que la parte de la poesía es lo que menos me ha gustado. Yo lo intento, de verdad, pero no soy capaz de entender la poesía casi nunca. Desconecto en mitad de la lectura y me agobio porque no lo entiendo (por eso muy pocas veces comento en tu blog, Margari, los días que hay poesía) En este libro no hay poemas larguísimos pero sí se habla de poesía bastante.

He disfrutado también pasando `miedo´ mientras leía porque pocas veces he leído un libro que me hiciera pensar: "mierda, y encima estoy sola en casa". Mención especial para la niña que aparece varias veces para hablar con los protas...

Para terminar hay un pero que le encuentro a la edición de bolsillo (no sé si la otra lo llevaría o no) y es que los versos que aparecen en el libro están siempre en versión original sin traducción. Me habría gustado saber qué decían...

En resumen, el libro me ha gustado mucho. Tiene un buen comienzo y un buen final en el que todo queda atado y claro. Si acaba bien o si acaba mal es algo que tendréis que decidir vosotros si lo leéis. Yo, desde luego, no voy a contar más.

¡Gacias Shorby por la recomendación! Repetiré seguro con el autor.