¿No encuentras algo? Búscalo aquí

lunes, 12 de diciembre de 2016

La historiadora Elizabeth Kostova

Llevo desde abril para hacer esta reseña y la verdad es que, bien por pereza, bien porque no sé por dónde empezar, nunca termino de ponerme con ella. 

Hay tres personajes principales que nos van a contar su historia: El profesor Rossi, Paul (alumno de Rossi) y la hija de Paul. Todos quieren descubrir lo mismo, pero cada uno por un motivo distinto: el lugar en el que se encuentra la tumba de Vlad el Empalador. Así que como ya habréis adivinado estamos ante una novela de vampiros. A través de manuscritos, libros e historias contadas de viva voz se van acercando, y a la vez alejando, a la leyenda. Y es que cuando parecen que están cerca de algo importante otra pista les lleva a la otra parte del mundo y tienen que volver a empezar.

Paul viaja mucho por su trabajo y comienza a llevarse a su hija a sus viajes, donde siempre aprovecha para contarle historias de su pasado que más tarde la ayudarán a buscar la famosa tumba.

Leer la Historiadora es hacer un viaje por países como Bulgaria, Turquía o Rumanía y parecerte que realmente estás allí gracias a las descripciones que Elizabeth Kostova hacer de estos lugares.

La novela me gustó, aunque se me hizo un poco pesada en algunos puntos. Tal vez haya, para mi gusto, mucha historia (que sí, que está relacionada con la que estamos leyendo y es necesaria para el desarrollo de la misma, pero también se podría haber reducido un poco para darle más ritmo a la novela) En cualquier caso el balance de la lectura fue positivo y disfruté mucho leyéndola.

Contuve la respiración.
-¿Él no estaba dentro?
-De ninguna manera. -Los dientes de Georgescu destellaron como el latón y el oro que nos rodeaba -. La documentación escrita dice que fue enterrado aquí, delante del altar [...] Ya puedes suponer la decepción que tuvimos cuando no le encontramos.
¿Decepción?, pensé. Yo consideraba la idea del agujero vacío más aterradora que decepcionante."...

He leído comentarios de gente que dice que el final es demasiado brusco y muy rápido, pero para mí es perfecto. Me cansan ya los finales en los que se dan demasiadas vueltas para llegar a un final que ya sospechas.

En definitiva, recomiendo su lectura siempre que se tome con calma, ya que es un libro de muchas páginas con mucha información nueva en cada una, pero que cuenta una historia interesante y entretenida.

6 comentarios:

Quilu dijo...

Tengo esta novela en casa, sin leer, desde hace mucho tiempo. Tendré que ponerme con ella, lo que cuentas me gusta. Besos

Eyra dijo...

La leí hace mucho tiempo y recuerdo que me gustó mucho. Tengo en casa otra novela de la autora pero aún no he podido leerla.

Un beso

Mónica-serendipia dijo...

Me encantó esta novela, incluso reconozco que tiene capítulos que me pusieron los pelos de punta, la autora sabe cómo mantener el suspense y cómo dar miedito. Como soy historiadora me encantaron las clases magistrales :-))) El final muy bueno, como tú dices. Bss

Margari dijo...

A mí también se me hizo pesada en algunos momentos pero en líneas generales me gustó. Y el final me gustó, apresurado, pero me gustó.
Besotes!!!

Jesús dijo...

La primera vez que supe de esta novela fue en 2006. Estaba en un tren viajando desde Madrid a Cádiz. Alguien estaba leyéndola a mi lado. Desde entonces apenas me he acordado de esta historia. No sé si tiene algo que ver ese trasfondo vampírico, pero no suelen atraerme los libros relacionados con el tema. Sin embargo, con tu reseña me ha apetecido. Si se cruza en mi camino, le daré una oportunidad. ¡Besos!

Isi dijo...

Yo lo escuché hace mil años en audiolibro y la verdad es que me convenció :) Está entretenida la historia.
A mí tampoco me suelen gustar especialmente los libros de vampiros, pero como este tiene ese halo de historia y estudio, me pareció interesante.
Besotes!