¿No encuentras algo? Búscalo aquí

domingo, 18 de enero de 2015

La sirada Chris J. Peake


No era un hada, ni una sirena, era una sirada. Fue diminuta y nunca creció. Pronto le crecieron largos y oscuros cabellos sobre una tez marrón. Cuando estaba sumergida tenía el cuerpo de una preciosa sirena, y cuando emergía, adoptaba la forma de un hada sin alas.

El árbol consciente, un laurel de la india,  nació después de que la semilla de otro árbol cayera al suelo y viajara, con la ayuda del viento, hasta un charco de lodo donde germinó y creció. El lodo nutrió las raíces y el charco quedó limpio y cristalino. La vida comenzó a surgir alrededor de la charca y del árbol, rodeándolo de verde y de vida: plantas, helechos, libélulas... y una sirada. Ésta nació de la primera semilla que dio el laurel de la india, lo que provocó que se convirtiera en dama del árbol.

La sirada, de nombre U, no sale nunca de su charca. Allí es feliz y se conforma con los cuentos que su amigo Teether le cuenta del 'exterior'. Son historias reales, que nacen en las hojas del árbol consciente de su amigo y que a ella le encanta oír. 

En un cuento, U, cada uno puede ser quien quiera ser. En ellos reside la magia de los cuentos.

Un día le cuenta una historia sobre dos piezas de puzzle. En ella se dice que si las piezas encajan las dos personas que las han unido se amarán eternamente. Sin embargo si no encajan significará que su amor no será duradero. 

Ella lo dijo sin más, uno de esos comentarios que se hacen sin pensar, y él aceptó asintiendo sólo. Él lo prometió por temor a que las piezas no encajaran. Ella por miedo a que lo hicieran.

Teether se marcha ese día con su pieza y U decide seguirle para ver a dónde va. Teether está enfadado por no haber intentado juntar las piezas y lanza la suya a un agujero que hay en el suelo. Es la primera vez que U sale de su charca y está muy asustada, sin embargo se empeña en buscar la pieza que Teether ha tirado y cae al vacío mientras lo intenta. Cuando llega al fondo conoce a Assul, un príncipe humano que está preso en el subsuelo. 

A partir de ese momento tanto Teether por un lado, como U y Assul por otro, van de una aventura a otra. El primero en busca de U cuando se da cuenta de que se ha perdido y los segundos buscando una corona mágica. 

Este cuento me ha gustado mucho. No me esperaba encontrar una historia tan de fantasía y me ha sorprendido para bien. U es un personaje entrañable, tan pequeñita y bonita que me quedo con ganas de tener una sirada de amiga-mascota. Tampoco me importaría tener un duende como Teether que me contara cuentos de príncipes, amores imposibles y de aventuras. 

Si puedo ponerle algún pero es al final que me ha dejado un poco descolocada. Todavía le estoy dando vueltas sin saber qué ha pasado o, si ha pasado lo que creo que ha pasado, o más bien, lo que yo quería que pasara. Sea lo que fuere no tenemos que olvidar que estamos en el mundo de los cuentos y ahí, queridos amigos, es el único lugar en el que cualquier cosa es posible. Terminar, termina, de eso no hay duda. Que cada uno le puede dar al final el significado que quiera, también es verdad... 

Este libro lo he leído gracias a BATMW. ¡Gracias por el ejemplar!

10 comentarios:

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Qué original se nota que te ha gustado mucho pero al menos por ahora no me apetece mucho. Muchos besos guapa.

Shorby dijo...

Ostras O.o
Jajajajaj pues me ha llamado mucho la atención!!

Besotes

Margari dijo...

Pues me has dejado con curiosidad. Y con ese final aún más.
Besotes!!!

Carmen Forján dijo...

La fantasía no es lo mío, Narayani.
Besines, guapa!

Narayani dijo...

Carmen, Goi, para gustos están los colores ;-)

Shorby, Margari, a mí me ha gustado mucho, si os animáis ya nos contaréis qué os ha parecido.

Besos a las cuatro! Y gracias por comentar :)

Meg dijo...

Muy original, no lo conocía, me pongo ahora mismo a cotillear por la red. Un beso!

Tizire dijo...

Me ha gustado el concepto "sirada", no lo conocía! Yo también quiero una de mascota, ejejeje! No me importaría leer este cuento. 1beso!

Chris J. Peake dijo...

Hola Narayani!
Me ha encantado tu reseña, muchas gracias!
Cuánto me alegro de que te haya sorprendido y te haya gustado!
U como mascota, ajajaja, me ha gustado eso! Aunque a ella no le gustaría nada... que sea nuestro secreto.

Lamento que no te convenciera el final. Pienso que me quedó un poco "brusco", pero como tú bien señalas:
"En un cuento, U, cada uno puede ser quien quiera ser. En ello reside la magia de los cuentos."

Te dejo enlace a la web del cuento: http://bit.ly/Sirada
Allí encontrarás relatos paralelos y un mapa interactivo en flash que hice, donde puedes seguir a los personajes por el mapa de Mi Mundo.

Un abrazo y muchas gracias!
Cuando quieras leer algo más, sólo dímelo! será un placer pasarte otro cuento.

Chris.

Narayani dijo...

Tizire, a mí también me gustó el concepto.

Chris, gracias por pasarte y comentar :)

También creo que a U no le habría gustado lo de mascota pero aún así me haría ilusión... :-p

Lo del final no creo que sea brusco, es el final que te pareció mejor y es el que tiene. No es que no me haya gustado, es simplemente que no me lo esperaba (aún le estoy dando vueltas, jeje)
Me pasaré por la página que me dices que tiene buena pinta :)

Con respecto a leer algo más tuyo seguro que sí, que ya he visto otro título que me apetece leer ;-)

Besos!!

MonTse dijo...

Hola!
A mi el final también me descolocó, hubiera preferido que ocurriera lo mismo pero quizá de otra forma, no sé...
Un besote