¿No encuentras algo? Búscalo aquí

lunes, 21 de septiembre de 2015

El chico sin ideantidad Óscar Sinela

"El chico sin identidad" es un libro un tanto peculiar que cuenta, ayudado de unas ilustraciones muy directas, distintas historias. La principal de todas es la de un niño que no tiene amigos y que intenta acercarse a distintos tipos de personas para ver si consigue encontrar su lugar en el mundo. Este niño es, como estaréis imaginando, el chico sin identidad. Las demás historias comienzan y acaban. Algunas en varias páginas y otras en sólo un par de líneas. La más larga es la que da nombre al libro y aparece salpicada por todo el libro ya que la va contando por capítulos separados unos de otros.

Tanto las historias como las ilustraciones son obra del mismo autor y si no todas, sí la mayoría de ellas, tienen tintes macabros muy del estilo de Tim Burton, de quién por cierto, dice, es un gran admirador. Unas veces van estas historias acompañadas de melancolía, otras de tristeza y en pocas ocasiones de esperanza. Y ya que hablo de sentimientos diré que estos son protagonistas de varias historias que me han gustado bastante.

Hace mucho tiempo me encontré con este libro de oferta en una librería de la calle Princesa y no me lo pensé mucho antes de pagarlo y llevármelo a casa. Lo tenía todo para que no se quedara en la tienda: las ilustraciones, que me gustaron nada más verlas, y el precio, 5€.

Sin embargo cuando empecé a leerlo vi que se trataba de una historia un poco (bastante) macabra (como ya he comentado antes) y decidí dejarlo para más adelante. Ayer fue, por fin, el día que me puse en serio con él y me lo leí casi del tirón (había leído las primeras páginas la noche de antes) En media hora está leído sin problemas. Y aunque no está mal no es lo que me esperaba cuando lo compré. He encontrado varias moralejas que me han gustado pero también he encontrado historias que, si bien me han gustado, me quedo con la sensación de haberlas leído muy parecidas antes. También las hay que no me han gustado tanto y que no he entendido.

Si tuviera que darle una valoración al libro en su conjunto no sabría muy bien cuál sería. Tal vez sea cosa de hacer una relectura para captar todo lo que el autor quiere transmitir pero, al menos a priori, después de una primera lectura, no me ha atrapado demasiado y tampoco me ha parecido del todo original. Creo que en un momento en el que las novelas ilustradas o cuentos ilustrados están tan de moda y tienen tantísima calidad que es difícil destacar sobre las demás.
 
¿Habéis leído este libro? ¿Lo conocéis? Yo he estado cotilleando por la blogosfera y me he encontrado de todo. Gente a la que le ha encantado y gente a la que no. Yo creo que me quedo en medio porque hay cosas que sí me han gustado tanto en el texto como en las ilustraciones.
 

7 comentarios:

Carmen Forján dijo...

Bueno a veces en una segunda lectura se pueden apreciar ciertos matices que en la primera se nos han escapado pero, al menos esa es mi experiencia, la impresión inicial suele ser la que prevalece. A no ser, claro, que lo releas en un período de tu vida muy distinto o distante del de la primera vez. Ay, cómo me he enrollado para no aportar casi nada, mon dieu!
Besines,

rossy dijo...

Yo lo leí hace años y recuerdo que me gustó mucho, y también que, como dices, se lee en nada. Ahora me planteo releerlo ...

bsos!

Narayani dijo...

rossy, la verdad es que si te lo estás planteando mucho tiempo no te va a llevar ;-)

Carmen, estoy completamente de acuerdo contigo. La primera impresión suele ser la que prevalece pero nunca se sabe. Es tan fácil y rápido de leer que no descarto hacerlo en algún momento futuro.

Besos y gracias a las dos por comentar :)

Margari dijo...

Esta vez, aunque sea tan ligero de leer, no termina de llamarme la atención, así que lo dejo pasar.
Besotes!!

Tizire dijo...

Las ilustraciones me gustan, pero no sé, por lo que dices es un libro que hay que leer con el estado de ánimo adecuado. De momento,, lo dejo estar. 1beso!

Shorby dijo...

Tiene pinta de ser una monada =)

Besotes

Ana Blasfuemia dijo...

La verdad que la portada es muy Tim Burton. Pero claro, Burton es un maestro en lo suyo, hay que hilar muy fino para que alguien te recuerde a Burton y lo haga con calidad. No sé, en principio lo mismo me llamaba la atención, pero que te haya dejado tan fría... Ya veremos.

Una brazo