¿No encuentras algo? Búscalo aquí

jueves, 22 de marzo de 2012

Los cuadernos del Hafa Pablo Cerezal

-Estoy a punto de terminar tu novela.
-Ah ¿si? ¿Y qué te está pareciendo?
-Pues... Tengo sentimientos enfrentados, Pablo... Hay partes que me están resultando complicadas y tengo que volver a leerlas, pero lo que es la historia me está gustando.

------------------------------------------------------------------------

Esta conversación la mantuvimos (parecida, ¿eh? porque no la recuerdo al pie de la letra) Pablo Cerezal y yo el lunes por la mañana en el número 12 de la calle que compartimos sus padres y yo. Fue una conversación muy rápida que me dio la sensación de que quedó a medias por las prisas de meter el carrito del bebé en el ascensor mientras otros vecinos hacían cola para pasar al otro. En resumen, casi no pudimos hablar. Eso sí, una cosa que no me pasó desapercibida fue que no le extrañó el hecho de que tuviera que releer ciertas partes de la novela. Tuve la sensación de que quizás alguien ya le había comentado lo mismo...

Pero empecemos por el principio que me voy por las ramas y al final no cuento lo que he venido a contar... De qué va Los cuadernos del Hafa...

Antes de empezar me gustaría dejar claro que mi cultura musical es bastante escasa y que en el libro se habla de ciertas personas que me costó ubicar en un primer momento (no diré cuáles para no ponerme más en evidencia) A lo que voy es que me ha costado meterme en la piel de ciertos personajes pero la culpa de eso ha sido mía y no del autor.

Yo no conozco Tánger. Es más, no conozco nada de Marruecos. Es algo que tengo pendiente desde hace tiempo, pero no me decido nunca. Será que como lo tengo cerca lo voy dejando para volar a sitios como Turquía, Escocia, Tanzania o Egipto. "Total Marruecos está ahí al lado. Puedo ir en cualquier momento..." Pablo nos enseña en Los cuadernos del Hafa un Marruecos para visitar en solitario, adentrándonos poco a poco en su cultura y dejándonos llevar por las tradiciones. Un viaje que sin duda me gustaría hacer en algún momento.

El Hafa Café es el lugar al que van los marroquíes y -mucho me temo que cada vez más- los turistas para tomar té y fumar porros. Y digo que mucho me temo porque es un sitio que a pesar de ofrecer dos cosas que a mí no me gustan como son el té y el costo, tiene que tener un gran encanto y la visita masiva de turistas lo estropeará en algún modo. Supongo que el Hafa Café para cada uno tendrá un significado diferente. Para mí, por ejemplo, creo que sería el típico sitio que me haría volar la imaginación (y no por las drogas, ¿eh?) Me inspiraría para inventar mil historias en mi cabeza que no compartiría con nadie...

El libro empieza y acaba con las páginas de lo que yo entiendo son Los cuadernos del Hafa. A lo largo del libro aparecen páginas sueltas que te van dejando información sobre el Café y lo que allí ocurre. Cada capítulo del libro está compuesto bien de las páginas sueltas de este cuaderno, bien de la historia de los diferentes personajes que van apareciendo a lo largo de la novela.

Las historias que Pablo nos presenta me han gustado. Sobre todo las que hablan de la cultura del país y en la que los protagonistas tienen algo que ofrecer y enseñar.

-¿Entonces -diréis vosotros- qué te lleva a decir que tienes sentimientos encontrados como decías al principio?

Pues bien, el hecho de tener que releer ciertas partes varias veces. Los capítulos están escritos en primera persona y, en no pocas ocasiones, la persona que habla está completamente colgada, hecho que me ha complicado la labor de seguir sus pensamientos. De ahí los sentimientos encontrados.

Para mí leer Los cuadernos del Hafa ha sido una experiencia completamente diferente a leer cualquier otra novela. A mí me ha requerido de mucha concentración y es algo que no he podido darle, por falta de tiempo en casa y por ruido en el bus camino del trabajo que es donde más suelo leer.

Esta reseña la estoy escribiendo con música de Brian Jones y los Rolling Stones en mi ordenador. La primera vez en mi vida que le dedico unos minutos a este grupo de música, sin embargo dicen que nunca es tarde si la dicha es buena, ¿no? Gracias a esta novela me he podido meter un poco en la vida de estos ¿personajes?, entre otros muchos, todos o casi todos relacionados con la música, la escritura y el arte en general.

En resumen, el libro me ha gustado. Las historias me han gustado mucho y he aprendido muchas cosas tanto de la cultura del país como de culturilla general, que se dice.

Por último os dejo con dos cosas: la primera un párrafo de la novela que me encantó cuando lo leí y la segunda la dedicatoria que me puso Pablo en el libro el día de la presentación. He de decir que me da un poco de vergüenza y quizás por eso no la he puesto antes, pero él sabe que, como el de muchos otros bloggers, mi sueño es escribir...

Quise venir al Hafa para fumar y soñar. Recostarme y embriagarme en la quimera del momento eterno en que el amor refulge y nos sentimos inmortales, acodarme en la mugrienta madera de una silla y soñar con las conversaciones que enturbiaron, tiempo ha, el mismo reducto espacial: charlas de hombres y mujeres que edificaron un tiempo que quise mío, mi tiempo, el de mis sueños y esperanzas.

Insisto: quise venir al Hafa.

Envenenado estaba yo de olvidadas poesías, de ausentes fantasmas de músicos y poetas, artistas que veneré, personalidades de las que algún día pretendí apropiarme sólo porque creí comprender el mensaje oculto de sus creaciones.

14 comentarios:

Offuscatio dijo...

Creo que es la segunda entrada que veo sobre este libro hoy. Respecto a la novela, solo puedo decir que tu entrada ha quedado muy llamativa, y sobre Marruecos no he leído muchos libros. Podría ser una alternativa interesante. ¡Gracias!

Tatty dijo...

No conocía este libro pero me ha llamado especialmente la atención el acercamiento a Marruecos y su cultura, me parece interesante aunque por otra parte creo que me enfrentaré al mismo problema musical
besos

Meg dijo...

Pues en principio no me llama mucho, me alegro de que en general lo hayas disfrutado, un beso!!

Carmen dijo...

Yo estoy como Meg, no me atrae inicialmente demasiado, pero lo que me ha encantado es tu reseña...
Besos

Carmen dijo...

AH, y ya he puesto el banner del sorteo en el blog, que se me había pasado.
Besos,

Narayani dijo...

Offuscatio, sí, ya vi tu comentario ayer en el otro blog :-) Yo tampoco he leído mucho de Marruecos así que me ha servido de acercamiento a su cultura.

Tatty, yo he tenido que tirar de google en más de una ocasión para avueriguar alguna cosilla más, jajaja.

Meg, es imposible que todos coincidamos en todo :-) Yo hay muchos libros que también dejo pasar porque no me llaman mucho...

Besos!!

Narayani dijo...

Muchas gracias Carmen, justo acabo de pasar por tu blog y lo he visto :-)

Me alegro que te haya gustado la reseña ;-)

Besos!

Margari dijo...

Pues me llama este libro. Que de Marruecos, teniéndolo tan cerquita, sé muy poco. Así que apuntadito queda.
Besotes!!!

Narayani dijo...

Por lo que veo eso nos está pasando a muchos, que a pesar de tenerlo al lado no lo conocemos.

Ya nos contarás si lo lees qué te ha parecido.

Besos!

Shorby dijo...

Pues me encanta cuando tenemos esas sensaciones encontradas al leer, el que sea una lectura diferente, aunque cueste. Es algo que agradezco de vez en cuando =)

Besotes

Narayani dijo...

Depende lo que busques en cada lectura. Yo ya te digo que habría necesitado leerlo en otro momento quizás para disfrutarlo del todo, pero sí que es cierto que la historia que encuentras en este libro merece la pena a pesar de que haya costado :-)

Besos!

don vito andolina dijo...

Hola, concisas y precisas letras van desnudando a golpe de talento le germinal pureza de este blog, si te va la palabra encadenada, la poesía, te espero en el mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com.es/
gracias, buen día, besos afines..

Narayani dijo...

Me alegro de que te haya gustado el blog. Estaré encantada de que te pases cuando quieras.
La poesía la verdad es que no es muy de mi agrado, pero me pasaré por tu blog a cotillear :-)

Besos!

Meg dijo...

aja, aqui está la reseña, ya decñia yo que me sonaba lo del vecino, y la comenté y todo :-) Un besote!