¿No encuentras algo? Búscalo aquí

lunes, 13 de agosto de 2012

La curiosidad mató al gato

Eso lo sabe todo el mundo. La curiosidad, ese impulso que nos lleva a ir un paso más allá para muchas veces arrepentirnos de haberlo hecho, pero... ya no hay marcha atrás. Lo hecho, hecho está.

Hace unas semanas terminé el primer libro de la trilogía de Grey y la sensación con que me quedé fue de que había leído una novela romántica con escenas de sexo y entonces me lo pregunté: ¿Cómo sería realmente una novela sado? ¿Me gustaría? Para mí Cincuenta sombras de Grey fue una novela entretenida, pero no era sado; igual que Crepúsculo me gustó pero para mí no es una novela de vampiros. Es una novela de amor. 

Pues sí, aprovechando que tengo un libro electrónico me decidí a buscar en Amazon y encontré un título llamado La Cita (Sado, BDSM, Fuerte) que podía ser perfectamente lo que yo andaba buscando. El libro no es caro, 2,68€, pero no llegué a comprarlo porque te daban la opción de leer gratis el primer capítulo, así que eso fue lo que hice. Leer el primer capítulo. No entiendo nada de este tema, quizás para otra persona sea muy  fuerte o muy flojo. A mí me pareció... no sé como decirlo. Diferente a lo que me había imaginado. Yo tenía entendido que en las relaciones amo-sumisa (o viceversa) las dos personas accedían a todo lo que pasaba entre ellos porque les provocaba placer. A unos golpeando y a otros siendo golpeados. Pero en el caso de este libro no fue así. En el primer capítulo azotan a una chica que sí, accede a ser azotada, pero no encuentra ningún placer en que se lo hagan. Creo que si ella se hubiera excitado con los latigazos, si el dolor que sentía la hubiera llevado al placer yo habría reaccionado de manera diferente. Sin embargo para mí dar de latigazos a una persona porque sí es torturar a dicha persona, y creo que hay pocas cosas que soporte menos a la hora de leer un libro que las descripciones de las torturas. Si puedo evitarlo, lo hago. En resumen, no compré el libro. No quiero leer un libro de torturas. 

Y ya digo que no entiendo de este género, que nunca había leído nada y seguramente para alguien que lea este tipo de novela sea una escena muy light, pero a mí no me gustó. Quizás la idea de que ambas personas (el amo y el sumiso) disfruten en las relaciones es una idea romántica del sado que me acerca a E.L. James más de lo que me gustaría admitir, no lo sé. El caso es que tenía curiosidad y ya ha sido satisfecha. Seguramente pase un tiempo antes de volver a curiosear, que ya se sabe lo que le pasó al pobre gato...

Si os interesa leer el fragmento que leí yo de manera gratuita, podéis descargarlo AQUÍ. Y por supuesto si queréis comprar el libro también podéis hacerlo desde el mismo enlace.

Y para terminar os dejo una pregunta un tanto indiscreta, ¿vosotros qué habéis hecho para satisfacer la curiosidad que os ha provocado el libro? Ahí lo dejo...

15 comentarios:

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo...

Yo paso de torturas, ni reales, ni literarias (excepto que sea algo tipo bélico, que me pega más). Y como no he leído 50 sombras no tengo aún curiosidad que matar, jajaja. Besillos

Noe dijo...

Bueno, supongo que como todo, dependera de los gustos de cada uno; yo tampoco he leido nada dentro de ese repertorio y la verdad que no lo tenia previsto de momento. Me pasa como a Marilu; tampoco he leido el libro asi que mis curiosidades van por otros derroteros...
Un beso

Lesincele dijo...

Buff pues a mi el primer libro de GRey no me gustó demasiado...poco sado, mucho ñoñeo...
Y vaya no he probado otra novela como la de amazon...pero si he probado a leer Verano ardiente de Noelia Amarillo...y me gustó bastante más.

Y en la vida real...no he probado nada de sado porque llevo muy mal el dolor xD soy muy quejica jaja

Un beso!

Offuscatio dijo...

Respondiendo objetivamente a tu pregunta, en mí caso he buscado páginas en Internet que se dedicaran en exclusiva a este tema (alejándome así de wikipedia y compañía). Una de ella tenía bastante información sobre el tipo de relaciones, experiencias de los seguidores de esta subcultura, etc. Sin embargo, debo reconocer que no he buscado otros libros novelados sobre el tema. Un beso.

Narayani dijo...

Marilú, yo lo de las torturas como que no, de ninguna manera, aunque sea en algo tipo bélico que sé que le puede pegar. Me pone mal cuerpo, jeje

Noe, yo tampoco había sentido curiosidad y esto fue más porque me sentí algo así como "estafada" con las 50 sombras. Después de todo el márketing que llevaba y toda la polémica esperaba algo muy diferente.

Lesincele, jajaja, yo no soy quejica pero aún así tampoco creo que me convezca nadie, jajaja. Es cierto que es una novela ñoña, de ahí lo que le decía a Noe de sentirme estafada... No he leído nada más erótico fuera de esto que he comentado así que no puedo opinar. Por ahora tengo un montón de libros esperando en casa. Ya veremos si más adelante me lanzo con otra cosa.

Offuscatio, yo busqué poco, la verdad. El título que os comento lo encontré de los primeros al entrar en erótica en amazon. Sólo he leído el primer capítulo porque es el que regalaban y no me gustó. Por ahora creo que no quiero profundizar mucho en el tema, jeje.

Besos!!

Margari dijo...

Creo que no sería capaz de leer este tipo de libros. Si sufrí lo indecible y tuve que parar la lectura varias veces leyendo La fiesta del Chivo... No, tengo claro que este tipo de lectura no es para mí. Y pienso como tú, prefiero pensar que deberían ser ambos quienes disfruten de las relaciones. Si sólo es uno, entonces lo que estamos presenciando es una tortura... No creo que eso sea ningún tipo de relación.
Besotes!!!

Narayani dijo...

Margari, no he leído La fiesta del chivo pero me lo apunto para no leerlo, jeje. Si tuviste que parar varias veces es porque es desagradable.

Besos!

Margari dijo...

Es muy buen libro Narayani. De Vargas Llosa, basado en hechos históricos reales, lo que hace que aún sea más duro de leer, porque sabes que las cosas pasaron así, que se cometieron esas torturas, esos asesinatos... Pero hay que estar preparada para leerlo.
Besotes!!!

Rebeca de Winter dijo...

Pues mira, sinceramente es que es un tema que ni curiosidad me causa, y no el de la tortura en general, puesto que hay libros históricos donde se narran aberraciones y los he leído, sino el tema del sado, vamos, que nada de nada, no me ha llamado la atención jamás. Besos.

Margaramon dijo...

Yo solo he leído el primer libro de la saga de las sombras, y es verdad que es bastante light, mucho sexo y muy ñoño. No he leído nada sobre sado pero tampoco tengo curiosidad de saber más sobre ello.
Besos

Meg dijo...

Yo no he hecho nada, tenia claro que 50 sombras so es un libro de sado, pero no me ha llegado a despertar la curiosidad para leer algo que realmente lo sea...Yo también creía que se fundamentaba en el consentimiento y placer de las dos partes :-S Tampoco soporto leer lo contrario si es muy explicito.

Shorby dijo...

La verdad es que yo había leído ya sobre el tema, hace bastante, así que personalmente, tras leer el libro en cuestión no busqué nada xDD
Aparte, no me parecen libros que traten el tema del sado como tal. De hecho, tampoco es de lo más fuerte que he leído (en general) =)
Son prácticas en las que se obtiene placer a través del dolor y en algunos casos la humillación, pero no tiene absolutamente nada que ver con torturas, se acuerda entre ambas partes y ninguno sufre, ya que ese no es el fin. Es algo que obviamente no tenemos por qué compartir todos, pero creo que la gente está un poco equivocada en general porque tampoco se ha explicado en condiciones (no sé si me explico bien, sorry xD)

Y después de contar el Quijote, me despido jajaj

Besotes

PD. Si quieres un libro que hable de ello, una novela, "Historia de Ô" de Pauline Reage, muy muy bueno y no es vulgar (tiene también peli, mítica), lo tengo reseñado por si quieres echar un ojo =)

Narayani dijo...

Margari, creo que por ahora no lo leeré. Si encima está basado en hechos reales... Buf, muy duro. Lo tendré en cuenta de todos modos para cuando me sienta preparada.

Rebeca, a mí tampoco me había llamado la atención este tema hasta que vi todo el marketing que rodeaba a la trilogía y me di cuenta de que no había nada de lo que contaban en las promos. Me picó la curiosidad y por ahora ya la he satisfecho :-)

Margaramon, la palabra ñoño es una palabra que he leído (y usado) mucho para describir esta novela. Coincido contigo y por ahora, aunque en su momento dije que sí leería la trilogía, no voy a continuar con ella.

Meg, esa es la sensación que a mí me dio al leerlo, pero repito que puede haber gente que lo considere light o normal. Yo, desde luego, no lo considero así. Para gustos los colores, ya se sabe... :-)

Shorby, yo tampoco es lo más fuerte que he leído, pero que recuerde no había tocado nunca e tema del sado.

Y don't worry que se te ha entendido perfectamente en tu Quijote particular ;-)

En relación al libro que me propones me lo pensaré. No será para leer ahora pero no lo descarto para más adelante. Iré a ver la reseña :-)

Besos a todos!

Goizeder Lamariano Martín dijo...

A mí también me cuesta mucho leer escenas de torturas, sean sexuales o no. Me revuelve el estómago. Todavía no he leído Cincuenta sombras de Grey pero lo tengo en la estantería esperando desde que el sábado me lo dejó una amiga, con estos comentarios y estas preguntas, estoy deseando empezar a leerlo. Muchos besos.

Narayani dijo...

Pues ya nos contarás. Yo ya te digo que lo que me encontré fue más una historia de amor con escenas de sexo, pero nada escandaloso...

Besos!