¿No encuentras algo? Búscalo aquí

lunes, 17 de agosto de 2015

Matruska, la Pelandruska Mika Lobo

No suelo poner la sinopsis de los libros en las reseñas pero en este caso dice tanto y a la vez tan poco que he optado por ponerla.

Una comedia extravagante y ácida, pero muy cálida. Matruska Morel es una adolescente encerrada en el cuerpo de una mujer de casi cuarenta años. Es frívola y superficial, aunque entrañable por su torpeza, su ingenuidad y su nada inocua falta de mala intención. ¿Qué pinta ella en un atunero rodeada de fornidos, y no tan fornidos, marineros? ¿Por qué peligra su vida continuamente? Y lo que resulta más inquietante: ¿cómo puede ser que a una mujer tan glamurosa le sucedan cosas así?

Pues eso, conocemos a Matruska antes de que su vida comience a correr peligro. Cuando su vida es completamente normal y aburrida. Es después de realizar un gran descubrimiento químico cuando ve clarísimo que tiene que salir de su casa y marcharse a algún lugar donde no la puedan localizar fácilmente y ¿qué mejor que un atunero con destino a unas islas paradisíacas para que le pierdan la pista? No, si tonta no es… Una vez en el barco conoce a Isa, una mujer encantadora que se encarga de la cocina del barco, con la que hace muy buenas migas; al capitán, a quien saca de sus casillas con sus locuras y sugerencias con mucha facilidad; y a un montón de marineros que, en su mayoría, están encantados de tenerla con ellos. Además se unen al reparto dos matones un tanto peculiares que harán la historia más surrealista si cabe.

El principio del libro me pareció flojillo y poco real. No sabía qué me iba a encontrar cuando comencé su lectura pero una vez que mi cabeza entendió que era un libro singular me olvidé de todo y lo disfruté. De repente me encontré sonriendo ante una de las situaciones en la que se encontraba Matruska, Matrus para los amigos, y me dije que si me dejaba llevar lo disfrutaría más. Y así hice. No soy de reírme con los libros pero en un par de ocasiones solté carcajada y en muchas otras la sonrisa me acompañaba durante un rato mientras leía. ¡Ojo! No quiero decir con esto que sea el libro más divertido del mundo ni nada de eso, que además mi humor es muy tonto algunas veces (advertencia para quien sea como yo y no se fíe de los libros que nos recomiendan como super graciosos) pero sí me atrevo a recomendarlo para pasar un rato entretenido y desenfadado. Es un libro sin malicia, inocente que se lee en un par de tardes y que creo os dejará buen sabor de boca.

Si no conocéis a Matruska, la Pelandruska os recomiendo que le hagáis un hueco en vuestros lectores electrónicos, que además está al suculento precio de 0,00€ en Amazon (AQUÍ)

Ella le contestó que debía pensárselo, que la había herido en el fondo del alma y necesitaba pensar.
Toda la urbanización decretó jornada de meditación a la espera de su respuesta.
Finalmente, Matruska no pudo hacer otra cosa que escuchar a su corazón. Ella quería parecerse a la madre de Norbert, quería ser la mujer de Norbert. Estaba enamorada de verdad, por primera vez, otra vez. 

2 comentarios:

Margari dijo...

No termina de llamarme esta vez así que lo voy a dejar pasar, que con todo lo que tengo pendiente...
Besotes!!!

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo...

Me pasa como a Margari, aunque como desenfado pues nunca está de más.
Besos