¿No encuentras algo? Búscalo aquí

miércoles, 26 de octubre de 2016

Superhéroes de incógnito Almudena Rivera

Cuando Almudena firmó mi libro escribió: "A ver si entre todos conseguimos sacarles del anonimato. Se lo merecen". Con esta reseña yo pretendo poner mi granito de arena a su causa.

Había escuchado hablar del libro durante el proceso de creación porque la autora y yo vamos juntas a clase de inglés en el trabajo. Ella, Almudena, es periodista en el periódico Marca y lleva muchos años cubriendo, entre otras muchas cosas, las noticias de los deportes adaptados para personas con discapacidad. Y aquí permitidme que haga un alto antes de seguir porque, como dice Xavi Torres en el prólogo, o todos somos discapacitados o ninguno lo somos. Vemos personas ciegas en la calle, o personas que van en silla de ruedas, o que les falta alguna extremidad, y pensamos "pobrecitos, seguro que no son capaces de hacer esto o aquello", pero lo que no nos paramos a pensar es en lo que no somos capaces de hacer nosotros. Todos tenemos discapacidades, partamos de esa base.

Que iba a comprar el libro, lo sabía seguro; que lo hacía con miedo, también. Había escuchado ya algunas historias de boca de Almudena y sabía que el libro me iba a impactar. Yo acostumbro a leer sobre todo novelas y cuando salgo de esa zona de confort lo hago con cierto reparo. Pues bien, dejadme que os diga que los miedos que me asaltaron al comprar el libro eran infundados. Leí cada una de las historias poniendo toda mi atención en ellas, en no perder ningún detalle de la vida de estos deportistas porque, si bien es cierto que en algún momento de su vida no lo pasaron bien, también lo es que todos tienen una lección que enseñarnos: el tesón, la confianza en uno mismo, el querer es poder, el no tirar la toalla, el no perder la sonrisa. Cosas que todos sabemos pero que no viene mal que nos lo recuerden de vez en cuando.

Tengo una anécdota, es bastante pobre, pero es la única que se me ocurre en este momento. Hace años hice el Camino de Santiago con unos amigos. Uno de los días decidimos alargar la etapa y terminó siendo una tortura. Cada kilómetro parecía doblarse y hubo un momento que yo andaba por pura inercia. Caminaba codo con codo con el amigo de un amigo, que nunca había hecho senderismo ni nada que se le pareciera, y que tuvo la brillante idea de ir con unas deportivas de plástico. Sus pies tenían heridas y casi todo su pie estaba vendado y lleno de tiritas. Los míos, sin embargo, estaban perfectamente. Tenía dolores musculares pero los pies, como nuevos. Él también estaba cansado y seguro que más dolorido que yo, pero era el que me animaba a dar un paso más, a no parar y yo en lo único que podía pensar era en que si él podía yo también tenía que poder. Aquel día el amigo de mi amigo fue mi ejemplo a seguir. Igual que hoy lo son estos deportistas que han luchado y sufrido por conseguir sus sueños. 

"No me siento una inspiración para nadie, pero hay gente que me ve y piensa que si yo, sin un brazo y una pierna, puedo, ¿por qué ellos no va a poder? Y eso me gusta."
-Juanjo Méndez

Me gustaría hablaros de todas las historias una por una pero sería firmar la entrada más larga del blog y no quiero que os aburráis de leerme. Yo mejor os recomiendo descubrirlas en el libro y, si estáis en Madrid la semana que viene, que lo hagáis en persona porque van a hacer una segunda presentación en La Casa del Libro de Gran vía el día 2 de noviembre a las 19:30. Si queréis, ¡allí nos vemos! Estará Almudena, por supuesto, y dos de los atletas que aparecen en el libro.

Título: Superhéroes de incógnito
Autor: Almudena Rivera
Editorial: Ediciones Cydonia SL
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788494508448

Twitter de Almudena

6 comentarios:

Margari dijo...

Hay tantos superhéroes en este mundo. Lo que ocurre es que generalmente son noticias quienes no lo son.
Besotes!!!

Isi dijo...

Este libro lo he empezado a ver por ahí, y tengo mucha curiosidad.
Me alegro de que lo hayas reseñado para darme el empujoncito :)

Lesincele dijo...

Me parece super interesante aunque no sea lo que suelo leer, la de gente que pasa desapercibida y consiguen verdaderos logros!
Un beso!

Narayani dijo...

Yo tampoco suelo leer este tipo de libros, Lesincele, pero me ha gustado mucho igualmente ;-)

Isi, ya nos contarás si te animas con él...

Margari, muy cierto lo que comentas. No se les da el valor que realmente tienen. Mucho mejor hablar de las multas de tráfico de los futbolistas y de sus cortes de pelo.

¡Besos a todas!

Meg dijo...

Te he visto comentarlo varias veces en las redes y le tengo el ojo echado. Qué verdad que a veces el que está en peores circunstancias, anima a los demás. Un beso!

Mindy Words dijo...

Hola Narayani:

Me gusta el libro. Lo que me queda un poco lejos la presentación del libro xD Pero sin duda me lo apunto para más adelante.

Un beso ^^