¿No encuentras algo? Búscalo aquí

martes, 14 de enero de 2020

Donde el tiempo ya no duele - Carlos Salem


Cuando vi este libro por primera vez todo llamó mi atención: la sinopsis, el título y la portada. No conocía al autor de antes, pero intuí que me iba a gustar. Cuando empecé a leer me sorprendió ver que el libro no era, para nada, como lo había imaginado y me dio miedo haber ido con las expectativas demasiado altas. Unas páginas después ya había caído completamente rendida a la historia y estaba completamente metida en la trama. 

Poe, un escritor que hace meses que no escribe, ha decidido suicidarse el día 6 de enero, ni un día antes ni un día después. Para poder llegar a ese día necesita buscar un trabajo (porque no es cuestión de morir de hambre antes de esa fecha), así que acepta el puesto de rey mago en un centro comercial para sacarse un dinerillo. Allí conocerá a los otros reyes magos, a Papá Noel y a un oso panda gigante. Sin saber bien cómo, se verá inmerso en un atraco que terminará llevándole, en plena huida, a un viaje en coche bastante surrealista por el levante español junto al resto de sus majestades y su extraño séquito. 

—Eso duele, Poe, eso duele. Me he pasado la vida intentando ser un delincuente modelo, y me he quedado en Enemigo Público Número Tres...
—Joder, Talego, es que en estos tiempos, seguro que los dos primeros puestos los ocupan un ministro y un banquero, y con esos no se puede competir —lo consolé. 

Carlos Salem ha creado unos personajes muy entrañables, a pesar de ser delincuentes, y unas historias duras contadas de manera que, si bien parece que se pueden tomar a broma, esconden momentos difíciles y no muy agradables de cada uno de ellos. Se apoya mucho en el humor negro y crea unas situaciones tan surrealistas que te dejan descolocada por un lado y enganchada por ver qué pasa, por otro. Nos damos cuenta de que no todas las cosas tienen que tener siempre sentido para funcionar, porque nos encontramos con momentos muy raros dentro de esta novela que no cuestionamos nunca. 

El ritmo es bueno y tiene capítulos no muy largos que ayudan a agilizar la lectura (al menos a mí me ayuda a avanzar más rápido) Como decía al principio, el libro no tiene nada que ver con lo que me había esperado, aunque eso no quiere decir que no me haya gustado. No sabría decir bien qué es lo que me ha convencido de esta historia, pero el caso es que pienso en ella y siento morriña...

La edición de Navona Editorial me gustado mucho. Está muy cuidada. 

Hacer la reseña de Donde el tiempo ya no duele no me parecía tarea sencilla, (sigue sin parecérmelo) así que he cotilleado otros blogs para saber cómo la habían enfocado otras personas y he visto que en todos los casos, quien había probado con el autor, había repetido... y se mantenían fieles a él. 

Creo que me va a pasar lo mismo. 


miércoles, 8 de enero de 2020

Dónde puedo alquilar una primavera - Silvia Laforet


Terminé el año con "Dónde puedo alquilar una primavera" de Silvia Laforet y la verdad es que fue toda una sorpresa.

Alicia es una mujer recién divorciada que llega a un edificio del centro de Madrid con sus dos hijos pequeños. La ruptura está muy reciente y solo quiere abrir las cajas de la mudanza, hacer de su piso de alquiler un hogar y comenzar de nuevo. Con lo que no contaba era con la comunidad de vecinos que le toca en suerte y con ser invitada, en su primer día en el edificio, a una reunión de vecinos. De primeras no tiene intención de ir, pero lo piensa mejor y baja a presentarse. Es una comunidad pequeña, así que enseguida se queda con quién es cada uno: Arturo, un señor mayor con problemas de movilidad al que todo el mundo ayuda; Rodrigo, un chico que se está echando a perder después de la muerte de su madre; Fernando, un chico que vive en la casa de su abuela después de que esta falleciera; Ángeles y Antonio, un matrimonio con una hija adolescente que no pasa por su mejor momento económico porque él está en paro y ella no trabaja. Luego está la propia Alicia, que vive ella con sus dos hijos unas veces, y ella sola cuando estos se van con su padre. Y por último el piso que está enfrente del suyo, que está vacío.

Todos se conocen desde hace años y son como una pequeña familia, por eso cuando Arturo no pudo andar más, decidieron que entre todos le ayudarían: Rodrigo le asea y le acuesta todas las noches, Angeles le da de comer y le limpia la casa, Fernando le da el desayuno todas las mañanas y pasea a sus perros tres veces al día y ahora Alicia baja por las noches a darle conversación cuando no tiene niños y a hacerle compañía por las tardes cuando sí los tiene.

Poco a poco vamos metiéndonos en esta sencilla y, a la vez complicada, comunidad de vecinos y nos vamos encariñando con los personajes y con sus historias. Es una novela de segundas oportunidades con una carga dramática importante. Muchas veces ayudar a los demás es más fácil que enfrentarse a los demonios de uno mismo, y en este libro encontraremos un poco de eso también.

Compré “Dónde puedo alquilar una primavera” pensando que sería una lectura ligera, pero en verdad tiene bastante más drama del que había esperado. Me ha sorprendido gratamente lo que he encontrado y creo que quien se asome a esta comunidad querrá quedarse a vivir allí una temporada.

- Tío, ¿quieres hablar?

- Sí, por favor.
Y hablaron.
Hablaron de las tres heridas: la de la vida, la del amor, la de la muerte.


jueves, 2 de enero de 2020

La lección de August - R.J. Palacio

Este es uno de esos libros que tienes claro que te van a gustar antes de leerlo. Lo tenía pendiente desde hace mucho y, de repente, como suele pasarme con algunos libros que llevan años esperando en la estantería, me entraron las prisas por leerlo. Y lo leí. En un par de días.

"Creo que la única razón por la que no soy normal es porque nadie me ve como alguien normal"

August es un niño de diez años, fan de la guerra de las galaxias y que disfruta jugando con sus amigos y su perrita. Podríamos decir que es un niño normal y corriente, si no fuese porque nadie le ve como tal. Nació con malformaciones en el rostro y eso le ha provocado varios problemas de salud y varias operaciones que han hecho que no haya podido ir al colegio hasta ahora, que empieza quinto. Cuando llega el momento de la verdad él no está nada seguro de querer ir, por un lado está nervioso por lo que está por venir, y por otro le da miedo lo que pueda encontrar.

En el colegio conoce gente buena que le acoge enseguida, y gente no tan buena que intenta hacerle la vida imposible, pero lo importante es que también se va conociendo a él mismo y poco a poco se va aceptando tal y como es. Tiene a su familia siempre de su lado, igual que a su fiel perrita y a su mejor amigo de toda la vida. Y a ellos hay que ir sumándole los nuevos amigos que van llegando a su vida gracias al colegio: tanto alumnos como profesores. Y es que hay algunos personajes, como el director del colegio o sus amigos Jack y Summer, que se ganan un hueco en el corazón del lector al mismo tiempo que se lo ganan en el del protagonista.

La historia está contada desde varios puntos de vista, pero todas avanzan en la misma dirección; donde deja la narración un personaje, lo retoma el siguiente. Así pasamos por el propio Auggie, por su hermana Olivia, su amigo Jack, el novio de su hermana y Auggie otra vez… Me ha gustado mucho esta manera de narrar porque ves la opinión que tienen de August y de su situación desde fuera, no todo narrado en primera persona.  

Es un libro que se lee muy rápido. Está dirigido a un público infantil y juvenil, pero eso no quita para que los más mayores podamos disfrutarlo. A los más pequeños les ayudará a ser empáticos con otras personas y a no juzgar. Auggie es un niño que se hace querer por su forma de ser, es divertido y bueno y eso, al final, la gente lo ve y lo valora. Lo importante es lo que tenemos dentro, aunque se nos juzga por lo de fuera. Y es precisamente eso contra lo que hay que luchar y lo que nos cuentan en este libro.

La lección de August es una historia entrañable que habla de amistad, de miedo, de ilusión y de esperanza y a mí, personalmente, me ha gustado mucho.

Hay más libros de esta colección que tienen como protagonistas a otros personajes de la novela. No los he leído, pero seguro que lo haré en algún momento.

Por otro lado hay una versión cinematográfica de hace dos años que aún no he visto, pero que quiero ver con mis sobrinos. Estoy segura de que van a disfrutar con esta historia.


miércoles, 25 de diciembre de 2019

La chica que salvó la Navidad - Matt Haig y Chris Mould

Hace unas semanas fui a la librería buscando un libro navideño y este se cruzó en mi camino. Me gustó todo: el nombre, la portada, las ilustraciones, el brillibrilli... así que no me lo pensé mucho y me lo llevé a casa. Lo he ido leyendo de a poquitos porque llegaba cansada por las noches y solo me daba para leer unas pocas páginas cada vez, pero aún así, lo terminé justo antes de Navidad, que es lo que quería.

Amelia es solo una niña, pero las cosas no son fáciles para ella. Trabaja como deshollinadora, porque su madre enferma ya no puede hacerlo, y con el poco dinero que gana ni siquiera puede comprar una cena especial para Nochebuena. Sin embargo, no está triste en absoluto porque tiene a su gato, Capitán Hollín, y sobre todo, porque cree que Papá Noel le concederá el deseo que ha pedido para Navidad.

Por su parte, Papá Noel, está en sus primeros años como repartidor mundial de regalos a domicilio (este nombre me lo he inventado yo para no repetir Papá Noel tan seguido, je, je) y las cosas no son tan sencillas como parece desde fuera. Los elfos trabajan bien y tienen todo listo, pero no contaban con la presencia de los trolls, que trastoca muchos planes.

Estamos en el Londres de mediados del siglo XIX y, por cosas que van pasando, Amelia termina en un hospicio donde la tratan fatal. El dueño, el señor Terror, le hace la vida imposible, y eso hace que, poco a poco vaya perdiendo la esperanza de conseguir lo que desea.

Es un libro de más de 370 páginas y desde el primer momento vemos que tiene mucha magia. Es un libro dirigido a los niños, no podía ser de otra manera, pero es que los adultos también lo verán así. Encontramos unos personajes muy entrañables, desde Capitán Hollín, hasta el propio Papá Noel, pasando por Amelia, los elfos y un cameo que hace Charles Dickens en medio de la Navidad londinense que a mí me gustó mucho.

Las ilustraciones que acompañan a la historia son muy chulas. Están hechas en blanco y negro y le dan una vida especial al libro. Personalmente me han gustado mucho.

El título del libro me sonaba mucho, así que investigué un poco y vi que había otro libro de titulo casi igual que va antes que el que traigo yo hoy. Se llama El chico que salvó la Navidad y es igual pero con la portada azul en lugar de roja. En este libro se cuenta la historia de cómo un niño llamado Nikolas se convierte en Papá Noel (o al menos eso entiendo yo porque no lo he leído todavía. Lo dejaré para el año que viene) Lo que sí tengo claro, es que se pueden leer de manera independiente sin problema. Lo suyo sería leer primero el del niño y luego el de la niña, pero si lo hacéis al revés, como yo, no habrá problema. Yo me lo tomaré como una precuela, je, je.

Y no os cuento más para no desvelar nada. Es un libro mágico para niños y adultos, y creo que con eso ya sabéis suficiente.

[...] la vida era como una chimenea: a veces había que luchar en la oscuridad para poder alcanzar la luz. 

¡Feliz Navidad a todos! Jo, jo, jo.


lunes, 16 de diciembre de 2019

La Bella y la Bestia y otros cuentos - MME De Beaumont

Me gusta leer cuentos clásicos originales de vez en cuando, así que cuando vi lo bonita que era esta edición, y lo barato que era, no me lo pensé dos veces. 

Es un libro que se lee muy rápido. Son cinco cuentos, unos un poquito más largos que otros, pero en cualquier caso todos son perfectos para leer de una sentada. 

El más conocido de todos es La Bella y la Bestia, pero, como con otros cuentos clásicos, la versión que conocemos todos es un poco diferente a la original. 

Bella es la menor de varios hermanos y es sin duda la más buena de todas las hermanas, las cuales le tienen tanta envidia que preferirían quitársela de en medio en lugar de desear que le pasen cosas buenas. En uno de los viajes que hace el padre, las hermanas piden regalos caros y absurdos que él no puede permitirse, pero cuando llega el turno de Bella le dice que solo quiere tener como regalo una rosa. Días después, cuando el padre está volviendo a casa, se ve en problemas y se resguarda en un castillo en el que no ve a nadie, pero en el que se siente bienvenido. Sin embargo, en el momento de marcharse del castillo recuerda la petición de Bella y coge una rosa del jardín. La Bestia, que había sido amable con él alimentándole y dándole un lugar en el que dormir, se enfada con él diciendo que está abusando de su hospitalidad y le dice que tiene que enviar a una de sus hijas a vivir allí para siempre. 

La historia es bastante parecida a la que conocemos, pero no aparecen tantos elementos mágicos como en la película. No hay objetos parlantes y todo lo que ocurre es porque la Bestia se encarga de que pase. Tiene que conseguir que Bella se enamore de él, pero el hada malvada le quitó, además de la belleza que pudiera poseer, la inteligencia, por lo que no lo tendrá nada fácil. Lo único que le queda para conquistarla es su bondad.

El resto de cuentos: "Los tres deseos", "El príncipe Tito", "El príncipe Deseo" y "El príncipe Inteligente" mantienen la misma tónica que el primero de los cuentos. Todos tienen en común la lucha que hay entre belleza e inteligencia. 

Como dice la canción, la belleza está en el interior, y los cuentos de MME De Baeaumont se encargan de recordárnoslo. 


La edición está muy cuidada y tiene unas ilustraciones preciosas en blanco y negro. Personalmente yo les habría puesto color, pero así también son bonitas. 

El libro se lee muy rápido y hace pasar un buen rato. No me ha llamado tanto la atención como otros clásicos, pero también me ha gustado leerlo. Si os interesa, os dejo un par de reseñas de otros cuentos clásicos: 

        


martes, 10 de diciembre de 2019

Hacia la belleza David Foenkinos

Me enamoré de Foenkinos con La delicadeza. No lo pude evitar. Lo que no sabía era si había sido un enamoramiento pasajero o si sería algo duradero. Ahora, después de leer Hacia la belleza, puedo decir que me ha conquistado para siempre. Y es que tiene una manera de decir las cosas, tan sencilla y completa a la vez, que hace que no puedas parar de leerle.

Antoine estaba sentado en su silla, con su traje color discreción. 

Antoine Duris es un profesor de Bellas Artes de Lyon que decide dejar su empleo en la Escuela en la que trabaja, para entrar de vigilante en el Museo de Orsay. Algo que no sabemos le ha ocurrido para que tome esa decisión, pero no será fácil que abra su corazón a nadie y que podamos enterarnos de los motivos que tiene para actuar así.

Mathilde Mattel, la directora de recursos humanos del Museo de Orsay, se siente atraída por ese aire de misterio que envuelve a Antoine y siente mucha curiosidad (igual que el lector) por saber qué ha llevado a una eminencia como él a buscar ese cambio de empleo. Ambos comparten el amor por el arte y la belleza de las cosas, por lo que pronto nace una amistad en la que los dos se sienten cómodos con el otro.

Y poco más puedo contar porque lo cierto es que, Hacia la belleza, es de esas novelas de las que es mejor no saber demasiado. Es dura, también lo digo, no sea que vayáis pensando en una comedia romántica, pero a su vez puede ayudar a abrir los ojos a algunas personas. También es bonita, no obstante, se dedican a buscar la belleza de las cosas.

La novela está compuesta de cuatro partes y un epílogo, y tengo que decir que el autor no se hace mucho de rogar para darnos pistas de qué le ha podido pasar a Antoine porque al final de la primera parte ya vemos algo.

De verdad, leedlo, no os puedo decir otra cosa.

Y, ya que estamos, leed también La delicadeza. Os dejo la reseña pinchando en la foto:


miércoles, 4 de diciembre de 2019

Los cuatro reinos + Los reinos olvidados - Paula Ramos

Como he leído estos dos libros juntos, y uno es continuación del otro, voy a hacer una única reseña para simplificar. 

Hace un par de años leí la bilogía de Abril de la misma autora y me gustó tanto que no me lo pensé cuando vi que Paula sacaba nuevos libros. Sinceramente, me sorprendió cuando vi que se trataba de una historia de fantasía, porque en la de Abril no había nada de eso, pero aún así me picó la curiosidad y lo compré en la feria del libro de Madrid (y además me lo llevé dedicado y firmado). 

En Los cuatro reinos conocemos a Alethia, Giselle, Tiara, Axel, Duncan y Nahuel. Las dos primeras pertenecen a la corte de la luz y son la princesa y su asistente personal respectivamente. El resto de personajes son de la corte de la oscuridad y son, en orden, la princesa, el príncipe (y hermanastro de Tiara), un guerrero y un amigo/consejero del príncipe. 

Ambas cortes no se llevan bien y, de hecho, no tienen trato entre ellos hasta que Alethia tiene que ir a llevar un mensaje en persona a la corte de la oscuridad como prueba por haberse convertido en adulta. Giselle la acompaña y ambas salen de allí con la certeza de que no quieren involucrarse en absoluto con la otra corte. Cada personaje está en un bando muy claro, y a la vez, cada uno, libra su propia batalla individual en función de sus intereses. 

Nos encontramos con una profecía que habla de la unión de las cortes, pero esto no hace feliz a ninguno de los mencionados y el encuentro entre Alethia y Axel durante la prueba será el principio de tiras y aflojas entre ambas cortes. 

Hay guerra de poderes, amor, amistad, traiciones, tensión sexual (son poco más que adolescentes cuando empieza todo) y magia a raudales. El final es impactante y te obliga a ir a por Los reinos olvidados para ver qué ha pasado y cómo está la cosa.

Cuando llegamos al segundo libro conocemos a Kali, una humana que no sabe nada de los reinos mágicos, pero que jugará un papel importante en toda esta historia. Me ha gustado mucho el ritmo de esta segunda novela y también el argumento, ya que pasan muchas cosas y siempre quieres saber un poco más. 

Si me seguís en Instagram habréis visto que, aunque la historia me ha gustado y entretenido mucho, en el primer libro me costó empatizar con los personajes femeninos. Tal vez sea una tontería, pero en mi opinión tira mucho de clichés tanto en el comportamiento y diálogos que da la autora a las protagonistas, como en la propia narración. No sé explicarlo mejor, pero me daba la sensación de que el narrador no era neutral al contar la historia. En cualquier caso esto cambia en la segunda mitad de Los cuatro reinos y en todo Los reinos olvidados, por lo que en el cómputo global el resultado es positivo. 

Por último, me gustaría comentar algo que, si bien no interfiere demasiado en la lectura, a mí me molesta encontrar cuando estoy leyendo, y es una mala corrección por parte de la editorial (que supongo que será quien se encarga de estas cosas...) He encontrado varios errores ortotipográficos que son muy fáciles de identificar y solucionar (en el primer libro, no en el segundo) Insisto, son tonterías y no son cosas importantes, pero a mí me parece que muestra poco interés por parte de los correctores y poco respeto a los lectores y a los autores. 

En definitiva, aunque parezca con mi último párrafo que no lo he disfrutado, en verdad me ha parecido una historia muy original y bien llevada. Va de menos a más y está escrito de tal manera que siempre quieres seguir leyendo un poco más. En relación a los personajes, me han gustado mucho casi todos los mencionados anteriormente. Las mujeres me han gustado porque a lo largo de la historia van demostrando la fuerza que tienen, ya sea porque tienen poderes o porque son valientes y no dudan a la hora de actuar. En cuanto a los hombres, ninguno llega al nivel de "cuelgue" que tuve con Noah de la bilogía de Abril, pero son interesantes también. En este caso todos son del mundo mágico, por lo que todos tienen poder de una manera u otra.  

Os dejo, si os habéis quedado con las ganas de saber más, las reseñas que hice de la bilogía de Abril: 

             http://narayani-eraseunavez.blogspot.com/2017/04/firmado-abril-paula-ramos.html
  


jueves, 28 de noviembre de 2019

Nadia sin miedo - Alfredo de Braganza

Este es el último libro de la sexta tanda de libros electrónicos que estaba leyendo. Ahora, y durante unas semanas, volveré al papel, que también hay mucho pendiente por leer y ya apetece. 

"La novela narra el viaje de la actriz con un joven becario de la sección comercial de la embajada suiza en Nueva Delhi al festival de cine de Locarno, donde se llevará a cabo una retrospectiva de toda su carrera. Durante el trayecto, Nadia le cuenta al becario su increíble historia, llena de anécdotas cómicas e hilarantes, sobre cómo llegó a ser la actriz de cine más famosa en la India británica durante la década de los años treinta del siglo XX, y su relación amorosa con uno de los pioneros del cine sonoro en ese país."

El párrafo anterior está sacado de la sinopsis del libro y está tan bien presentada la historia que he pensado que era mejor ponerla directamente, que liarme yo con un montón de explicaciones... 

Lo primero que me gustaría decir es que, a pesar de que lo que cuenta la sinopsis es todo cierto, creo que también puede confundir un poco. Yo después de leerla me esperaba una cosa distinta a lo que he encontrado en la novela. Por ejemplo, esperaba bailes, que no hay, y reírme (por eso de las anécdotas hilarantes), y tampoco. Con todo, no puedo decir que la historia no me haya gustado, porque estaría mintiendo.

Personalmente creo que es un libro interesante por lo que cuenta y, también, por cómo lo cuenta. Me ha parecido que el análisis que hace de la India y de los indios de los años treinta del siglo XX es muy verosímil. Yo, al menos, me lo he creído. 

La historia empieza bien, presentándonos a una chica rubia de ojos azules, nacida en Australia y que va a su bola todo el tiempo. Nos cuenta cómo fue su niñez de una manera ágil y entretenida, pero cuando llega a la parte en que empieza a trabajar en el cine tengo la sensación de que el ritmo baja. Ella es actriz y rueda sus propias escenas de acción, lo que la hace especial a los ojos de los espectadores, pero, en mi opinión, esta parte se podría haber acortado y no habría pasado nada porque hay muchas descripciones de películas y de escenas que, en el fondo, son todas iguales unas a otras. También me habría gustado saber más de su vida durante esta etapa, ya que se centra solo en lo que es la productora. En esta parte de la lectura, como me pareció algo repetitiva y lenta, me demoré más. 

Poco después nos cuentan su romance con uno de los dueños de la productora y cómo afecta a nivel personal y profesional a uno y a otra. 

De toda la novela lo que más me ha gustado ha sido el dibujo que el autor hace de la sociedad india del momento. Creo que representa bien el pensamiento del pueblo y también las injusticias. Hay una buena labor de investigación detrás. De la historia me quedo con la libertad de la que siempre gozó Nadia y de cómo consiguió convertirse en una estrella a pesar de ser todo lo contrario a lo que los indios querían por aquel entonces. Nos demuestra que cuando se quiere algo de verdad, se puede conseguir. 

domingo, 17 de noviembre de 2019

La caricia de Tánatos - María José Moreno

La caricia de Tánatos es el primer libro de la trilogía del Mal de María José Moreno. No he leído todavía los otros dos libros (El poder de la sombra y La fuerza de Eros) pero los tengo preparados ya en el lector electrónico. 

No sé aún los dos últimos, pero el primer libro cuenta una historia que comienza y acaba, así que no hay que preocuparse de que nos deje a medias, que es algo de lo que, personalmente, suelo huir. Alguna saga o trilogía he leído, claro, pero eso de que una historia se quede parada en lo mejor y tener que seguir en otro libro no va mucho conmigo. 

Mercedes Lozano es la protagonista de La caricia de Tánatos, una psicoterapeuta a la que en poco tiempo le cambia mucho la vida. Una vida rutinaria y tranquila a la que no le venía mal un poco de acción, aunque tal vez no tanta como encuentra. 

Por un lado conoce a Miguel, por quien siente una gran atracción. Quiere conocerle mejor, pero él no se lo pondrá fácil debido a algunos fantasmas del pasado a los que Mercedes no tendrá fácil acceso. Por otro lado está Marina, una paciente de Mercedes que sale de una relación tóxica y que tiene muy baja autoestima. Lleva tiempo en terapia y mejora día a día, pero la aparición de Marcos en su vida hace que todo lo que habían avanzado se tambalee. Dentro de la consulta también hay otro paciente del que la psicoterapeuta no se fía demasiado. Todo en él es confuso y turbio. Es una de esas personas de las que no te fías y no sabes por qué. Por último, Mercedes empieza a recibir anónimos que, obviamente, la asustan mucho. 

Todas estas cosas se mezclan en el mismo momento, lo que hará que Mercedes ande inquieta y preocupada: por ella, por Miguel y por Marina. 

Como he comentado antes, es Mercedes la protagonista de La caricia de Tánatos, pero no puedo dejar de pensar en Marina como protagonista también y es que, la suya es una trama demasiado importante como para dejarla en secundaria: malos tratos, relaciones tóxicas y mucha ceguera. Este personaje me ha gustado y me ha repelido a partes iguales. Más de una vez me han dado ganas de parar la lectura para decirle: "Marina, por favor, ¡espabila!", pero por otro lado pensaba en lo fácil que una persona puede cegar a otra y manipularla a su antojo. He sufrido mucho con su terapia, la verdad. 

En este libro, y entiendo que en los otros dos que me quedan pasará igual, hay mucha psicología. La propia autora es psicóloga, así que eso ayuda mucho a que lo que ocurre suene real y sea verosímil. 

En resumen, La caricia de Tánatos me ha gustado mucho. Tenemos una primera e intensa toma de contacto con Mercedes Lázaro y el resto de personajes, que espero la sigan acompañando en los próximos libros de la trilogía del Mal. Además me ha hecho plantearme algunas cosas y ver lo fácil que es caer y no tener dónde agarrarte aunque te estén ofreciendo distintas manos que quieren salvarte. Volveré pronto al segundo libro seguro.

---------------------------------
---------------

Es la segunda vez que leo a la autora, ya que antes de su trilogía publicó Bajo los tilos, un libro que siempre recordaré porque fue de los primeros que compré en digital. Os dejo la reseña por si queréis verla también. 


jueves, 7 de noviembre de 2019

Si solo fuera un cuento de hadas - Victoria Vílchez

Sí, qué le voy a hacer, me gustan los cuentos de hadas. No lo puedo remediar. Supongo que en el fondo soy una romántica que piensa que todo el mundo está predestinado a encontrar a su alma gemela en algún momento. 

Esta historia comienza, como todos los cuentos de hadas, con un libro; solo que en esta ocasión este se encuentra vacío. Ali recibe el libro como regalo en una librería donde su amiga Lara se ha dejado el sueldo en libros, pero no le hace demasiado caso hasta que se queda sola y aburrida y le da por cotillear sus páginas. Cuando lo abre se da cuenta de que no hay nada escrito más allá de "Había una vez...", pero no puede investigar mucho más porque justo después de ver que el libro no cuenta nada de nada aparece, como por arte de magia, un macizo hombre que empieza a actuar de manera extraña con ella. Y es que, este macizo hombre no es otro que Jay Forevermore, su hada madrina. 

La misión de Jay es encontrar el alma gemela de Ali, pero supongo que no sorprenderé a nadie si digo que entre ellos aparece, aunque no debería, cierta tensión y que las citas que Ali va teniendo son un desastre. Con cada una de las citas llega un pequeño gran fracaso para ambos; para ella porque no es capaz de encontrar a su alma gemela y para él... bueno, pues por lo mismo, porque él es el encargado de encontrar a esa persona especial que haga a Ali feliz y no es capaz de hacerlo.

Ali es muy escéptica al principio con toda la historia de Jay, pero en su favor hay que decir que no es muy normal que se te presente tu hada madrina para llevarte de ligoteo. Por su pare Jay comienza siendo una persona bastante pagada de sí misma y prepotente, para terminar siendo un amor, y es que ya se sabe que lo importante no es cómo empiezan las cosas, sino cómo terminan.

Sí tengo que reconocer que el hecho de que Jay comience siendo tan prepotente no me gustó nada. No sé si alguna vez os habéis imaginado a vuestra hada madrina, yo no, pero después de leer el libro tengo claro que, aunque no sepa cómo sería, sí sé cómo no sería. Y Jay, al principio del libro, no parece para nada un hada madrina. Parecía enfadado con la situación y era brusco en lo que hacía y decía. Sin embargo, al poco comienza a cambiar su trato y eso me hizo reconciliarme con la historia. 

Hay dos personajes secundarios con cierto protagonismo además de Ali y Jay, que son: Lara, la mejor amiga de Ali; y Joey, el hermano ligón de Jay, que también es hada madrina y está macizo. Estos dos le ponen un poco de salseo al libro, todo hay que decirlo. 

"Si solo fuera un cuento de hadas" me ha gustado. Es una historia un poco predecible, pero no por eso tiene menos encanto. Los personajes son bastante entrañables, y es fácil empatizar con ellos una vez que les conoces mínimamente. Para mí es un libro perfecto para leer con una manta y una taza de algo caliente en las manos. Así, al menos, es como lo he leído yo. 

Este verano leí otro libro de la autora, y todavía me queda uno más en el lector, así que seguro que repetiré con ella. 

Os dejo la reseña de "Antes de que digas te quiero", escrita esta misma semana, por si queréis ver más libros de la autora.