¿No encuentras algo? Búscalo aquí

miércoles, 28 de abril de 2010

La ladrona de libros Markus Zusak

Antes siquiera de empezar a escribir sé que la reseña no estará a la altura; sin embargo este es un blog de reseñas de los libros que voy leyendo y no puedo dejar de escribir ninguna. Tengo mil frases para dar comienzo a las ideas que tengo en la cabeza y mil puntos de vista diferentes, pero no soy capaz de decidirme por uno. Así que creo que lo mejor será empezar por contar una pequeña historia en la que a punto estuve de convertirme en una ladrona de libros.

UN PEQUEÑO DETALLE
Estuve a punto.
Lo cual quiere decir que finalmente no me atreví.


Hace varios años, -no sabría decir exactamente cuántos- descubrí un libro en la biblioteca de mi barrio. Por aquel entonces yo no acostumbraba a comprar libros y cada poco tiempo estaba en la biblioteca. Normalmente no iba con un título en la cabeza, sino que simplemente llegaba a la biblioteca y daba vueltas alrededor de todas las estanterias, mirando los títulos y leyendo las sinopsis hasta que daba con un libro que llamaba mi atención. Cuando vi Soldado de la niebla abandonado en una estantería no tuve ninguna duda. Lo cogí y me lo llevé a casa. No recuerdo cuánto tiempo me llevó leerlo y tampoco creo que sea importante en estos momentos, pero lo que sí recuerdo es que el libro me dejó marcada. Sabía que tenía una segunda parte y unos pocos años después lo encontré en otra biblioteca de Madrid. Volví a leer Soldado de la niebla antes de leer la segunda parte y decidí que ese libro tenía que ser mío. -¡Pues compralo como todo el mundo! -estaréis pensando ahora. Sí, si yo quería comprarlo, pero el problema es que el libro estaba descatalogado desde el año 88 si mal no recuerdo. La única opción que tenía era robarlo. Bueno la única opción si quería el libro, claro, porque realmente tenía otra opción... a saber: no robarlo.

Volvieron a pasar varios años y cada vez que entraba en la biblioteca me pasaba a buscar el ejemplar de Soldado de la niebla. Lo abría -siempre por la misma página- y leía un párrafo. Siempre el mismo. Un día de finales del año pasado el libro volvió a mi cabeza como por arte de magia. -Tiene que ser mío... - Tiene que ser mío... - Tiene que ser mío... me decía una voz en mi cabeza. Lo busqué por internet en tiendas de segunda mano, libro antiguo y descatalogado. Imposible. Los pocos ejemplares que había eran carísimos. La idea de robarlo cobró fuerza en mi cabeza a pesar de que sabía que no era capaz de hacerlo. Finalmente el día de nochebuena lo encontré a través de internet en una libreria del centro de Madrid. Costaba 20 euros, lo cual es bastante asequible -aún creo que el librero no sabía el libro que tenía entre sus manos-. Finalmente me cobró 18 euros. No sé porqué me hizo precio-amigo, pero me lo hizo, y además me regaló un separador de libros. Cuando salí de la librería busqué la página 376 y coloqué ahí el separador.

FIN DE MI HISTORIA
Comienzo de la historia de Liesel.
Realmente es la que importa.


Según palabras de la narradora del libro, un corazón de trece años no debería sentirse así. Sin embargo el corazón de Liesel se sentía así y peor.

Llega a Himmelstrasse, en Molching, Alemania, después de varios días de viaje en tren. Iba con su madre y con su hermano pequeño pero sólo ella llegó a su destino. La labor de la madre era conducirles hasta la familia de acogida, pero después volvería sobre sus pasos. El hermano ni siquiera llegó a la estación de tren donde le esperaban.

Una vez en el barrio nuevo Liesel tiene que aprender a convivir con una nueva familia, el matrimonio Hubberman, que a pesar de no tener mucho se desvive -cada uno a su manera- por hacerla feliz y darle lo que su madre y su padre no pudieron.

Cargado de personajes entrañables, como el vecino y mejor amigo de Liesel, Rudy; la mujer del alcalde que le regala libros; o un judío oculto en un sótano que le escribe historias, La ladrona de libros se ha convertido en uno de mis libros preferidos. No me he cansado ni una sola vez de leerlo. Ni he tenido la necesidad de parar y volver atrás por no entender algo. Y lo más importante, el libro me ha conmovido y me ha dado que pensar. Cualquier historia escrita, narrada o filmada sobre el holocausto tiene para mí un gusto agridulce y esta novela no iba a ser menos. Estoy segura de que historias como la de Liesel y toda la gente que la rodeó existieron de verdad a montones. Gente que es capaz de arriesgar su vida por salvar a otra persona. Este tipo de historias hacen que no pierda la fe en el ser humano.

Toda la novela está narrada de forma magistral por una espectadora ajena a las vidas de los personajes que, a pesar de ser decisiva en la historia, no es capaz de decidir en ningún momento el destino de nadie.

--Vi a la ladrona de libros en tres ocasiones.
--Sí, la recuerdo a menudo y conservo su historia en uno de mis múltiples bolsillos para contarla una y otra vez. Es una más de la pequeña legión que llevo conmigo, cada una de ellas es extraordinaria a su modo. Todas son un intento, un extraordinario intento de demostrarme que vosotros, y la existencia humana, valéis la pena.
--Aquí está una más entre tantas.
--La ladrona de libros.
--Si te apetece, ven conmigo. Te contaré una historia.
--Te mostraré algo.

Por supuesto los libros son una parte muy importante en esta historia. Liesel apenas sabe leer y escribir cuando llega a Himmelstrasse, pero después de robar un primer libro le pide a su padre adoptivo que le enseñe. Pasan noches en vela aprendiendo primero las letras del abecedario y los significados de las palabras después, y termina por devorar los libros que caen en sus manos, ya sea en forma de regalo o de pequeño hurto.

Los libros acompañan a la narradora durante toda la historia, y apostaría a que más de una vez se entretuvo más de la cuenta escuchándola leer en voz alta.

Por último destacar el estilo de narración. Siempre con prisas, sin dejar espacio para el suspense. Casi desde el primer momento sabes quien vive y quien muere. Quien continua en la historia y quien no, con lo cual cuando se acerca el final del libro llegas mentalmente preparado para leer lo que viene a continuación. O eso te crees. Porque a pesar de conocer cómo acaba, de conocer cada uno de los detalles, no puedes evitar sentir un nudo que se forma en el estómago, que sube por la garganta y que parece que ni siquiera te deja tragar las lágrimas que se agolpan en tus ojos.

NOTA A TENER EN CUENTA
Creías que estabas preparado...
pero no era verdad.
En ninguno de los casos.
De ninguna manera

Si hubiera podido ver arrodillada a la ladrona de libros junto a su cuerpo diezmado, habría gritado de alegría y girado sobre sí mismo y sonreído. Le habría encantado contemplarla besándole los polvorientos labios devastados por las bombas.
--Sí, lo sé.
--En la profunda oscuridad de mi corazón de siniestros latidos, lo sé. Le habría gustado, sin duda.
--¿Lo ves?
--Hasta la muerte tiene corazón.

10 comentarios:

Coltra dijo...

Buena entrada :), tiene buena pinta "soldado de la niebla", no lo conocía pero lo apunto para leerlo.
saludos.

Narayani dijo...

Soldado de la niebla cuenta la historia de Latro, un mercenario griego que sufre un accidente que le roba la memoria a largo plazo. Sólo puede recordar lo que vive durante un día, por eso se decide a escribir todo lo que le pasa día tras día... Está bien aunque la Ladrona de libros me ha gustado más :-)

Isi dijo...

Me ha gustado tu historia de "casi ladrona" jeje, menos mal que al final pudiste hacer con el libro por otros métodos.
La ladrona de libros lo leí y me gustó mucho. Como dices, a pesar de saber quién queda y quién no, no estás preparado cuando sucede.
Me gustó mucho el padre adoptivo y también el judío que esconden. Es una historia muy bonita.

Narayani dijo...

Ya, además deja un final muy abierto en relación a lo que pasa al final cuando se reencuentran dos de los personajes (qué complicado es contar algunas cosas si no quieres que la gente se entere de qué estás hablando, eh?) A mí me gustó pensar que siguieron juntos muuuucho, muuuuucho tiempo.

Eva dijo...

Narayani, tú historia es muy bonita. Todos tenemos una historia, ¿no?
En cuanto a la ladrona de libros es una novela que simplemente me dolió. Preciosa, entrañable y dolorosa, muy dolorosa. ¡Qué sorpresa me lleve con el padre adoptivo de la niña!!!!

Narayani dijo...

Ya, es una de las historias que creo que más hondo me ha llegado. La mayoría de los personajes me parecen entrañables. No sé si podría quedarme sólo con uno de ellos.

M. dijo...

Yo tb considero que la Ladrona de libros e uno d los mejores libros que he leido. Te sigo!

Visitame en cargadadelibros.blogspot.com

Eva dijo...

Me gusta mucho tu reseña¡¡¡ Yo tb me quedo¡¡

Un saludo¡¡

Narayani dijo...

Gracias M. y Eva!

Eva, tu blog me ha gustado mucho :-)

M. me pasaré por el tuyo en cuanto pueda (estoy en el curro y no puedo navegar demasiado)

Besos a las dos y mucha suerte!!

Jevy dijo...

Una reseña genial!! Me lo pido para reyes!! :-)
Mucha suerte en el concurso, ya he dejado por allí mi voto!