¿No encuentras algo? Búscalo aquí

sábado, 20 de abril de 2013

No todos moriréis Antonio Jareño

Hace ya mucho tiempo que Antonio Jareño me ofreció leer su novela No todos moriréis y no me lo pensé. Lo que siento ahora es no haberla leído antes porque he tardado mucho en ponerme con ella.
 
Llevo ya dos semanas en Chile y aunque estoy conociendo a gente poco a poco es cierto que paso mucho tiempo sola, así que se puede decir que los personajes de esta historia han sido un poco como mis amigos y mis compañeros de viaje.
 
Andres es un empleado de banca de Murcia. Alonso es cura en Yecla, un pueblo de Murcia. Y Walter es un argentino que trabaja con los vídeos de seguridad de los bancos en Murcia. 


Cuando Andres le pide a Walter que le haga el favor de revisar una cinta de vídeo para averiguar si el hijo de una clienta le está robando a su madre éste no lo duda, así que se ponen a la faena y es así, revisando la cinta, como presencian el asesinato de un joven en la puerta del banco. Tienen que ir a la policía pero lo que están haciendo es ilegal y no pueden contárselo a nadie, sin embargo mientras discuten qué hacer ven como el joven vuelve a levantarse y se marcha como si nada. Las cuchilladas que ha recibido parecen haberse curado y ni siquiera queda un charco de sangre allí donde había caído el chico. El vídeo es muy extraño y Walter decide llevárselo a una convención sobre seguridad para comentarlo con más compañeros. El vídeo no puede estar trucado, ¿o sí? Desgraciadamente Walter se encuentra de cara con alguien que quiere el vídeo a toda costa y acaba siendo asesinado.
 
A raíz de este suceso Andres se decide a buscar al asesino de su amigo y no duda en hacer las maletas y volar a Berlín para matarle una vez que da con él.
 
Por otro lado el padre Alonso pide permiso para investigar un suceso extraño que un párraco dejó por escrito muchos años atrás. En el texto el hombre aseguraba haber visto a las mismas personas, con el mismo aspecto con una diferencia de cincuenta años. ¿Cómo podían mantenerse igual después de tanto tiempo? ¿Serían, tal vez, inmortales?
 
En el aeropuerto Alonso y Andres coinciden. Uno va a Roma y el otro a Berlín, pero no será la última vez que se encuentren y será a raíz de ese segundo encuentro entre los dos donde comienza la verdadera aventura. Los dos buscan algo complicado de encontrar, pero no imposible. 
 
La pareja formada por el cura y el empleado de banca me ha gustado mucho. Se llevan bien y se complementan. Por supuesto se encuentran con muchas trabas a la hora de investigar, los malos, ya sabéis, siempre tiene que haber uno. En este caso es un grupo de gente, con la mano muy larga, que busca lo mismo que Andres y Alonso, encontrar al hombre inmortal, en su caso para investigarle y conseguir a través suyo, la inmortalidad para el ser humano.
 
Quizás penséis que estoy contando mucho, pero os aseguro que aún queda  mucho por descubrir. Personajes muy interesantes y que dan mucho juego. Historias que de repente dan giros de 180º cuando menos te lo esperas.
 
No todos moriréis es un libro muy entretenido. Me ha gustado mucho y me ha mantenido enganchada hasta que he llegado al final. Para mí el momento de ir a dormir estos días en Chile, que es cuando más tiempo puedo leer, era el momento de reencontrarme con estos curiosos personajes y vivir con ellos sus historias. Me sentía como una compañera más del viaje que estaban haciendo, esperando para ver a dónde nos llevaban las investigaciones.
 
... y firmo la presente para que cada vez que mi fe se vea sacudida por la duda, algo que me sucede a menudo conforme se acerca el día de mi muerte, haga memoria de este grupo de personas de las que dijo San Pablo en su primera epístola a los Corintios: Mirad, os revelo un misterio. No todos moriremos.
 
Por último os dejo una pregunta: ¿os gustaría que el ser humano pudiera ser inmortal? ¿Qué haríais con tanto tiempo por delante?

14 comentarios:

Jose dijo...

Me has hecho que me pique la curiosidad, me lo anotaré en mi lista de posibles. De hecho ahora no tengo ningún libro entre manos así que es más que posible.

En cuanto a tu pregunta sobre la inmortalidad en uno de mis intentos de novela cree un personaje inmortal que el pobre había pasado por todo ya y estaba hastiado. Se había vuelto loco, hecho el amor con mil mujeres, se había atiborrado a comer, etc... El pobre además cuando conseguía adaptarse a una época esta pasaba de moda. Al final había llegado a la conclusión que debía destruir el mundo porque sería la única manera de terminar con su sufrimiento (de hecho la estoy releyendo y tenía cosas chulas, cuando acabe la que llevo entre manos que me queda poquito, esta vez sí, tal vez la retome).

Margari dijo...

Un libro muy entretenido que se lee en un santiamén. Sobre la pregunta... Me parece que mejor nos quedemos como estamos. Que la naturaleza es sabia y si nos ha hecho morir, es que es mejor para ella. Como decía Queen, Who wants to live forever?
Y me parece a mí que a la segunda pregunta casi todos los que nos pasamos por aquí vamos a compartir respuesta: leer! Y más cositas, claro está...
Besotes!!!!

Montse dijo...

Como dice Margari, leeeeeeerrrrrrrr y leeeeeeeerrr!
El libro es grnial y me alegra saber que te ha hecho compañía.
Besindios.

Montse dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Montse dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Isi dijo...

A mí también me lo envió el autor y todavía no me he puesto con él, a ver si lo empiezo de una vez, que la verdad es que creo que me va a gustar mucho también; el argumento es muy atrayente.
Espero que esté todo bien por allí.
Muchos besos!!

Tizire dijo...

Este fue un libro que también tardé en leer y que me gustó muchísimo; es adictivo y la historia engancha en todo momento. No sabía que te habías mudado a Chile, te deseo mucha suerte en tu nueva andadura, valiente! 1beso!

Juan Rescalvo Somoza dijo...

Llevo tiempo queriendo leer este libro, y eso que no sabía exactamente de que trataba, pero sabiendo que es sobre la inmortalidad aún me interesa más.

La inmortalidad es un tema que me fascina y al que no le encuentro ninguna respuesta fácil, pues es un tema bastante complejo. Aunque en principio optaría por beber el elixir de la inmortalidad

Tatty dijo...

Yo también lo tengo pendiente desde hace tiempo y creo que me gustará, he leído muchas opiniones y en general todas son positivas
besos

Meg dijo...

No sé yo si me gustaría la inmortalidad :-) El libro tiene buena pinta, asi se refleja en todas las reseñas que he visto. Me alegro de que te haya gustado. Un beso!

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Ya sabes que la novela me gustó mucho, me alegro de que la hayas disfrutado. Sobre lo de la inmortalidad, no sé, tendría que pensarlo con calma, pero en principio creo que sí me gustaría, no tener que perder a ningún ser querido, vivir tantas épocas diferentes... Muchos besos.

Narayani dijo...

Yo me lo tendría que pensar mucho también, estamos hablando de toda la eternidad... Es mucho tiempo :-) Pero sí, yo también lo dedicaría a leer mucho, jajaja.

Tizire, gracias!

Jose, no sabía que habías escrito algo sobre la inmortalidad. Ya nos dejarás echarle un ojo a ese escrito, no? :-)

Besos a todos y gracias por comentar!

Shorby dijo...

Todavía lo tengo pendiente de lectura!!
Qué desastre!

Besotes

Margaramon dijo...

Otra que recibió la novela y que todavía no la ha leído. Me alegro que los personajes se convirtieran en compañeros.
Besos