¿No encuentras algo? Búscalo aquí

martes, 17 de enero de 2017

La frase del martes - 182


El hombre razonable se adapta al mundo: el hombre no razonable persiste en intentar adaptar el mundo a sí mismo. Por tanto, todo progreso depende del hombre no razonable.

-Hombre y superhombre de George Bernad Shaw.

martes, 10 de enero de 2017

La frase del martes - 181


Cuando las voces suaves mueren,
Su música vibra aún en la memoria.

-Percy Bysshe Shelley

lunes, 9 de enero de 2017

Las dos orillas Alejandro Palomas y Fernando Vicente (ilustraciones)

Todos los que conozcáis un poco a Alejandro Palomas sabréis que siente pasión por los perros. Lo demostró en Una madre y después en Un perro y ahora ha vuelto a hacerlo con Las dos orillas. Esta vez, además, no está solo: Fernando Vicente, ilustrador, le acompaña en esta experiencia y el resultado no podría ser mejor.

Hace unas semanas tuve la suerte de poder verles a los dos en la presentación del libro en Madrid y pude conocer de primera mano cómo se creó el libro, tanto el texto como las imágenes. Alejandro habló de cómo esta vez ha trabajado contando palabras en lugar de explayarse todo lo que le habría gustado, y Fernando nos sorprendió a todos llevando las ilustraciones originales del libro, que son una maravilla.

Fernando mostrando los originales

Opinión del libro

En "Las dos orillas" volvemos a encontrarnos con Fer y con el resto de su familia. Rulfo, lleva tiempo con ellos ya, pero Fer no ha conseguido olvidar a Max y eso preocupa mucho a todos los que le rodean. Nunca le olvidará, eso está claro, pero sigue teniendo la sensación de que no puede pasar página si no se despide de él en condiciones. Ya podéis imaginar que aquí Amalia, su madre, tendrá algo que decir... Y también Max... y Rulfo...

Es un libro muy tierno, que se lee en un suspiro pero que apetece leer con calma, disfrutando de cada palabra y de cada imagen, y del que no se puede contar mucho para no destripar nada. Yo no tengo perro y no sé qué sería perder un amigo tan especial, pero este libro creo que me ayudaría a sobrellevarlo. Sólo puedo decir que a mí me ha gustado mucho y que sé que volveré a leerlo en algún momento.

¿Recomiendo su lectura? Sí, por supuesto, pero creo que me atrevería a decir que se disfruta mucho más habiendo leído anteriormente Una madre y Un perro para saber qué significa realmente todo lo que se cuenta en la historia.

Después de la presentación me acerqué a saludar a ambos y me traje a casa una foto y dos firmas de recuerdo.
 
 
 




martes, 3 de enero de 2017

La frase del martes - 180



El miedo al peligro es diez mil veces más terrible que el propio peligro.

-Daniel Defoe

sábado, 24 de diciembre de 2016

Pellizcos de Navidad Dona Ter y Lara Rivendel

Me gusta leer historias navideñas. Son una pequeña vía de escape porque sabes que siempre siempre van a acabar bien, ¿verdad? Eso sí, tiene que ser en esta época del año, no vale leerla en verano, que no es lo mismo...

En esta ocasión elegí un título que me perseguía cada vez que entraba en Amazon así que me dije que si tanto me estaba buscando, seguro, era por algo, así que al final terminó en mi lector.

Pellizcos en el corazón está compuesto por dos relatos que nada tienen en común, excepto por un pequeño detalle: el personaje masculino principal del segundo relato, Julio, le hace un favor al personaje femenino principal del primer relato, Paz. Pero por lo demás no hay nada que una un relato con otro.

     Muchas posibilidades de Lara Rivendel

Paz se está divorciando y su vida se desmorona rápidamente. Su hijo se ha marchado a Canadá a la universidad y tiene que vender su casa para darle la mitad del dinero a su exmarido. De la manera más insospechada conoce a un hombre más joven que ella que le hará ver un poquito la luz al final del túnel.

     A tres postales del cielo de Dona Ter

En esta ocasión la historia tiene lugar en un hospital. Abril ha tenido un accidente de coche que no le permite viajar a EEUU con su familia. Julio trabaja en el hospital y trata de que Abril no se sienta tan triste por estar lejos de su familia.

Ambos relatos se leen muy rápido y con una sonrisa en el los labios, a pesar de que no son momentos muy alegres para los protagonistas al principio. Son historias amables y entretenidas; justo lo que andaba buscando cuando compré el libro en Amazon. Soy de las que encuentro cada vez más "peros" a la Navidad y leer historias como éstas me hacen pensar que cosas buenas pueden pasar cuando menos te las esperas. Lo recomiendo para desconectar un ratito de la realidad y volver a creer en la magia.

Os dejo un relato navideño que escribí hace cuatro años por si queréis leerlo: Un uno por ciento de felicidad.

Espero de todo corazón que paséis unos días muy felices, seáis, o no, de celebrar la Navidad. ¡FELICES FIESTAS!

jueves, 22 de diciembre de 2016

Perillán Terry Pratchett

Perillán es mi primer acercamiento a Terry Pratchett y creo que no va a ser el último. Aún no quiero meterme en Mundodisco, pero no descarto en absoluto hacerlo en un futuro. Por el momento ya me han recomendado un par de títulos autoconclusivos a los que puedo hincar el diente antes. 

Perillán vive de lo que encuentra en las alcantarillas de Londres. Se pasa allí abajo gran parte del día sacando tesoros que la gente pierde en la calle y que terminan cayendo al subsuelo. Un día, bajo una tormenta terrible, ve como dos hombres están maltratando a una mujer así que, sin pensarlo dos veces, sale en su defensa haciendo que ambos salgan huyendo. En ese momento dos amigos que pasean por la calle ven todo lo que ha ocurrido y se ofrecen a cuidar de la chica en casa de uno de ellos. Su mujer cuidará de ella. Perillán, que tiene por norma no fiarse de nada ni de nadie, decide acompañarles para asegurarse de que la chica esté bien.

Comienza ahí una bonita amistad tanto con la chica, a la que bautizan como Simplicity, como con uno de estos amigos que le ayudan a rescatarla, de nombre Charlie Dickens, un periodista que se empeña en apuntar todo lo que le resulta curioso en una libreta.

Simplicity resulta ser alguien de cierta importancia, aunque no se sabe quién es, por lo que tienen que andarse con cuidado en las investigaciones (se busca a los dos hombres que la pegaron) A partir de ahí Perillán parece haber nacido con una flor en el culo porque todo comienza a salirle más que bien...

Esta primera lectura de Pratchett me ha gustado mucho, aunque más por cómo escribe que por lo que escribe. Me explico. La historia me ha gustado, pero tantas cosas buenas que le pasan a Perillán me ha resultado un poco cansino. Con esto, ojo, no estoy diciendo que acabe bien (ni con esto que acabe mal) pero sí que no resulta muy creíble. En cuanto a cómo lo cuenta, pues, ¿qué queréis que os diga? Tengo la sensación de que me puede contar lo que sea, que le voy a prestar atención.

Sin duda, es una lectura que recomiendo. La he visto catalogada como juvenil, pero yo creo que también el público adulto puede disfrutarla. En cuanto a si seguiré leyendo a Pratchett, ya os digo que sí, seguro.

-Un pillastre, a ver, bueno, un pillastre es alguien que conoce a todo el mundo, y todos le conocen a él, y a lo mejor sabe alguna cosa de todos que igual preferirían que no supiera. Y, hum, bueno, es espabilado y artero, no exactamente un ladrón pero las cosas sí que parecen querer ir a parar a sus manos sin mucho motivo... Perillán... Bueno, además Perillán es alcantarillero, así que también sabe las cosas que pasan en las alcantarillas.



martes, 20 de diciembre de 2016

La frase del martes - 179


En este mundo traidor nada es verdad ni es mentira, todo depende del color del cristal con que se mira.

-William Shakespeare

martes, 13 de diciembre de 2016

La frase del martes - 178


Piensa, cree, sueña y atrévete.

-Walt Disney

lunes, 12 de diciembre de 2016

La historiadora Elizabeth Kostova

Llevo desde abril para hacer esta reseña y la verdad es que, bien por pereza, bien porque no sé por dónde empezar, nunca termino de ponerme con ella. 

Hay tres personajes principales que nos van a contar su historia: El profesor Rossi, Paul (alumno de Rossi) y la hija de Paul. Todos quieren descubrir lo mismo, pero cada uno por un motivo distinto: el lugar en el que se encuentra la tumba de Vlad el Empalador. Así que como ya habréis adivinado estamos ante una novela de vampiros. A través de manuscritos, libros e historias contadas de viva voz se van acercando, y a la vez alejando, a la leyenda. Y es que cuando parecen que están cerca de algo importante otra pista les lleva a la otra parte del mundo y tienen que volver a empezar.

Paul viaja mucho por su trabajo y comienza a llevarse a su hija a sus viajes, donde siempre aprovecha para contarle historias de su pasado que más tarde la ayudarán a buscar la famosa tumba.

Leer la Historiadora es hacer un viaje por países como Bulgaria, Turquía o Rumanía y parecerte que realmente estás allí gracias a las descripciones que Elizabeth Kostova hacer de estos lugares.

La novela me gustó, aunque se me hizo un poco pesada en algunos puntos. Tal vez haya, para mi gusto, mucha historia (que sí, que está relacionada con la que estamos leyendo y es necesaria para el desarrollo de la misma, pero también se podría haber reducido un poco para darle más ritmo a la novela) En cualquier caso el balance de la lectura fue positivo y disfruté mucho leyéndola.

Contuve la respiración.
-¿Él no estaba dentro?
-De ninguna manera. -Los dientes de Georgescu destellaron como el latón y el oro que nos rodeaba -. La documentación escrita dice que fue enterrado aquí, delante del altar [...] Ya puedes suponer la decepción que tuvimos cuando no le encontramos.
¿Decepción?, pensé. Yo consideraba la idea del agujero vacío más aterradora que decepcionante."...

He leído comentarios de gente que dice que el final es demasiado brusco y muy rápido, pero para mí es perfecto. Me cansan ya los finales en los que se dan demasiadas vueltas para llegar a un final que ya sospechas.

En definitiva, recomiendo su lectura siempre que se tome con calma, ya que es un libro de muchas páginas con mucha información nueva en cada una, pero que cuenta una historia interesante y entretenida.

viernes, 9 de diciembre de 2016

El noviembre de Kate Mónica Gutiérrez

Antes incluso de saber que este libro se estaba escribiendo me encontré un día pensando: "A ver si Mónica-Serendipia saca pronto otra novela, que me apetece leer algo que me dé buen rollito" Y es que para mí sus novelas son sinónimo de cosas buenas, de no preocupaciones y de positivismo. No sé si habéis leído algo suyo o no, pero si no es así os recomiendo que lo hagáis cuando necesitéis una dosis de todo lo que he mencionado hace un momento.

Una oferta para colaborar en un programa radiofónico los viernes por la noche consigue sacar a Kate de su vida rutinaria. ¡Y eso que no le apetecía ir! El programa es el primer paso, pero después querrá hacer algo también con su trabajo, y más tarde intentará poner un poco de orden en su vida personal.

Don queda todos los viernes por la noche en el bar escondido para tomar unas pintas con sus amigos. Uno de esos viernes aparece Kate para hablar con el camarero, que es su amigo, y Don se queda prendado de ella así que se propone acercarse a ella como buenamente pueda.

La primera vez que vi a Kate fue en el bar escondido del Ambassador.
     Podrías suponer, lector, que me fijé en ella por lo guapa que era, por su pelo largo y suelto de color castaño y sus minifaldas de Lolita. Incorrecto. Fueron dos las cosas que me llamaron la atención de Kate: que al llegar se fue directa a la barra a hablar con Pierre y que no mirara a su alrededor, como si ignorara que todos estábamos conteniendo el aliento desde que la habíamos visto entrar.

La tormenta blanca está a punto de llegar a la ciudad y nadie parece tomar en serio las advertencias del compañero meteorólogo de Kate, así que cuando ésta llega, pilla a todo el mundo por sorpresa. Bueno, a todo el mundo no, porque el padre de Don está más que preparado y será el salvavidas de mucha gente.

Una de las mejores cosas de la novela para mí es la ambientación y la descripción que hace tanto de los lugares como de los olores y sabores. Parece que estemos dentro de la historia, viendo, oliendo y sintiendo. 

El libro está escrito a tres voces: Kate, Don y pequeños fragmentos de las memorias del meteorólogo, así que conocemos toda la historia en primera persona. De esta manera vamos conociendo poco a poco a todos los personajes, a cada cual más entrañable, y nos vamos acercando a sus miedos y a sus fantasmas.

Como ya he dicho al principio, recomiendo este libro para desconectar durante unas horas y volver a la vida con una sonrisa en los labios. Es perfecto para tardes de sofá y manta, ¿no os parece?