¿No encuentras algo? Búscalo aquí

martes, 14 de junio de 2011

Tormenta de espadas II George R.R. Martin

¡Está bien! ¡Me rindo! No sé qué más decir de estos libros que no haya dicho ya. Y lo qué es peor, no sé cómo decir lo que no he dicho... Ahora mismo siento frustración en estado puro. En fin, a ver qué sale.

En la segunda parte del tercer libro se siguen librando batallas, sigue habiendo enlaces por conveniencia y siguen existiendo las traiciones. Pero por otro lado también aparecen la compasión y el amor.

Con esta saga no sólo estoy disfrutando de la fantasía y de los personajes. Realmente está escrito de una forma magistral y te mete de tal manera en la historia que aunque no quieras tienes que seguir leyendo. Creo que me estoy convirtiendo en una freak y empiezo a temer yo también que algo le pueda pasar a George RR Martin y no termine de escribirla... No sé si es el momento de dejar la saga o de leerla de un tirón.

------------------

A partir de ahora os aconsejo, como siempre cuando hablo de estos libros, que no sigáis leyendo la reseña si queréis leer el libro porque os puedo destripar muchas cosas. El que avisa no es traidor.
------------------

Nada más comenzar la segunda parte tiene lugar la boda entre Sansa y Tyrion Lannister, mis dos personajes preferidos hasta el momento. Ella quiere agradarle en todo, y él no quiere que ella se sienta forzada a hacer nada y por ese motivo decide no acostarse con ella hasta que ella no quiera. Conclusión, el matrimonio no ha sido consumado.

Jaime Lannister y Brienne siguen con su relación de amor y odio. Esta parte me está gustando mucho. Me parece divertida al tiempo que entretenida. Caen prisioneros y tienen que mantenerse unidos para no morir ninguno de los dos y parece que cada vez se van soportando un poco más.

Ya comenté en Choque de reyes que en la parte de Stannis Baratheon había una parte de fantasía que no me disgustaba del todo. Continúa bajo la influencia de Melisandre (algo así como una maga o bruja del fuego) y parece estar perdiendo la cabeza por momentos. La única persona que parece mantener la cabeza sobre los hombros es Davos, el caballero de las cebollas, que ha sido nombrado Mano del rey.

Pero como ya sabéis, Stannis no es el único rey. También están el rey en el norte, Robb Stark; Balon Greyjoy, el rey de las islas del hierro; y Joffrey Baratheon, el rey en el trono de hierro. Melisandre a través de un conjuro intenta acabar con la vida de los tres reyes que no son el suyo y, en este libro, consigue acabar con dos de los tres...

Por otro lado se encuentra Jon Nieve, bastardo del señor de Invernalia, que continúa viviendo con los salvajes para averiguar los planes que tienen para curzar el muro. Con lo que no contaba era con enamorarse de una salvaje que, además, habla con bastante elocuencia.

-No sabes nada Jon Nieve. Se secuestra a las hijas, no a las esposas. Vosotros sois los que robáis. Os quedasteis con el mundo entero y construisteis el Muro para dejar fuera al pueblo libre.
-¿Nosotros? - A veces, Jon se olvidaba de lo salvaje que era; en aquellas ocasiones, ella se encargaba de recordárselo-. ¿Y cómo fue?
-Los dioses hicieron la tierra para que todos los hombres la compartieran. Pero luego vinieron los reyes, con sus coronas y sus espadas de acero, y dicen que todo es suyo. Los árboles son míos, dicen, no os podéis comer las manzanas. El arroyo es mío, aquí no podéis pescar. El boque es mío, nada de cazar. Mi tierra, mi agua, mi castillo, mi hija... No le pongas las manos encima o te las corto, pero a lo mejor si te arrodillas delante de mí te dejo que olisquees. Decís que somos ladrones, pero al menos un ladrón tiene que ser valiente, astuto y rápido. Para arrodillarse sólo hacen falta rodillas.

Por otro lado su hermanastra Arya que sigue desaparecida y que pasa de mano en mano. Todos quieren cobrar el rescate que pagarán por ella su madre y su hermano Robb.

Por último está Daenerys de la Tormenta, que se encuentra al otro lado del mar. Está reclutando un ejército con el que poder luchar contra el rey Joffrey. Quiere recuperar el trono que un día le arrebataron a su familia.

7 comentarios:

Shorby dijo...

El ritmo de Tormenta es brutal, no deja respiro en ningún momento y sólo quieres leer más y más (no te encanta esa sensación? jejej)

Besotes

Bookworm dijo...

Yo tampoco sé qué más decir sobre estos libros y es que por más que me los recomienda todo el mundo junto con la coletilla "aunque no te guste la literatura fantástica" no doy empezado el primero. Espero que en el momento que me decida a hacerlo me enganche tanto como a todos vosotros (si no qué chasco!!)

Besos

Margari dijo...

Pues no he leído mucho de esta entrada Narayani, que tengo ya en mi estantería Juego de tronos esperándome y no quiero saber mucho. A ver si termino los libros que saqué de la biblio y lo empiezo, que le tengo unas ganas.
Besotes!!!

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Bienvenida al club, yo también soy una freak de Canción de hielo y fuego y también temo que a George RR Martin le pase algo, entre los kilos de más, los años y lo poco que se cuida... Jejeje. Pero aun así no lo dudes, sigue leyendo la saga, que es genial y vale mucho la pena! Muchos besos.

Jose dijo...

¡Y aún quedan muuuuuuchas cosas! Me alegra que lo disfrutes me da nostalgia de lo bien que me lo pasé leyendolo en su día, recuerdo que tenía un trabajo de una semana en el que los trayectos eran largos y tenía que comer solo con la compañía del libro se me hizo ligera la cosa :-).

Narayani dijo...

Ufff, me ponéis los dientes largos con eso de que quedan muchas cosas aún por pasar!! La verdad es que lo estoy disfrutando muchiiiiiiisimo :-)

Besos!!

Lola Mariné dijo...

No es una temática que me interese, pero me alegro que tu lo estés disfrutando.
Besos