¿No encuentras algo? Búscalo aquí

miércoles, 17 de junio de 2015

Orgullo y prejuicio Jane Austen


Es una verdad mundialmente reconocida que un hombre soltero, poseedor de una gran fortuna, necesita una esposa.

Por fin me he adentrado en una historia que, si bien ya conocía por haber visto la película varias veces, aún tenía pendiente conocer a través de las letras. No sé muy bien porqué he tardado tanto en leerlo porque lo tenía desde hacía tiempo esperando en casa, pero el caso es que nunca le llegaba el turno y siempre ponía otras historias por delante. Hace unas semanas, sin embargo, empezó a llamarme con insistencia. Primero con sutileza y con el paso de los días con completo descaro. Sentí que era su momento, ya sabéis a qué me refiero, ¿verdad? Y me puse con él sin dudarlo.

Elizabeth Bennet es una joven con las ideas muy claras y con la lengua muy afilada. Inteligente e irónica como ninguna consigue poner de los nervios a su madre, que lo único que quiere es verla casada al igual que a sus cuatro hermanas. Sin embargo ella no soporta la idea de caer en las redes de un matrimonio de conveniencia y, sobre todo, sin amor de por medio. Ve cómo su hermana mayor, Jane, se enamora de un "buen partido", Mr Bingley,  y cómo esta es correspondida. No pueden ser más felices las dos. Jane por estar enamorada y poder compartir tiempo con el hombre que quiere, y Elizabeth por ver tan feliz a su hermana. Lo único que siente es que Mr. Bingley vaya siempre acompañado de su fiel amigo, el arrogante y desagradable Mr Darcy, que aunque es muy rico e influyente, también es completamente insufrible.

Pasado un tiempo en el que todo iba sobre ruedas, las cosas se tuercen y ambos caballeros desaparecen sin dar casi explicaciones dejando no sólo a Jane, sino a toda la familia, sumida en la tristeza. Y es que, en aquella época, un matrimonio como el que confiaban celebrar habría salvado a todas las hermanas de la pobreza más absoluta cuando el padre faltase.

Hay varios personajes que, aunque podríamos darles la categoría de secundarios, son muy importantes para entender cómo funcionaban las cosas hace dos siglos. Por ejemplo el primo de las hermanas Bennet, Mr. Collins, que llega con la intención de casarse con alguna de ellas puesto que él es el heredero de la casa en la que viven. O lady Lucas, la mejor amiga de Elizabeth, que se ve "obligada" a aceptar la mano de un hombre a pesar de no estar enamorada porque empezaba a ser una carga para su familia y pensaba, a sus veintisiete años, que moriría siendo una solterona. 

Por otro lado están la madre y las hermanas pequeñas que son la vergüenza de la familia. Se ponen en ridículo delante de todo el mundo cada vez que abren la boca y, lo que es peor, ponen en ridículo a toda la familia. Y también las hermanas de Mr.Bingley que representan la parte más pija y clasista de esta historia. Mujeres preocupadas únicamente por el dinero y por las personas que están detrás de él. 

Sin duda lo que más me ha gustado de todo ha sido (¡oh sorpresa!) la historia de amor entre Mr. Darcy y Elizabeth Bennet de la que tan poco he hablado hasta ahora. No comienzan con buen pie que se diga y los tira y afloja en sus conversaciones (que son completa y absolutamente geniales) me han hecho disfrutar muchísimo. Los dardos lanzados en una y otra dirección. Las miradas. Los gestos. En definitiva, todo lo relacionado con ellos, me ha hecho leer la novela con una sonrisa en la boca la gran parte del tiempo.

En resumen me sumo a todos los enamorados, no sólo de esta novela, sino también de la autora de la que ya había leído varias cosas pero de la que aún tengo mucho por conocer. De hecho Mansfield Park se ha venido conmigo desde el retiro donde ha estado la Feria del Libro de Madrid estos días. 

---------------------

No puedo dejar de recomendar también la versión cinematográfica protagonizada por Keira Knightley y Matthew Macfadyen. La he visto muchas veces antes de leer el libro y sé que la veré muchas veces más después de haberlo leído. Los diálogos están sacados, literales, de la novela (me asombró muchísimo cuando me di cuenta)

Por último sólo puedo decir que en esta película fue donde me enamoré de Mr. Darcy... Y que ya no hay nada que pueda, o quiera hacer para desenamorarme de él...

6 comentarios:

Saramaga dijo...

Mi historia favorita de todos los tiempos.
No me canso de ella.
Besos!

Mónica-serendipia dijo...

No es mi historia favorita de todos los tiempos (como dice nuestra querida Saramaga justo aquí arriba) pero sí una de ellas. Desde luego, es mi novela preferida de Jane Austen. Y... bueno, creo que todas las señoras de este mundo estamos algo enamoriscadas de Mr. Darcy, es inevitable. Bss

Margari dijo...

Me alegra que también hayas sucumbido a Austen! Me encanta esta novela y tampoco sé las veces que he visto la misma adaptación que tú.
Besotes!!!

Carmen Forján dijo...

Y no deberías perderte la serie de la BBC, mucho más fiel al libro. Y léete Persuasión, porfaplis. ;)
Besines,

Shorby dijo...

Uno de mis libros favoritos, lo descubrí el año pasado y mira =)

Besotes

Narayani dijo...

Yo también meto esta novela entre mis libros favoritos :)

Carmen, leeré Persuasión. No me queda otra si me lo pides así :-p

Besos y gracias por los comentarios :)