¿No encuentras algo? Búscalo aquí

miércoles, 3 de diciembre de 2014

La metamorfosis Franz Kafka

Audiolibro

Desde que empecé a trabajar hace tres meses utilizo mucho el coche. No es un trayecto largo, pero si me pongo a pensar en cuánto tiempo utilizo a la semana en ir y venir (dos veces al día) resulta que paso en el coche bastante más de lo que me gustaría. Al principio escuchaba música, luego me pasé a la radio y por último he llegado a los audiolibros. Es la mejor manera que he encontrado de aprovechar el tiempo "perdido" entre idas y venidas.

La metamorfosis era un libro al que le tenía bastante miedo, sin embargo una reseña que leí hace no mucho de Margari, si no recuerdo mal, me hizo cambiar de idea y lo apunté en mi lista de pendientes. Cuando fui a la biblioteca a por un audiolibro y lo vi, no me lo pensé.

Gregorio es un chico joven que vive con sus padres y su hermana. Una mañana se despierta convertido en una cucaracha  y su mundo cambia radicalmente (no recuerdo haber oído la palabra cucaracha en ningún momento pero por la descripción que hace del cuerpo podría ser. Lo que está claro es que en la portada de los libros siempre hay una cucaracha)

Gregorio piensa que en algún momento volverá a convertirse en humano pero el tiempo pasa y no hay ninguna transformación. Pierde su empleo, con el que mantenía a toda su familia, por lo que el resto tiene que buscar un trabajo para poder salir adelante. Ellos salen a trabajar a diario pero Gregorio no sale nunca de casa. Es más, no sale siquiera de su habitación porque a su familia le da repelús. 

Nada más convertirse en cucaracha su hermana se encarga de él. Le cuida y le ayuda a que su existencia sea más cómoda mientras que los padres se quedan siempre fuera de la habitación para no verle. Es éste, el de la hermana, un personaje que de primeras me ha caído bien pero al que más tarde he cogido manía. Pasa de un extremo a otro en unas pocas páginas. No lo he podido evitar. Con la madre me ha pasado lo contrario.

La historia me ha gustado pero he terminado de escucharla bastante cabreada. Por un lado veía cómo Gregorio, convertido en bicho, seguía preocupado por su familia mientras que ellos cada vez le hacían más feos y le daban más de lado.

Supongo que muchas personas se ganan el cariño y afecto de los demás por lo que aportan a sus vidas, ya sea económica o materialmente, pero darle la espalda cuando más lo necesitan me parece de lo más cruel. Esta historia, para mí, es así: cruel.

Y digo para mí porque imagino que cada uno podrá interpretar la historia de una manera. Tal vez para vosotros la manera de actuar de la familia sea normal, o el comportamiento de Gregorio reprochable. Yo, como ya os he dicho, no lo veo así.

La experiencia de escuchar un libro en lugar de leerlo me ha gustado. En algún momento he echado para atrás si por un casual (un coche que se cruza o una rotonda infectada de coches una noche de lluvia) perdía el hilo de la historia, pero por lo general no me he despistado y lo he seguido bien.

Para acabar os dejo con una pregunta: ¿os gustan los audiolibros? ¿Soléis escucharlos?

11 comentarios:

Lara del Cofre dijo...

Nunca he probado un audiolibro pero lo de aprovechar los trayectos en coche me parece una idea genial! Yo hasta hace un año tardaba unos 35 minutos en ir a trabajar y otros tantos en volver, y así estuve 3 años. Mira tú si no me hubiese dado tiempo a escuchar audiolibros a porrillo!
La Metamorfosis la leí hace años y me dejó con muy mal cuerpo. Los libros que muestran lo peor de las personas no me gustan, para eso prefiero la cruda realidad. Aún así reconozco que es una gran historia. Y opino lo mismo que tú, en ningún sitio dice que el bicho sea una cucaracha, lo que queda claro es que es bastante asquerosillo, jaja! Besos!

Margari dijo...

No, no dice en ningún momento en qué se convierte. Pero ya es inevitable que pensemos que se trata de una cucaracha. Y sí, es cruel este libro. Lo terminas con angustia, con tristeza, resentida...
Besotes!!!

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Con tantos viajes y km entre Pamplona y Madrid probamos una vez con un libro de Hemingway pero no sé si fue el libro o la narración no nos gustó nada y no hemos repetido. La metamorfosis la leí en el instituto y me gustó mucho. Un beso muy fuerte.

Nube Cleyra dijo...

Tengo ganas de probar audiolibros, creo que me gustará más leer que oír, pero me parece una buena opción. Una vez probé con El principito y me pareció una monería como estaba narrado, desde entonces no he vuelto a escuchar ninguno.

La metamorfosis es otro de mis eternos pendientes =)

Besos!

Shorby dijo...

Vaya super clásico traes hoy!!!
Me encantó, lo leí hace mucho y me pareció hoooorrrrroroso!!! Un ambiente super opresivo, me agobiaba de ponerme en la piel de Gregorio!

Besotes

PD. No me animo con los audiolibros oye...

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo...

Clasicazo! y yo estoy con las sensaciones de Margari, en cuanto a los audiolibros este verano intenté ponerme con alguno pero la final no hice nada pero me parece una buena idea para lo que dices, trayectos en coche, etc.
Besos

Carmen Forján dijo...

Como ya te comenté por Facebook, para mí este libro es imprescindible. Y si se ha leído alguna biografía de Kafka o , por ejemplo, La carta, que escribió a su padre, mejor que mejor.
Lo de los audiolibros, como te digo, no son para mí.
Besines,

Narayani dijo...

Veo que lo de los audiolibros es algo que no a todo el mundo convence. Yo creo que si lo intentara fuera del coche no me convencerían tampoco, por suerte he conseguido que me entretengan y así se me hacen más amenos los viajes.

Con respecto a este libro creo que tendría que haberme puesto con él. Tomo nota de La carta, Carmen.

Besos y feliz comienzo de semana!

Narayani dijo...

Que tendría que haberme puesto con él antes, quería decir :-p

Lourdes ILGR dijo...

A mí también me cabreó la situación del pobre Gregor. Y con este relato me sedujo Kafka, también.
Un beso.

Carmen Forján dijo...

No creo que nadie te vaya a llevar la contraria en cuanto a la actitud de la familia. Lo del insecto, cucaracha, escarabajo o lo que sea es, a mi entender, una metáfora de la alienación que sufren algunos individuos por ser diferente y la suya propia ante la figura de su padre. Has leído Carta al padre, Narayani? Te la recomiendo. A mí me impresionó, sea o no sea del todo cierto lo que allí cuenra.
Besines,