¿No encuentras algo? Búscalo aquí

sábado, 3 de diciembre de 2011

La casa de los siete pecados Mari Pau Domnínguez

Desde que leí El diamante de la reina tuve claro que seguiría leyendo a Mari Pau Domínguez, y es que la historia de la tercera esposa de Felipe II me encantó. En esta ocasión nos encontramos con la historia de la cuarta esposa, Anna de Austria, que llega a España para convertirse en reina.

Este libro no estaba previsto que lo comprara, de hecho una amiga me dijo hace dos cumpleaños que me lo iba a regalar y por eso no lo compré, pero en la última feria del libro de Madrid no pude evitar comprarlo al encontrarme con la autora del libro. Yo lo quería en versión de bolsillo, que era justo el que tenían allí, así que no me lo pensé. Hablamos durante unos minutillos mientras me cobraban los libros en la caseta y ella me lo firmaba.

La verdad es que leo mucha menos historia de la que realmente me gustaría porque es un género que disfruto muchísimo. Ya lo he dicho más de una vez, y es que a mí me habría encantado nacer en otra época en la que pudiera ponerme esos vestidos que salen en las películas, poder ir a esos bailes que tanto entretenían a algunas reinas (no es el caso de Anna de Austria ya os lo digo) y sobre todo conspirar como conspiraban en la corte. Bueno, lo digo todo de boquilla, claro, supongo que en realidad todo eso terminaba siendo un coñazo increíble, que sí, que las fiestas están muy bien, pero ¿y las horas (y horas y horas) que pasaban con sus labores de costura? ¿Y las que pasaban rezando? ¿Y aguantando a un tipo que te han impuesto como marido sólo porque es el rey? (este tampoco es el caso de Anna de Austria que quería mucho a Felipe II) Nada, quita, quita, que mejor me quedo como estoy...

Anna de Austria llega a España para casarse con el rey Felipe II, su tío. La ilusión y el interés que ella muestra en su matrimonio no es compartido por el rey, que parece seguir llorando a Isabel de Valois, la joven reina que murió dos años atrás y que le dejó sumido en la más honda tristeza. Sin embargo ése no será el único problema que tendrá Anna para acercarse al rey, y es que éste tiene una amante que comparte con él noches de pasión que no se parecen en nada a las que el rey pasa con la reina.

Las citas del rey y su amante Elena Zapata tienen lugar en la casa de ella: la llamada casa de las siete chimeneas.

Un espacio en buena medida desconocido para ella misma, sobre todo en lo referente a emociones nunca antes vividas, como las que le había deparado su decisión de rastrear el olor del pecado en el escenario real en el que había sido perpretado: la Casa de las Siete Chimeneas. La Casa de los Siete Pecados, pensó.

No quiero contar más para no destripar nada de la historia, pero se puede decir que Anna de Austria tiene que luchar contra dos fantasmas: el de Isabel de Valois en un primer momento y el de Elena Zapata después. Y lo que está claro es que tratará de luchar contra los dos...

Ha habido dos cosas que no me han gustado mucho del libro. Una es la carga religiosa que tiene. No es que esté todo el tiempo hablando de religión pero sí que basan cada decisión que toman en Dios, le hacen responsable de cada cosa que hacen y lo disculpan todo diciendo que es la voluntad del Señor. Para mí gusto hay mucha religión. La otra es el resumen que se hacen de los siete pecados. Se han ido viendo a lo largo de toda la historia pero al final se hace un recopilatorio y me da la sensación de que queda metido un poco con calzador, sobre todo porque creo que queda claro sin ese resumen.

Por lo demás la historia me ha gustado, quizás no tanto como El diamante de la reina, pero me ha gustado y repetiré con la autora seguro.

¿Lo habéis leído? ¿Qué os pareció?

11 comentarios:

LAKY dijo...

Me llama la aténción este libro ya tan solo por el título así que hace tiempo que lo tengo apuntado.
Lo de la carga religiosa..., bueno, igual ahora nos choca un poco pero supongo que en aquellos tiempos era habitual.
Un besito

Tatty dijo...

Tiene buena pinta excepto por lo del exceso de religión, me encanta la novela histórica así que tomo nota
un beso!

Margari dijo...

No conocía este libro, pero habrá que apuntarlo en la lista, que pinta bien. Y a ver si me estreno con esta autora, que aún no he leído nada de ella.
Besotes!!!

Shorby dijo...

Pues no conocía el libro, y eso que me paseé varios días por la Feria, tiene muy buena pinta =)

Besotes

Lily dijo...

Me ha parecido interesante por lo que cuentas.
Me lo pensaré.
Gracias por la reseña.
Un beso,
Lily.

Margaramon dijo...

Había visto varias veces este libro pero nunca me paré a leer su sinopsis. Pinta bien, así que tendré que descubrir a esta autora.
Besos

Narayani dijo...

Veo que es una autora que no conocéis. De los dos que he leído os recomiendo leer primero El diamante de la reina. Me gustó más y además cronológicamente ocurre antes esta historia que la del libro que reseño hoy.

En el tema de la religión, pues bueno, como yo no soy creyente me pone un poco nerviosa escuchar, leer o conocer cualquier historia en la que Dios es quien toma las decisiones. Por lo demás entiendo que en esa época es lo que había :-) Aún así el libro me ha gustado.

Besos para todas!

Jesús dijo...

No he leído nada de la autora. A pesar de que no leo mucha novela histórica, suelo disfrutarla (la mejor prueba es que en casa me esperan varios títulos que se recogen bajo esta etiqueta), así que tendré en cuenta tanto esta novela como la otra que mencionas.

¡Besos!

Narayani dijo...

Pues te pasa como a mí entonces Jesús, la disfruto muchisimo, pero no suelo leerla...

Tomaré nota de los títulos que tienes tú mientras los vayas reseñando :-)

Besos!

Ismael Cruceta dijo...

No lo he leído, de hecho, ninguno de la autora, pero la verdad es que dan ganas de leerlo... bueno, me han dado más ganas de leer El diamante de la reina, jejeje. saludosss!!

Meg dijo...

Tiene buena pinta!! A mi me pasa igual, me habría gustado nacer en otra época, aunque sólo sea unos días!! :-) Muy completa la reseña !!