¿No encuentras algo? Búscalo aquí

sábado, 20 de diciembre de 2014

El señor de Cheshire Antonio Gómez Rufo

Audiolibro

Nos encontramos en Inglaterra en el siglo XIX. El señor de Chesire, el señor Dogson, se encuentra encarcelado desde hace tiempo por haberse propasado con una joven, demasiado joven, hace varios años. Sobrino de Lewis Carroll recuerda que su tío le habló de un amigo íntimo que estaría disponible para él siempre que lo necesitase, así pues comienza una relación epistolar con el señor William James Harrod. 

Lo que peor lleva el señor Dogson es la abstinencia sexual y así se lo comenta a su nuevo amigo, pidiéndole más tarde que le consiga una muñeca de tamaño natural con la que poder desahogarse. Sir Harrod, que no tiene nada mejor que hacer, se encarga personalmente de buscar a la persona adecuada para que haga la muñeca así como de encontrar a la modelo perfecta. Y tan perfecta es que termina rindiéndose a sus encantos. 

Por otro lado el carcelero de sir Dogson que le ve triste y apagado decide que la compañía de un joven (que bien podría pasar por una joven de lo dulce y lindo que tiene el rostro) sin duda le ayudará a mejorar su ánimo y decide contratar al joven Jack para que le visite en la cárcel. 

Pero no penséis que sólo de hombres se compone esta novela, no. También la señora Harrod y Elisabeth, la modelo para la muñeca, dan mucho juego pues ambas descubren los placeres secretos que se esconden fuera de su marido y prometido respectivamente. Lo que nos lleva a una serie de líos de faldas muy entretenidos y que darán mucho juego. 

En resumen, una historia de enredos amorosos en pleno siglo XIX que me ha hecho pasar un buen rato.

Y tan imponente era su porte, que asía el bastón y los guantes con la misma mano, sin la menor dificultad. Para un hombre como él, aficionado a los refinamientos del placer y buen conocedor de  la naturaleza humana y de los consiguientes asuntos mundanos, la petición resultó ser algo más que un deber de caballero y un acto de solidaridad aristocrática: significaba una ocasión pintiparada de distraer agradablemente su ocio. 

Tiene humor, erotismo en su justa medida, ironía y temas actuales a pesar de estar hablando del siglo XIX. Me ha gustado mucho y no puedo hacer otra cosa que recomendarla. 

Antonio Gómez Rufo ganó el premio Ciudad Ducal de Loeches en 2005 con esta novela. Me ha sorprendido que el autor de la novela sea madrileño y contemporáneo. Realmente consigue transportarnos al momento y lugar que describe en su obra. 

6 comentarios:

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Se nota que te ha gustado pero no me llama nada. Muchos besos.

Margari dijo...

PUes no me hubiera fijado en este libro pero viendo cómo te ha gustado, si tropiezo con él le doy una oportunidad.
Besotes!!!

porlomenix dijo...

No conocía esta obra del autor, así que me la apunto para pasar un rato divertido,
besucus

Fesaro dijo...

Quiero leer algo de este autor porque he leído reseñas de libros suyos y todas coinciden en recomendarlas

Shorby dijo...

Pues me lo llevo apuntado, que me apetece leer algo con esta ambientación =)

Besotes

Carmen Forján dijo...

A pesar de la ambientación histórica no me atrae mucho el hilo argumental.
Besines,