¿No encuentras algo? Búscalo aquí

lunes, 6 de agosto de 2012

El temor de un hombre sabio Patrick Rothfuss

No hay hombre valiente que nunca haya caminado cien kilómetros. Si quieres saber quién eres, camina hasta que no haya nadie que sepa tu nombre. Viajar nos pone en nuestro sitio, nos enseña más que ningún maestro, es amargo como una medicina, cruel como un espejo. Un largo tramo de camino te enseñará más sobre ti mismo que cien años de silenciosa introspección.

Cuando en el próximo MEME me pregunte alguien a qué personaje de ficción me gustaría conocer la respuesta será seguro ésta: a Kvothe. Y es que después de leer El temor de un hombre sabio me he vuelto a enamorar de él. Confusión.

 Kvothe es un niño alrededor del cual se va creando una leyenda que, a veces por suerte y a veces por picardía, aumenta con cada nueva aventura que vive. Regocijo. 

La historia está contada casi toda en primera persona por el propio Kvothe, ahora convertido en posadero. Ha dejado a un lado su vida de aventuras y se ha instalado en un pequeño pueblo donde nadie sabe quién es. Un día Cronista llega a la posada y le pide que le cuente su historia y Kvothe decide que la contará por primera vez sin omitir detalles; para ello utilizará tres días, uno por cada libro de la trilogía. Interés 

La parte que no está contada en primera persona la cuenta un narrador que describe lo que pasa en la posada Roca de guía, la posada de Kvothe. A ella llegamos siempre después de varios capítulos contados por Kvothe y cuando llegas estás tan metido en la historia que te está contando que siempre te pilla por sorpresa encontrarte de pronto allí.  

En la posada hay tres personas casi todo el tiempo. Kvothe, Cronista, que está escribiendo lo que cuenta Kvothe de su vida, y Bast, un personaje que aún está por verse de dónde sale. Lo que está claro es que cuenta con toda la confianza de Kvothe y que también sabe hacer algo de magia. Poco más. Incertidumbre. Intriga. 

En El nombre del viento nos cuenta cómo era su vida de pequeño hasta que murieron sus padres, cómo se las apañó para sobrevivir después y cómo consiguió entrar en la Universidad donde quiere aprender, entre otras cosas, el nombre del viento para poder manejarlo a su antojo. Por supuesto el libro es mucho más que esto que he dicho en una sola frase, pero es un buen resumen.

En El temor de un hombre sabio nos encontramos a un Kvothe más centrado. Por primera vez en su vida tiene un lugar fijo donde volver a dormir por las noches, tiene amigos, una chica que le vuelve loco y a la que no se atreve a declararle su amor, un trabajo y una fama que se empeña en mantener de chico misterioso. 

La primera parte del libro la leí del tirón. Me gustó mucho. Kvothe sigue en la Universidad, con sus problemas de siempre, sus amigos y sus enemigos. Sin embargo las cosas se complican con su mayor enemigo y decide marcharse durante un tiempo así que aprovechando que un amigo suyo tiene contacto con el maer se va de visita a su palacio hasta que las cosas en la Universidad se calmen. Allí vive durante un tiempo como invitado personal del maer, se encuentra con Denna, la chica que le roba el sentir, y pasa los días hasta que el maer le encomienda una misión: eliminar los bandidos que están robando su dinero en los caminos. Para ello tendrá que liderar a un grupo de mercenarios y termina haciendo buenas migas con uno de ellos, Tempi, con quien se marcha a su pueblo para conocer sus técnicas de lucha una vez terminada la misión.  

Justo antes de irse con Tempi, Kvothe tiene un encuentro con Felurian, una mujer que sólo aparece en las leyendas y que vuelve locos a todos los hombres con su belleza y sus artes amatorias. Ningún hombre ha salido del lugar donde vive ella con la cabeza en su sitio… excepto Kvothe, que entra virgen y torpe en el arte amatorio y sale hecho un experto gracias a lo que Felurian le enseña. Hastío. Agotamiento.

Esta parte se me hizo un poco pesada y me costó avanzar más de lo que había imaginado. Después de hacer un seguimiento a los torpes encuentros de Kvothe con las chicas, que a la vez me resultaban encantadores de tan inocentes que eran, se me hizo cuesta arriba tanto encuentro sexual. Tanta perfección en el amor. A esta parte le sobran, en mi humilde opinión, bastantes páginas. Felurian no me cae bien. Desconfianza. ¿Celos? 

Una vez en Ademre, el pueblo de Tempi, la cosa se complica para Kvothe. Tempi le ha enseñado de camino varios secretos de su pueblo y ahora no le dejarán salir de allí fácilmente. Tiene que aprender el idioma, que no sólo está formado por sonidos, sino que son las manos las que dan fuerza y sentido a lo que se dice de palabra. Todo esto en el libro lo expresa en cursiva, de modo que cada vez que lees algún sentimiento en cursiva sabes que es lo que los adem están diciendo con los gestos de la mano. El verdadero significado de lo que están diciendo. Al principio me resultó extraño y no me gustó mucho esta manera de comunicación, pero al final me ha encantado. Por otro lado también tiene que aprender a luchar y la filosofía adem, lo cual no es cosa sencilla. 

Cuando finalmente llega a la Universidad de nuevo se encuentra con todo lo que había dejado atrás y se da cuenta de que por una vez tiene un hogar. Un lugar al que volver. Empatía

Kvothe finaliza la historia del segundo día justo ahí, cuando las cosas le van más o menos bien. El día en la posada ha sido también duro y todos están cansados. Kvothe siente que su final está cerca, y da la sensación de ser un hombre que ha abandonado su lucha, así que si el joven Kvothe ha conquistado mi "corazón", por así decir, por sus locuras, su inocencia, inexperiencia, su punto de chulería y arrogancia en ciertos momentos, su buen fondo y sus habilidades en general, el Kvothe adulto lo ha hecho por su cabeza fría, su madurez y su determinación a ser una persona normal y anónima después de haber conocido la gloria y la fama. Digamos que al joven dan ganas de abrazarlo para que te devuelva el abrazo y perderte en él y al adulto para protegerle de sus miedos.  Sea como sea es un personaje que tiene encanto. Admiración. Interés. 

El libro me ha gustado, creo que ha quedado claro. Me ha costado mucho terminarlo, eso también es verdad, pero más por su volumen y por pereza que por el contenido. El caso es que me ha llevado seis meses leerlo porque siempre encontraba una lectura más manejable pero al final no me he podido resistir a los encantos de Kvothe. Ha habido partes que me han hecho perder un poco el interés de la historia, como la de Felurian, que se me hizo larga, pero creo que en un libro de 1.200 páginas es normal que haya altibajos. Así que no puedo por más que recomendar esta lectura, y mucho. Entretenimiento.
 
Estoy deseando leer la tercera y última parte para ver cómo acaba la historia de Kvothe porque tengo la cosa de que va a haber muchas sorpresas. Ansia. Incertidumbre. Temor. Ilusión.

Todo hombre sabio teme tres cosas: la tormenta en el mar, la noche sin luna y la ira de un hombre amable.

15 comentarios:

Hikari dijo...

La verdad es que todavía no he tenido la oportunidad de ponerme con estos libros. Me los han recomendado bastante, y me para el pensar que quizás tengo las expectativas muy altas. Pero a ver si me hago pronto con ellos :D Besos y nos leemos! ^^

Xula dijo...

Aun tengo pendiente leer el primero, que hace tiempo que me espera en casa. La verdad es que tengo ganas porque a todos os encanta, asi que me propongo terminarlo antes de que cierre el año. Besos!

Shorby dijo...

No leo tu reseña, que quiero que el libro me pille de sorpresa =P (de hecho no he leído ni una sola opinión sobre él)

Besotes

Igone dijo...

Tengo unas ganas de ponerme ya con estos libros..pero aun así tengo mucha lectura para este mes!!! Pero me los leeré !!! jajaja

Isa RN dijo...

Si aún no he empezado esta trilogía es precisamente porque temo que me ocurra como a ti y que libros tan gruesos "se me atasquen" a pesar de gustarme. De todas formas ya no tardaré mucho más en comenzar esta a todas luces, apasionante historia. ¡Un saludo!

LAKY dijo...

Aún tengo pendiente el primero, prácticamente desde que salió.
Besos

Margari dijo...

Ays, con qué ganitas me dejas... Pero me toca esperar un poquito más, que estoy esperando la edición en bolsillo, para que no sobresalga tanto al lado del otro, que lo tengo en esa edición.
Besotes!!!

Margaramon dijo...

Todavía no he leído "En el nombre del viento".
Besos

Jesús dijo...

No he querido pararme mucho en la reseña porque todavía no he leído el primero, pero tengo ambos en casa. Ya he decidido que en cuanto acabe la tesis doctoral entraré en el mundo de Kvothe. ¡Besos!

Carmen dijo...

No he leído ninguno de estos libros. Habláis maravillas de ellos pero, no sé, no me llaman...
Besos,

Narayani dijo...

Hikari, sí es cierto que todas las reseñas que he leído son buenas así que entiendo tu miedo a que no alcance tus expectativas. A mí me ha pasado también con algún otro libro. Espero que lo disfrutes cuando te pongas con él :-)

Xula, anímate con él!

Shorby, ok. Yo tampoco la habría leído...

Igone, ya nos contarás qué te parecen cuando los leas.

Isa RN, a mí el primero no se me hizo largo, pero el segundo que es un poco más gordo sí. Me ha gustado, pero me ha llevado tiempo leerlo.

LAKY, yo hay libros que tengo en casa desde hace años sin leer, ya me da vergüenza y todo, jaja. Eso sí, sé que no se van a mover de donde están así que en verdad tampoco hay prisa en leerlos... ;-)

Margari, imagino que no tardará ya mucho en salir en bolsillo, no? Paciencia...

Margaramon, yo sólo puedo recomendarlo. Espero que te guste si lo lees.

Jesús, mucho ánimo con la tesis!! Ya habrá tiempo para conocer a Kvothe :-)

Carmen, es imposible que a todos nos llamen los mismos libros :-) Ya veré en tu blog si te has animado con ellos en algún momento...

Besos a todos!!

Lu dijo...

Lo terminé hace poco e hice la reseña en el blog, me encantó, más que el anterior. Sus personajes ya se me han hecho tan familiares que son como viejos amigos. Estoy deseando que salga Las puertas de piedra, parece que será en 2013...
Besotes

Narayani dijo...

A mí también me encantan los personajes que rodean a Lu, sobre todo Elodin y Denna. Se me hace muy amena la lectura cuando están estos dos personajes por medio :-)

Besos!

Meg dijo...

Al final caeré, al ser más de uno, me propuse no caer en la tentación y dejarlos ir, creo que no me gustarían mucho, pero ahora vuelvo a ver algunas reseñas muy buenas, ainsss....Un beso!

Narayani dijo...

Jajaja, a mí me está gustando mucho; ademas si piensas que puede que no te guste, por poco que lo disfrutes ya será mejor de lo que esperabas, jaja :-p

No, es broma, a todos no nos pueden gustar los mismos libros.

Besos!