¿No encuentras algo? Búscalo aquí

martes, 13 de mayo de 2014

La bella durmiente Charles Perrault

Me ha dado por leer cuentos clásicos últimamente. Disfruté mucho con La Sirenita y también lo he hecho con La bella durmiente aunque me gustó más el primero. No sé, me gustan las sirenas y además me resultan más reales que el hecho de que una persona pueda dormir durante tanto tiempo como la bella durmiente... Ya veis como está la cosa...
 
Este cuento lo leí de niña y no lo recordaba en absoluto pero mientras iba avanzando en su lectura me iba diciendo a mí misma que todo eso ya lo conocía.
 
La bella durmiente es la única hija de un regio matrimonio. Como pensaban que no podían tener hijos lo celebran invitando a un gran número de personas a una fiesta en palacio. Entre los invitados se cuentan varias hadas que tienen que otorgarle dones a la niña. La bruja, que aparece de repente y sin invitación, le condena a morir al pincharse con un huso pero por suerte una de las hadas, que se había escondido al ver a la bruja, cambia la muerte de la princesa por cien años de siesta.
 
Todo ocurre tal como se pronostica y cien años después un príncipe llega al castillo en busca de la princesa. Se enamoran y se casan en secreto. Con el paso del tiempo ella se va a vivir al palacio de él con quien tiene dos hijos y donde tiene que sufrir a una suegra no del todo simpática (oh, sorpresa, sorpresa...) Un día que el príncipe tiene que salir de viaje la reina madre (la suegra) le dice al cocinero que mate a la niña y se la sirva para comer (por lo visto tenía parientes ogros...); al día siguiente le pide al niño y al siguiente a la propia bella durmiente, pero ¿realmente el cocinero realizó tal atrocidad?
 
Sí, lo habéis adivinado, no os lo voy a decir. Si queréis saberlo tendréis que leer el cuento (si no lo habéis hecho ya, claro)
 
En este caso no he visto la peli de Disney así que no puedo opinar sobre la misma. Lo que sí que sigo pensando es que los cuentos de antaño eran mucho más crueles que los actuales. Aunque también os digo una cosa: no sé si prefiero los cuentos crueles pero 'reales' de hace años o los más edulcorados que no preparan a los niños para la vida real. ¿Vosotros qué decís?
 

8 comentarios:

Shorby dijo...

No has visto la peli en serio???
Oyoyoyoy...
Fíjate, que no he leído el cuento, pero espero hacerlo =)

Besotes

Margari dijo...

Ahora mismo sí prefiero esos cuentos originales, más crueles, más gore... De pequeña no sé qué decirte. Creo qeu con algunos habría sufrido más de una pesadilla...
Besotes!!!

Narayani dijo...

Shorby, no, no la he visto, no me regañes... :(

Margari, yo también prefiero los de antaño para ahora, de peque no recuerdo que me causara ningún trauma leerlos tampoco...

Besos y gracias por pasar a comentar!

Carla dijo...

Yo estoy como Margari. Ahora prefiero los cuentos más crueles. De pequeña no sé, creo que hubiese acabado traumatizada.
La Bella Durmiente lo he leído, pero en la versión de los hermanos Grimm, que por lo que veo y recuerdo tiene algunos cambios respecto al de Perrault.

Un beso!!

Ana Blasfuemia dijo...

Es verdad que había cuentos diseñados para meter miedo, casi más que esas amenazas bíblicas del infierno y demás. Ahora, muchos de aquellos cuentos los veo con ojos muy críticos, y me quedo con los protagonizados por animales, tipo Dumbo o Bambi...

Besos

Meg dijo...

Yo también tengo ganas de recuperar algunos cuentos clásicos, que Disney ha hecho mucho daño en algunos casos y a mi memoria también :-P Un besote!

Tizire dijo...

Me da curiosidad y miedo acercarme a los cuentos originales, porque tan endulzado nos tiene Disney que me puede dar un soponcio... Pero quiero saber qué pasa!!! Así que lo leeré algún día. 1beso!

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo...

Me pasa como a Tizire, me produce curiosidad ese otro lado más truculento pero también tengo la idealización disney. Me gusta que nos vayas contando estas lecturas.
Besos