¿No encuentras algo? Búscalo aquí

miércoles, 17 de enero de 2018

Un bautizo singular - Carlos J. Server


Cuando alguien me dice, o deja por escrito, que una novela es muy divertida, yo suelo echarme a temblar porque mi sentido del humor no es fácil de satisfacer. Esta novela, a pesar de que aseguraba mucha diversión, me llamó la atención lo suficiente como para comprarla. Hace unas semanas la leí y aunque, efectivamente, no consiguió sacarme ninguna carcajada, sí que cumplió el objetivo de entretenerme. No le pedía más.

Argimiro, o Argimirito dependiendo quien le nombre, es un niño de unos pocos meses de edad, que genera un revuelo importante el fin de semana de su bautizo. Por supuesto a él la historia ni le va ni le viene, pero a su familia estos dos días les darán para mucho.

El desencadenante de la historia es que el niño no puede ser más rubio de lo que es y toda la familia es... ¡morena! Sólo hay una persona rubia en todo el cortejo que acompaña a Argimirito, y es el padrino del niño, y mejor amigo de la madre. Habrá quien quiera descartar candidatos a padre de la criatura y quien quiera confirmar sospechas, pero el caso es que el lío está asegurado. Las situaciones rocambolescas se suceden una detrás de otra, y el hecho de que los invitados al bautizo sean todos bastante peculiares ayuda mucho a enredar todavía más las cosas antes de llegar a un final que está bien, pero que es bastante predecible.

La novela, como decía al principio, es entretenida y se lee fácilmente, si bien es cierto que, en mi opinión, podría haberse acortado en algunas partes y no habría pasado nada.

La recomiendo para leer en un par de sentadas; posiblemente lo hagáis con una sonrisa en los labios gran parte del tiempo, aunque eso ya depende de vuestro humor...


8 comentarios:

Marisa G. dijo...

Parte de una idea simpática y aunque no te haya provocado ninguna carcajada, si al menos te ha entretenido, algo es algo. Besos

Margari dijo...

Al menos te has entretenido, que también se agradece. Aunque en esta ocasión no creo que me anime.
Besotes!!!

Mientras Leo dijo...

Es tan difícil hacer reír... al menos a mi me cuesta muchísimo más reír que llorar con una historia.
Echaré un vistazo a esta, pero no me voy convencida del todo. Con este tipo de libros, como vea que no me hace gracia en las primeras cincuenta páginas, me agobio
Besos

Mónica-serendipia dijo...

Coincido con Mientrasleo, hacer reír al lector o hacerle sentir verdadero terror son dos cosas que me parecen muy difíciles en literarura. No conozco al autor, y ya sabes que yo soy más de humor británico, le echaré otro ojo a ver. Besos.

M.Carmen dijo...

Me la anoto para cuando esté un poco de bajón y necesite leer con la sonrisa en los labios.

Besotes

Shorby dijo...

Mmmmm... no me lo llevo.
Soy muy peculiar con este género U.U

Besotes

Lesincele dijo...

Yo soy muy rara con el humor y me cuesta mucho animarme y esta la veo entretenida pero ya. De momento no creo que me anime
Un beso!

Rocío CazaEstrellas dijo...

Este no me llama demasiado, así que no creo que me anime. Un beso!