¿No encuentras algo? Búscalo aquí

viernes, 6 de julio de 2018

Deje su mensaje después de la señal - Arantza Portabales

Hace muchos años me pillé mucho por un amigo. Durante un tiempo pareció que la cosa podía ir más allá, pero después de dos quedadas y un par de besos la cosa no fue a más. Os aseguro que fue uno de los palos más grandes que me he llevado en la vida, porque antes de poder decir que habíamos empezado algo ya había terminado. Durante meses le escribí correos electrónicos contándole cómo me sentía, pero nunca le di a enviar. Los dejaba en borradores, donde por cierto siguen a día de hoy, y solo yo los leía de vez en cuando.
 
En el libro que traigo hoy las cuatro protagonistas hacen lo mismo que hice yo, solo que en lugar de usar la palabra escrita y un ordenador, utilizan su voz y un contestador automático. Llaman, se desahogan un rato y cuelgan hasta el próximo día. Lo mismo que hacía yo.
 
Cada una de las cuatro tiene un motivo para marcar el número de teléfono de otra persona: Marina es la típica abogada estirada que habla con el contestador de su ex; Carmela llama a casa de su hijo para contarle que está enferma sabiendo que él está a miles de kilómetros y que no podrá escuchar sus mensajes a tiempo; Sara habla con su psicólogo a través del contestador; y Viviana es prostituta y le cuenta al padre cómo ha llegado a estar donde está. 
 
Sin duda es una novela diferente, y en mi opinión, bastante original. Tiene capítulos cortos, ya que cada uno de ellos es un mensaje y estos no pueden ser demasiado largos. Las historias siempre van en el mismo orden: Marina, Carmela, Sara y Viviana, y vemos como los personajes van evolucionando en cada llamada. Se hablan a ellas mismas y así van tomando conciencia de lo que les tiene mal, de lo que realmente no funciona en sus vidas. Tienen que cambiar. Y, lo que es mejor, quieren hacerlo.
 
El libro acaba y nos deja con un nudo en la garganta, pero también con una sonrisa en los labios. Para mí ha sido una buena lectura y quedará entre las mejores del año: por la historia, por el formato que usa la autora y porque me recuerda lo que hice hace tanto tiempo. Yo en su día pensé que era rara por hacer algo así. Después de leer esta novela pienso que sí, que tanto las protagonistas como yo somos un poco raras, pero he llegado a la conclusión de que no me importa.

5 comentarios:

Atrapada dijo...

Me atrae por todo lo que cuentas y que haya sido tan buen o para ti pero en esta ocasión no me veo leyéndolo.

besos =)

Margari dijo...

Pues acabo de leer otra reseña, que no ha sido muy entusiasta. Pero este libro tiene algo que me llama. No me lanzo, porque tengo mucho pendiente, pero si se cruza, seguro que cae.
Besotes!!!

Lesincele dijo...

No me sonaba de nada y esta si que me ha llamado la atención, me parece muy original que esté escrita por mensajes en el contestador además de que este estilo de novelas me suelen gustar mucho.
Un beso!

Rocío CazaEstrellas dijo...

Lo estoy viendo mucho últimamemte y no descrto leerlo, no, y ahora has despertado más mi curiosidad. Un besote!

Rachelin TheCure dijo...

¡Hola!
A mí me pasó algo parecido, solo que no llegué ni al beso, simplemente estaba pillada por un chico al que le escribía cartas que nunca enviaba. Era súper vergonzosa, así que todo quedó en una especie de amor platónico al que veía todos los días.
Me apunto el libro, me llama sobre todo la historia de la madre enferma.
¡Un saludoo!